Pasar al contenido principal

5 previsiones del FMI sobre el futuro inmediato de la economía española

Dos economistas analizan varias pantallas con resultados económicos
Getty Images
  • El FMI empeora ligeramente sus previsiones de PIB, deuda pública y empleo para España en sus perspectivas económicas de otoño.
  • Respecto al déficit, el Fondo pronostica que, a partir de 2019, España se desviará de nuevo de los objetivos presupuestarios pactados con Bruselas.
  • Además del FMI, el Banco de España, Funcas y la Airef también han corregido a la baja recientemente sus previsiones sobre PIB y déficit.

La imagen de la economía española en 2023 que muestran las últimas perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional se parece bastante a la de 2018. De hecho, las proyecciones del organismo que dirige Christine Lagarde estiman que el déficit y la inflación regresarán dentro de 5 años a los actuales niveles, mientras que ha corregido a la baja su pronóstico para la reducción del desempleo y de la deuda.

Las Perspectivas de la Economía Mundial de octubre, entre otras conclusiones, advierten del estancamiento de la economía global y reducen las expectativas de crecimiento a corto y medio plazo tanto para las economías avanzadas como para las emergentes.

Pero, respecto a España, el FMI mantiene la mayoría de pronósticos en el mismo nivel que en las ediciones anteriores, publicadas en abril y julio de este año. 

Leer más: Los analistas enfrían las previsiones de crecimiento, empleo y déficit de España

De hecho, y a pesar de las últimas correcciones en los datos, las previsiones de crecimiento siguen superando la media europea, mientras que las de déficit para este año corroboran que España podrá abandonar el procedimiento correctivo en el que la UE la incluyó en 2009.

Sin embargo, el documento del FMI apuntan a un escenario preocupante en los próximos cinco años en lo que se refiere a desequilibrios presupuestarios, corrección de la deuda pública y paro.

Déficit: 2,7% en 2018 y 2,7% en 2023

La ministra de Economía, Nadia Calviño
La ministra de Economía, Nadia Calviño Ministerio de Economía

La mayor corrección en las previsiones del FMI para España se produce en el capítulo del déficit, elevando dos décimas su previsión para este año hasta el 2,7% y tres décimas las de 2019, en este caso hasta el 2,3%.

Esta estimación supone que España cumpliría sus objetivos para 2018, con lo que abandonaría el procedimiento de déficit excesivo europeo, del que es actualmente el único país integrante.

Sin embargo, la predicción del FMI para el próximo año se desvía medio punto porcentual de los objetivos marcados por el Gobierno de Pedro Sánchez y comprometidos con Bruselas, de un 1,8%. Todo ello, después de que la ministra de Economía, Nadia Calviño, modificase las metas que dejó fijadas el ejecutivo anterior, que preveían un desajuste del 2,2% en 2018 y del 1,3% en 2019.

Desde Funcas se destaca que "después de la suavización del objetivo, la mayoría de los panelistas sostiene que se cumplirá el objetivo de déficit este año, pero no el próximo".

Así, los 18 entidades y casas de análisis que conforman su panel han elevado dos décimas el desequilibrio presupuestario esperado para 2018 y 2019, hasta el 2,7% y el 2% del PIB, respectivamente.

Por este motivo, el Fondo reiteró la semana pasada su petición al Gobierno para que incluya en los próximos presupuestos medidas “creíbles” que ayuden a cumplir los objetivos de déficit. Además, de cara al futuro, el FMI pinta una situación preocupante, dado que augura que en 2020 el déficit volverá a repuntar hasta el 2,4% y alcanzará el 2,7% en 2023, a ritmo de una décima más cada año.

 

PIB: 2,7% en 2018 y 1,65% en 2023

Volkswagen Polo en la fábrica de Navarra
Volkswagen

En lo que respecta al PIB, las previsiones del FMI son mayoritariamente positivas. Sin embargo, el Fondo ha reducido una décima sus anteriores previsiones y calcula que el crecimiento alcanzará este año el 2,7%. Este pronóstico está en línea con el del Gobierno y con el del Panel de Funcas, mientras que el Banco de España augura que el avance no pase de un 2,6%.

De cara a 2019, el Fondo ha mantenido su pronóstico de un crecimiento del 2,2%, que se iría ralentizando paulatinamente en los años siguientes para establecerse en el 1,65% del PIB en 2022 y 2023. Pese a la reducción del ritmo de avance interanual del PIB, estos datos significan que España seguiría por encima de la media de la eurozona durante el próximo lustro.

Mientras, los análisis en España son más optimistas respecto al crecimiento a corto plazo. BBVA Research estima un crecimiento del 2,9% este año y del 2,5% el siguiente, el Banco de España espera un 2,6% en 2018, un 2,2% en 2019 y un 2% en 2020, mientras que el Panel de Funcas apuesta por un avance del 2,7% en 2019 y del 2,3% en 2019.
 

Deuda pública: 97,2% del PIB en 2018, 92,6% en 2023

Sede central del Banco de España en la plaza de Cibeles en Madrid
Sede central del Banco de España en la plaza de Cibeles en Madrid Banco de España

El FMI incluye a España en su advertencia sobre el creciente endeudamiento público en las economías avanzadas, que estima que no se reducirá por debajo de la cota del 100% del PIB hasta dentro de 5 años. En el caso de España, las previsiones del organismo que preside Christine Lagarde muestran un ritmo similar a los objetivos de reducción paulatina de la deuda pública marcados por el Ejecutivo.

Sin embargo, el Fondo ha pronosticado que esa reducción será menor de lo esperado. Así, estima que la deuda cerrará el año en el 97,2% del PIB, medio punto más de lo que preveía en abril, mientras que ha aumentado un punto su estimación para 2021 y 2,7 puntos la de 2023.

Sin embargo, el nivel actual del endeudamiento público sigue en niveles históricos y los analistas no prevén un cambio de trayectoria muy destacado.

Leer más: 4 indicadores que muestran cómo la economía española se está enfriando (aunque los expertos dudan de hasta dónde)

Así, Funcas advierte de que la deuda pública española es "una de las más elevadas de Europa" y estima que cerrará el año en el 97,5% y que en 2019 se situará en el 95,9% del PIB, en un tono más pesimista que el del FMI. Mientras, el Banco de España ha advertido de que los avances en la corrección del déficit en el actual "marco de incertidumbre" deben ser compatibles con la necesidad de reducir la deuda pública.

Paro: 15,6% en 2018 y 13,8% en 2023

Un grupo de parados hace cola ante una oficina de empleo
Getty Images

En sus perspectivas económicas, el FMI incluye una mención sobre el desempleo, señalando que "en España hay que reimpulsar el programa de reformas estructurales diseñado para aumentar la eficacia de las políticas activas en el mercado laboral y reducir la segmentación del mercado del trabajo".

Todo ello, para contrarrestar la desaceleración global de la economía y la corrección a la baja de los indicadores de España, que el Fondo prevé que se traduzca en una menor reducción del desempleo de la inicialmente esperada. Por eso, augura que esta ralentización no se notará este año ni el próximo, pero sí ha elevado dos décimas su estimación de la tasa de paro de 2023, hasta el 13,8%.

Este pronóstico contradice directamente los objetivos de creación de empleo del Cuadro Macroeconómico 2018-2021, que augura 400.000 nuevos puestos de trabajo al año para situar la tasa de paro en el 11% en 2021. Funcas, por su parte, también es más optimista que el FMI y estima que "la tasa de paro se reduciría hasta el 13,5% a finales de 2019", una previsión que coincide con la de BBVA Research.

Inflación: 1,8% en 2018 y 1,9% en 2023

Una mujer hace sus compras en un mercado de Madrid
Una mujer hace sus compras en un mercado de Madrid Reuters

El IPC ha cobrado protagonismo en España durante los últimos meses por su vinculación a la revalorización de las pensiones. Si atendemos a las expectativas del FMI, los precios al consumidor seguirán un tono alcista a lo largo de los próximos 5 años, en los que el IPC pasará del 1,8% en 2018 y 2019 a elevarse paulatinamente al 1,9% en 2023, lo que encarecerá la factura de las prestaciones de jubilación a las arcas del Estado.

La trayectoria de los precios que augura el FMI contrasta con las estimaciones de los organismos españoles, que prevén una desaceleración en este componente. Así, el Banco de España ha recortado las previsiones de inflación armonizada en su último boletín económico hasta el 1,7% en 2019 y el 1,5% en 2020, mientras que el consenso del Panel de Funcas, que agrupa a 18 entidades de análisis, apuesta por un IPC del 1,6% el año que viene.

Y además