5 salsas del supermercado que son más sanas si las haces en casa

Salsa casera

Getty Images

Pocas personas hay que rechacen un buen chorro de kétchup en sus patatas fritas, o que no saliven ante una pasta con pesto, o que ante ese alioli de la abuela sientan una punzada de hambre en el estómago. 

Hacer en casa tus salsas favoritas del supermercado es una manera ideal de restarles aditivos, calorías, sal o azúcar a los condimentos más populares que abarrotan los lineales.

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo por comer ajo todos los días

Cocinarlas te permitirá aprovechar el excedente de productos que están de temporada, como es el caso del tomate en verano

Además de apostar por una alimentación más saludable, estas salsas caseras más sanas te permitirán ahorrar en la cesta de la compra, hacer la cantidad que deseas y animar el picoteo incorporando tus especias favoritas, o incluso un poco más de picante.

Mayonesa

Con el calor debes tener cuidado con alimentos como la mayonesa.

La mayonesa es todo un clásico para acompañar numerosos platos, desde la ensaladilla rusa al bacalao al horno, los huevos rellenos, los espárragos o los navideños langostinos. 

Mientras que la mayonesa industrial puede tener exceso de sodio y de aceites refinados, la mayonesa casera puede ser un producto saludable. Para ello, debes utilizar aceite de oliva y no pasarte con la sal. Solamente precisas 4 ingredientes: huevo a temperatura ambiente, sal, aceite y vinagre o zumo de limón.

También es posible hacer una mayonesa casera sin aceite ?con muchas menos calorías e ingredientes como el queso fresco y el huevo duro? o, si no quieres incluir huevo ni ningún otro producto de origen animal, la veganesa, empleando leche vegetal de soja o incluso frutos secos. 

Alioli

Alioli

El alioli es otra salsa que debido a su alto contenido calórico por la presencia de aceite, debe consumirse con cautela y no a cucharadas, pero que resulta un condimento totalmente saludable si la preparas en casa, empleando ingredientes de buena calidad como el aceite de oliva.

Este es el orden correcto para aliñar una ensalada (y un par de trucos extra para que quede perfecta)

A grandes rasgos, el alioli es mayonesa con ajo. Una ventaja de la versión casera es echarle la cantidad exacta para que esté a tu gusto, sin que quede demasiado fuerte. Algunas personas le echan una punta de mostaza. 

También existen versiones más ligeras o de "falso alioli", como esta de Gastronomía y Cía, que utiliza queso fresco desnatado.

Pesto

Pesto

El pesto es una de las salsas más emblemáticas de la cocina italiana, con origen en Génova. Su nombre significa literalmente machacar, por lo que para preparar pesto en casa deberás sacar a trabajar el mortero y utilizar sus 5 ingredientes principales: albahaca, ajo, piñones, aceite de oliva virgen extra y queso parmigiano reggiano.

El pesto disponible en el supermercado no tiene color en términos de sabor, y puede contener más aditivos, sodio o aceites de peor calidad. En cambio, al hacerlo en casa disfrutarás de una salsa sana, rica en grasas saludables, proteínas y nutrientes como la vitamina E, el potasio, el magnesio, el zinc o el hierro.

Barbacoa

Salsa barbacoa

La salsa barbacoa, como su propio nombre indica, es muy utilizada en parrilladas y para condimentar diferentes cortes de carne como las hamburguesas, o las tradicionales alitas de pollo. En realidad, es una opción rica y dulzona para animar cualquier plato, como las verduras a la brasa o la coliflor al horno.

En vez de optar por la versión de bote, caracterizada por demasiado azúcar, miel, soja y ketchup; prueba a hacer tu propia salsa barbacoa casera y alucina con el resultado. Puedes prepararla con vinagre, zuumo de manzana, tomate triturado, tabasco y especias co,o el ajo o la cebolla en polvo (entre otros ingredientes). 

Si tienes tiempo, haz un sofrito a fuego lento, añade tomate concentrado para potenciar el sabor o, en días especiales, prueba con un ingrediente secreto que le dará ese punto pegajoso... la Coca-Cola. 

Kétchup

Kétchup

Desde Directo al Paladarexplican cómo hacer kétchup casero más saludable. Solamente necesitas cebolla, ajo, pimiento verde, tomate maduro, azúcar moreno, vinagre de manzana y especias como el pimentón dulce, la canela molida, la pimienta negra y la mostaza en polvo. Son opcionales la guindilla o el clavo.

La versión casera del kétchup es mucho más saludable porque el de bote del supermercado contiene demasiada sal, mucho azúcar, un concentrado de tomate pequeño y escaso aporte nutricional. Sin embargo, de este modo podrás consumir verduras y especias saludables y un sabor intenso y rico. 

Otros artículos interesantes:

Los trucos de la abuela para que nunca se te corte la mayonesa (y 4 formas de arreglar una que ya está estropeada)

Del kétchup al guacamole pasando por la soja: ¿son saludables tus salsas favoritas?

Aliño de aceitunas casero: cómo preparar olivas gazpachas, chupadedos o de la abuela

Te recomendamos