5 efectivos trucos para acabar con las manchas amarillas y el olor a sudor en la ropa

Manchas de sudor en la camiseta

Getty Images

  • Existen varios trucos sencillos para acabar con las manchas de sudor en las camisetas y otras prendas de ropa, evitando que se pongan amarillas y que se quede en ellas un hedor persistente. 
  • Las manchas y los malos olores se producen al formarse bacterias en la tela. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Sudar es un fenómeno humano inevitable con el calor, los nervios o la práctica de deporte, pero lo malo es que puede arruinarte tu camiseta favorita y dejar esas espantosas manchas amarillas en las axilas y otras zonas, además de un olor desagradable que no siempre se esfuma de todo con el lavado. 

Desde Rexona explican la procedencia de las marcas de sudor amarillas en la ropa: aunque el sudor es transparente, la sal, las proteínas y la grasa se mezclan y dejan un residuo. Las sales de aluminio presentes en tu desodorante son las grandes culpables de que tu camiseta favorita amarillee.

Lo mismo sucede con el olor a sudor: en sí mismo, este fluido corporal es estéril, pero tal y como apunta a The Guardian Georgia McCorkill, profesora de moda en la Universidad RMIT, "cuando se mezcla con las bacterias de la piel, se producen los olores que asociamos con el sudor".

¿Cómo evitar estos fenómenos? Existen varias claves que deberías anotarte a fuego para evitar que el amarillo del sudor y su tufo condenen a tus prendas al ostracismo.

Lava inmediatamente la ropa después de usarla

Lavadora

engin akyurt/Unsplash

Las manchas y los olores se producen cuando se forman bacterias en la tela, por lo que lo mejor es lavar la ropa inmediatamente después de utilizarla, impidiendo el crecimiento bacteriano. 

Si haces deporte es mejor emplear ropa fresca, ligera y que transpire. 

Ventila la ropa en el costado de la cesta de ropa

Es importante ventilar la ropa en el costado de las cestas de la ropa para que nunca estén sudorosas en la parte inferior. 

Para la colada se recomienda lavar la ropa manchada de sudor en un ciclo frío con un detergente líquido antes de colgarlo para que se seque.

Para los tejidos especialmente delicados, es mejor el lavado a mano o dejarlo en la tintorería. 

Limpia las zonas más sudorosas después de hacer ejercicio

Deporte

Alora Griffiths/Unsplash

Te ahorrarás disgustos si lavas las manchas justo después de la actividad física. Puedes hacerlo con jabones naturales como aceite de coco o eucalipto. 

Las manchas de sudor pueden requerir más atención o temperaturas más altas que el ciclo de lavado recomendado para el resto de la prenda. Frota con ahínco esa zona hasta que la mancha desaparezca. 

Utiliza fibras y desodorantes naturales

Desodorante natural

Getty Images

Debes saber que las fibras naturales como el algodón, la lana y la seda reaccionan de manera diferente al sudor que las fibras sintéticas como el poliéster y el elastano. Estas últimas acumulan el olor, incluso después de los lavados

¿Por qué? Este material tiene la misma composición molecular que el plástico, por lo que no deja respirar. Una investigación llevada a cabo en 2016 en Noruega descubrió que incluso las telas sintéticas que controlan el olor huelen peor que las fibras naturales con el tiempo.

Cuánto más natural es la fibra, menos posibilidades de olor. Escoge ropa de algodón que responda a tu temperatura corporal.

También debes apostar por desodorantes naturales. Mira su etiqueta para comprobar que no tienen aluminio: este antitranspirante es responsable de las marcas de sudor. 

Recurre al truco maestro

Bicarbonato

Getty Images

Según Thompsontee, puedes recurrir a la siguiente fórmula: mezcla una taza y media de bicarbonato de sodio, un par de cucharaditas de peróxido de hidrógeno y cucharadita y media de sal. 

Humedece primero las manchas con agua fría, aplica la mezcla en las manchas amarillas y deja que la mezcla repose durante media hora aproximadamente.

Frota la mezcla en las manchas con cualquier cepillo de cerdas cortas, como un cepillo de dientes viejo o uno para fregar.

Enjuaga, luego lave a máquina en agua fría durante un ciclo de lavado y deja que la prenda seque como de costumbre.

¿Y si el mal ya está hecho? 

Si la prenda es muy preciada, puedes llevarla a la tintorería, cortar las axilas manchadas y reemplazarlas con parches nuevos de tela, o sustituir la zona afectada por fibra natural.

Otra alternativa es acudir a la modista y añadir un refuerzo de algodón sobre la zona de la mancha. Y por supuesto, siempre puedes acudir a la eterna reconversión de las camisetas de calle en pijamas para dormir, prendas de andar por casa y finalmente, trapos de cocina.

Otros artículos interesantes:

Artículos que jamás habrías pensado que podrías lavar en el lavavajillas y ahora ya no limpiarás de otra forma

13 usos sorprendentes que puedes darle al vinagre: limpieza, malos olores, arrugas de la ropa, cuidar el coche y para tu salud

Cómo limpiar el césped artificial de tu terraza o jardín: 8 claves para que dure más tiempo como nuevo

Te recomendamos

Y además