El 50% de los pacientes de COVID-19 muestran síntomas 7 meses después de recibir el alta, según un estudio de investigadores españoles

paciente de COVID-19

Reuters/GLEB GARANICH

  • Un estudio realizado por el Hospital de Barcelona encuentra que el 50% de los pacientes de COVID-19 muestra síntomas vinculados con la enfermedad 7 meses después del alta.
  • La investigación llevada a cabo sobre enfermos de la primera ola mostró que las secuelas más persistentes eran astenia (cansancio generalizado) y problemas respiratorios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un reciente estudio ha encontrado que el 50% de los pacientes con COVID-19 muestra síntomas relacionados con la enfermedad siete meses después de recibir el alta hospitalaria.

Y es que a medida que el paso del tiempo permite las investigaciones sobre su trayectoria a largo plazo, crece la evidencia que apunta a que el nuevo coronavirus  no siempre resulta una enfermedad que puede superarse en apenas 2 semanas, como una gripe.

Las secuelas generadas por la enfermedad de COVID-19 superan en muchos casos la recuperación. Y no solo en casos críticos. Incluso pacientes asintomáticos han desarrollado afecciones que perduran hasta 6 meses después de superar la infección.

Ciertos síntomas persistentes de COVID-19 se encuentran dentro de lo que se ha denominado síndrome poscoronavirus que podría durar años o incluso para siempre en casos excepcionales .

11 síntomas del coronavirus que pueden durar para siempre

Ahora, profesionales del servicio de medicina interna del Hospital de Barcelona han llevado a cabo una investigación centrada en describir los resultados a largo plazo de los supervivientes de hospitalización por COVID-19.

El estudio observacional prospectivo se llevó a cabo sobre 302 pacientes de la primera ola del Hospital de Barcelona-SCIAS a través de un seguimiento presencial en el ambulatorio. Posteriormente se pasó a un seguimiento telefónico sobre 294 de ellos.

Astenia, dificultad para respirar y problemas psicológicos: las secuelas mayoritarias a largo plazo

Los resultados, publicados en la revista Clinical Microbiology and Infection, evidencian la persistencia de síntomas vinculados al nuevo coronavirus una vez superada la enfermedad.

A los 45 días después de haber recibido el alta médica el 78% de los pacientes mostraba síntomas relacionados con el COVID-19 —Principalmente astenia o cansancio generalizado (53% de los casos) y problemas respiratorios especialmente disnea o dificultad para respirar (56% de los casos)— mientras que el 40%  tenían lesiones radiográficas pulmonares residuales. El 50% de los pacientes requirió un seguimiento médico específico tras la primera consulta y fueron trasladados a otro médico.

Pasado el tiempo, seguía siendo posible rastrear secuelas. A los 7 meses tras el alta, el 50% de los pacientes presentaba síntomas persistentes y el 49% padecía trastornos psicológicos. Se identificó astenia en el 27% y disnea en el 10%  de los pacientes.

"Aunque la mayoría de los pacientes se recuperan de la infección aguda, ciertos efectos duraderos pueden tener implicaciones clínicas importantes. Conceptos como el COVID-19 posaguda, el COVID-19 crónico y el COVID-19 posterior están surgiendo a la luz de las observaciones realizadas a corto y medio plazo; sin embargo, se sabe poco sobre los resultados clínicos a largo plazo en pacientes con COVID-19 [16]", remarcan los autores en el estudio.

En esta misma línea, "investigaciones sobre los supervivientes de SARS y MERS ya informaron que eran "frecuentes las anomalías de la función pulmonar, el deterioro psicológico y la reducción de la capacidad de ejercicio".

Resultados similares encontró un estudio previo en pacientes con COVID-19 en Italia que también mostró la persistencia de los síntomas después de la recuperación, —con solo el 12,6% de los pacientes completamente libres de cualquier síntoma relacionado con la enfermedad a los dos meses de seguimiento—.

A la luz de estos resultados los investigadores españoles resaltan la necesidad de un seguimiento a largo plazo para los pacientes con COVID-19, con atención especial sobre aquellos que presentan déficit de oxígeno durante la enfermedad aguda, requiriendo para estos "una atención especial".

"Los programas de seguimiento social para los pacientes en recuperación pueden ayudar a mejorar la salud, el estado fisiológico y la actividad física, y la prestación de asesoramiento y apoyo psicológico a estos pacientes también es importante", recomiendan los autores.

Otros artículos interesantes:

Todas las secuelas neurológicas del COVID-19: trastornos de la atención, pérdida de memoria y más

Estos son los efectos secundarios de la vacuna Janssen más frecuentes, según el prospecto

6 cosas que ya puedes empezar a hacer cuando te vacunes, según los expertos

Te recomendamos

Y además