Pasar al contenido principal
LOGO SOMFY

50 años de innovación para el hogar: el caso de Somfy

Ofrecido por SOMFY

50 aniversario de Somfy
Somfy
  • Somfy cumple 50 años innovando para el hogar
  • En 1969 lanzó el primer motor para persiana
  • Hoy se centra en Smart Living y medio ambiente

En la vida hay pequeñas y grandes innovaciones que afectan a nuestro día a día. Las primeras pueden pasar desapercibidas y no por ello dejan de ser importantes. De esto sabe mucho Somfy, que lleva 50 años innovando y mejorando en unir tecnología y vivienda.

Hogares 100% conectados, luces que funcionan mediante sensores de presencia o manejar las persianas a través del móvil son cosas que ya no sorprenden a nadie pero que parecían cosa de ciencia ficción en su momento. Y para llegar hasta ellos han hecho falta dar muchos pasos intermedios en ámbitos no siempre directamente relacionados con la vivienda.

En 1969 Somfy, desarrolló en su fábrica de Cluses, a los pies del Mont Blanc, el primer motor tubular de persiana enrollable. Lo que en su momento era un lujo no tardaría en arrinconar a las persianas de manivela que poco a poco ha ido arrinconando a la tradicional manivela de uso habitual en Europa. A partir de ahí la compañía siguió trabajando y no tardaron en llegar las cortinas screen, los toldos y cortinas eléctricas.

Alemania y Suecia fueron los primeros países en disfrutar de estas comodidades para el hogar, ya que Somfy contaba con filiales en ambos países. Hoy el número de filiales asciende a más de 57. Esta presencia internacional ha permitido siempre a la compañía seguir progresando para responder las necesidades de diferentes viviendas de distintas partes del mundo.

Así, en 1996 se integra definitivamente la tecnología de radiocontrol al mundo de las persianas. Ahora es posible activar el aparato con un mando a distancia, sin tener que usar el botón central. Con el cambio de milenio Somfy motoriza ya las puertas de garajes y cancela y, además, incluye un sistema único para controlar varios aparatos con un solo mando a distancia.

Tampoco habría que esperar mucho para que ese mismo mando permitiese controlar dispositivos y equipos de otras marcas como Velux. Además, en este punto no solo hablamos de persianas, sino de domótica para toda la vivienda. Y es que hoy en día Somfy ofrece soluciones para toda la vivienda, de lo que empezó como innovación para motores de persianas se ha pasado al hogar digital y la vivienda conectada.

Como explica Jean-Guilliame Despature, presidente de Somfy, “creemos que la digitalización del mundo está creando nuevas formas de vida. Nuestros hábitos evolucionan diariamente y generan nuevas expectativas para el uso de nuestros hogares y oficinas. El hábitat debe adaptarse a un "consumo" que evoluciona (colocación, recomposición familiar, airbnb, ...) y, sobre todo, debe combinar diferentes ecosistemas para hacer que el uso de las nuevas tecnologías sea lo más transparente y fluido posible”.

Casa domótica
Somfy

Estos ecosistemas actuales pasan por hogares y por el Smart Living que actualmente guía los esfuerzos de innovación de la compañía. En otras palabras, un sistema que conecta todos los dispositivos del hogar, fácil de controlar desde el móvil o desde una Tablet. Así nació en 2010 la interfaz TaHoma, 100% en la nube y 100% abierta que ha seguido evolucionando. Hoy en día ya permite gestionar más de 200 dispositivos compatibles desde calefacción hasta iluminación pasando por música y seguridad e incluso asistentes virtuales.

La siguiente parada en el camino tiene como protagonista al medio ambiente, entre otras cosas. Ahora que todo está conectado dentro del hogar, es importante hacerlo de la forma más eficiente y respetuosa con el entorno. En ese escenario se enmarca la iniciativa Act for Green puesta en marcha por Somfy.

Esta iniciativa voluntaria dirige buena parte de los esfuerzos en innovación de la compañía hacia un diseño ecológico que identificará la etiqueta Act for Green. Ésta certificará que tanto la extracción de los materiales, como la fabricación y el propio producto será respetuoso con el medio ambiente. Esto se traduce en productos con menor consumo, más durabilidad y con embalajes sostenibles con cartón y papel reciclado.

Así como todo este proceso de innovación termina revirtiendo no sólo en la vivienda, sino en todo el planeta.