5 trucos para conseguir que los hielos se conserven (casi intactos) por más tiempo

cubitos de hielo

Getty Images

Es posible que ya hayas hecho tu primera escapada con el buen tiempo y, tanto si ha sido a la montaña o a un clima más cálido porque eres más de mar, si te has llevado la comida con una nevera y hielos para que todo esté bien fresquito, sabrás que no hay nada peor, que llegar y que todo sea agua. 

Ante esto se han creado utensilios muy útiles como los bloques de plástico que se meten al congelador, pero siendo honestos, no enfrían de la misma manera. 

Las mejores máquinas para hacer hielo que puedes comprar

Pero tranquilos, por muy difícil que parezca hay estrategias que garantizan que tus hielos duren más tiempo. Estas son algunas de ellas:

1. Hierve el agua de tus hielos

agua hirviendo

Sí parece una locura, hacer hielos con agua caliente, pero funciona de esta manera: cuando hierves el agua eliminas algunas burbujas que se crean cuando el agua está fría o del tiempo, de este modo, los hielos que creas son más compactos. 

Simplemente hierve el agua y llena tu cubitera, con esta nueva manera de hacerlos te aseguras que sean de larga duración. ¡Facilísimo!

2. Añade sal para que se conserve por más tiempo

En el vídeo explican de manera muy sencilla cómo actúa la sal respecto al hielo. Y lo cierto es que además de conservar la temperatura, la modifica

Por eso, si vas a llevar tu nevera cargada de bebidas, recuerda añadir sal gruesa para asegurarte de que tus hielos duran el mayor tiempo posible.

3. Forra la nevera

Amigos con nevera

Este consejo no tiene más misterio que aislar el hielo, de esta manera el calor externo no incidirá en él de manera tan directa como si estuviera desprotegido. 

Puedes hacerlo de diferentes maneras por ejemplo, puedes forrar la nevera por dentro con papel de aluminio, también funciona con las latas si las has metido frías, o puedes poner una toalla o paño húmedo dentro. 

También funciona poner esa toalla o paño por fuera, la cuestión es recubrir la superficie para que no se sobrecaliente. 

4. El tamaño sí importa

cubo de hielo grande

Si ya has puesto en práctica los consejos anteriores solo te queda mejorar tu técnica haciendo cubos de hielo grandes. 

Cuanto más grande es el hielo menos superficie de este está en contacto con materiales que pueden hacer que se derrita, en cambio cuando le hielo es más pequeño esmás vulnerable a estar constantemente derritiéndose. 

5. Ayúdate

hielos

De la misma manera que antes se comentaba que los bloques de plástico con líquidos especiales no enfrían de la misma forma, sí pueden ayudar a mantener la temperatura de los hielos en la nevera o recipiente que estés utilizando. 

Ni que decir tiene que debes dejar la nevera a la sombra, al final, cualquier herramienta que baje la temperatura ayudará a que todo se mantenga más frío por más tiempo.

Otros artículos interesantes:

Descubren una nueva forma de hielo que podría estar ligada a exoplanetas habitables lejos del sistema solar

Las mejores máquinas para hacer hielo que puedes comprar

Cuánto tiempo dura cada alimento en la nevera sin estropearse

Te recomendamos