Pasar al contenido principal

5 teorías de la conspiración en torno al hundimiento del Titanic

Algunos teóricos de la conspiración culpan del desastre del Titanic a J.P. Morgan.
Algunos teóricos de la conspiración culpan del desastre del Titanic a J.P. Morgan. Topical Press Agency / Stringer / Getty Images, Wikimedia Commons
  • El Titanic se hundió el 15 de abril de 1912 y acabó con la vida de más de 1.500 personas.
  • Desde entonces, han circulado numerosas teorías conspirativas en torno a la naturaleza del hundimiento.
  • Algunas de las acusaciones están bastante extendidas, como la idea de que una maldición egipcia condenó al transatlántico.

El Titanic sigue siendo una de las catástrofes más famosas de la historia.

En su viaje inaugural a la ciudad de Nueva York, el transatlántico chocó contra un iceberg frente a la costa de Terranova, lo que dañó gravemente su casco. El Titanic desapareció bajo las oscuras olas del Atlántico Norte en la madrugada del 15 de abril de 1912. Más de 1.500 personas perdieron la vida y el lujoso barco de pasajeros se convirtió en un emblema de la desgracia.

El hundimiento del Titanic provocó un revuelo mediático, una revisión de las prácticas de seguridad marítima y un montón de reconstrucciones ficticias de lo que sucedió aquella fría noche de abril hace más de cien años.

Dado el nivel de interés público y escrutinio, no es sorprendente que hayan surgido numerosas teorías de la conspiración acerca del destino de la nave. Algunas son fantasiosas, como la idea de que una momia maldita estaba a bordo del barco. Otros alegan que la tragedia fue el resultado de una estafa al seguro, o un intento de JP Morgan de librarse de algunos rivales poderosos.

Estas son 5 teorías de la conspiración en torno al hundimiento del Titanic:

El Titanic estaba marcado por un controvertido mensaje secreto

El papa Pío X.
El papa Pío X. Wikimedia Commons

Hay una teoría conspirativa sobre el Titanic ha estado flotando en el aire durante años.

En primer lugar, es importante señalar que el Titanic fue construido en la ciudad de Belfast por la empresa de construcción naval Harland and Wolff.

La teoría de la conspiración es que los trabajadores católicos reaccionaron horrorizados cuando el número de casco del nuevo barco –3909 04– fue revelado.

¿La razón? Si le das la vuelta al 3909 04, parece que diga: "NO POPE" (en español, "abajo el papa"). En cuanto a la teoría, los obreros católicos vieron esto como una blasfemia, y se mostraron preocupados ante la posibilidad de que el barco sufriera daños a consecuencia de ello.

Pero esta teoría presenta una serie de problemas, que la página web Snopes, encargada de validar o invalidar leyendas urbanas, también ha desacreditado.

Para empezar, Harland y Wollff asignaron al Titanic una el número 401. El número 3909 04 sería una invención.

Además, supuestamente no hubo trabajadores católicos disponibles que pudieran haber advertido a sus compañeros protestantes acerca del problema respecto al número del casco.

En 1886, los empleados protestantes de Harland y Wolff lanzaron un ataque a gran escala contra sus compañeros católicos, según el libro The Invention of the White Race. El resultado fue un éxodo de los trabajadores católicos del astillero, que era la mayor empresa contratante de Belfast por ese entonces.

En Irish Blood, English Heart, Ulster Fry: Return Journeys to Ireland, Annie Caulfield escribe que, "en el siglo XX, Harland y Wolff tenían fama de contratar únicamente a protestantes".

El Titanic estaba condenado debido a la maldición de una momia.

Algunas personas piensan que el Titanic estaba condenado debido a la maldición de una momia.
Ronen Zvulun/Reuters

¿Una momia antigua pudo haber sentenciado el destino del Titanic?

No. El error humano y la escasez de botes salvavidas provocaron la catástrofe marítima.

Sin embargo, la idea de que una antigua maldición hundió el barco es una de las teorías de la conspiración más extravagantes que surgieron tras el desastre.

Según la leyenda, una antigua princesa momificada dejó un rastro de muerte y devastación a través de Inglaterra a principios del siglo XX después de que fuera hallada en unas excavaciones y la sacaran de Egipto.

Una vez que la asediada comunidad de coleccionistas de arte y profesionales de museos británicos se hartó de la momia embrujada, un arqueólogo estadounidense se abalanzó sobre ella para comprarla. Ignorando las advertencias de sus amigos, quiso regresar a Nueva York con su nueva adquisición.

Pero el desafortunado erudito y la momia nunca llegaron a alcanzar los Estados Unidos. Porque, he aquí, ¡el nombre del barco en el que zarparon era el Titanic!

La teoría es popular, pero también completamente inverosímil. Snopes desacreditó la historia, señalando que, incluso sin tener en cuenta los elementos fantásticos de la teoría, no había ninguna momia a bordo del barco.

Sin embargo, eso no ha impedido que se culpe a la llamada "momia desafortunada" del Museo Británico por el hundimiento del barco.

La nave fue atacada por un submarino

Una representación artística de un ataque submarino en 1915.
Una representación artística de un ataque submarino en 1915. Wikimedia Commons

El del Titanic es conocido como uno de los mayores desastres marítimos en tiempos de paz de la historia. La tragedia sucedió dos años antes del inicio de la Primera Guerra Mundial. Pero hay quienes todavía especulan que un submarino alemán estaría detrás del hundimiento del barco.

Si tal teoría fuese cierta, el hundimiento del Titanic habría sido precursor al del Lusitania. En 1915, un submarino alemán atacó el transatlántico británico situado frente a la costa de Irlanda, acabando con la vida de 1.198 personas.

Aunque la teoría carece de pruebas, ciertamente no se encuentra fuera del ámbito de lo posible.

Varios supervivientes del Titanic declararon haber avistado "un barco no identificado a aproximadamente cinco o seis millas de distancia" del navío que se estaba hundiendo, el cual supuestamente permaneció en la superficie hasta las 2 de la madrugada, de acuerdo con el artículo del Dr. Franklin Ruehl's para The Huffington Post. Ruehl especuló que posiblemente se tratase de "un submarino que había emergido a la superficie para evaluar el daño que había causado, después de lo cual se escondió", y también citó testimonios de supervivientes que declaraban haber escuchado una serie de explosiones que parecían estallar contra el barco a gran profundidad.

"El submarino pudo haber atacado deliberadamente al lujoso transatlántico o haber chocado accidentalmente contra él", escribió Ruehl.
 

El Titanic nunca se hundió

El Titanic.
El Titanic. Topical Press Agency / Stringer / Getty Images

¿Y si el Titanic nunca se llegó a hundir?

Esa es la idea que apoya una teoría de la conspiración en particular. De acuerdo con este planteamiento, el Olympic –un barco más viejo y casi idéntico al Titanic– habría sido en realidad el que se hundió cerca de la provincia de Terranova.

¿Pero cuál habría sido la razón para intercambiar los barcos en secreto?

En el libro Titanic: The Ship That Never Sank?, el investigador Robin Gardiner escribió que todo el desastre fue el resultado de una estafa al seguro por parte de la Compañía Internacional de la Marina Mercante, propietaria de la White Star Line. El Olympic y el Titanic eran barcos pertenecientes a la White Star Line.

Según la teoría de Gardiner, el problema comenzó cuando el Olympic se estrelló contra un buque de guerra en 1911, y fue declarado culpable del accidente en una investigación posterior. Como resultado, la White Star Line –una empresa subsidiaria de IMM– no pudo cobrar el pago del seguro.

Gardiner impulsó la teoría de que la línea habría arreglado el Olympic lo mejor que pudo, y lo hizo pasar por el Titanic. Al permitir que el barco averiado continuara navegando bajo un nombre falso, la compañía podía cobrar el pago del seguro cuando se hundiera.

La supuesta intención no era cobrarse la vida de nadie a bordo. Si el plan hubiera salido bien, el barco se habría hundido lentamente y próximo a otro barco que posteriormente podría rescatar a la tripulación y a los pasajeros. Entonces, ¿qué salió mal? Según Gardiner, el transatlántico terminó atropellando accidentalmente a un barco de rescate a causa de la oscuridad, que los pasajeros y los miembros de la tripulación confundieron con un iceberg.

El blog Ultimate Titanic informó que, a pesar de la teoría de Gardiner, todos los objetos datados que fueron extraídos del naufragio del Titanic tenían el número de serie 401. Sin embargo, el número de serie del Olympic era el 400.

Es más, el autor de Conspiracies at Sea: Titanic and LusitaniaJ. Kent Layton, escribió que, antes de que el Olympic fueran desmantelado, sus piezas de madera se pusieron a la venta. "Nunca, ni una sola vez, ha aparecido una sola pieza de madera del Olympic con el número de serie "401" estampado en el reverso," aseguró Layton.

JP Morgan está detrás de todo

JP Morgan.
JP Morgan. Wikimedia Commons

Este rumor tiene todos los ingredientes necesarios para elaborar una teoría de conspiración. Un hombre lo suficientemente poderoso y rico como para jugar a ser Dios. Métodos de asesinato demasiado complejos. Un suceso con multitud de víctimas. El Banco de la Reserva Federal.

Hay una teoría que propone que JP Morgan habría hundido el Titanic con el fin de allanar el camino para el establecimiento del Banco de la Reserva Federal en los Estados Unidos. Se dice que el millonario John Jacob Astor, el magnate minero Benjamin Guggenheim y el copropietario de Macy's, Isidor Straus, se opusieron a la creación del banco.

Estos tres hombres ricos perdieron la vida en la tragedia del Titanic.

Astor fue visto por última vez aferrado al extremo de una balsa. Guggenheim, cuyo cuerpo nunca fue recuperado, supuestamente se puso una rosa en su ojal y bromeó: "nos hemos vestido con nuestras mejores galas y estamos preparados para morir como caballeros". Y Straus murió junto a su esposa Ida, quien se negó a abandonar a su esposo mientras el barco se hundía.

Pero Morgan se libró de la muerte y la tragedia cuando canceló su viaje en último momento. El poderoso banquero era propietario del IMM, que a su vez era dueño de la White Star Line. Como tal, tenía su propia suite personal, en la cubierta de proa, y un baño especialmente diseñado para él en el barco.

Morgan tenía que estar en el barco, pero decidió cancelar su asistencia al viaje inaugural en el último segundo. The Pittsburgh Post-Gazette informó que decidió quedarse en Europa para comprar tapices para su colección de arte.

Entonces, ¿qué razón podría haber tenido Morgan para hundir su propio barco? Los teóricos de la conspiración dicen que, con el fin de eliminar la oposición al Banco de la Reserva Federal, Morgan de alguna manera convenció a todos sus rivales para que navegaran en el viaje inaugural, para poder hundirlo.

Pero Layton señaló que es casi inimaginable que Morgan pudiera haber conseguido que sus tres principales rivales viajaran en el Titanic.  

"Seguramente tenía que haber formas más fáciles de llevar a cabo el plan". Layton escribió. "Y lo que es más importante: ¿cómo es que nadie llegó a declarar en ningún momento: "Sí, ayudé a preparar el hundimiento del Titanic para matar a tres hombres que se oponían a la formación de la Reserva Federal de los Estados Unidos"?"
 

Te puede interesar