El fin del dinero en efectivo sigue más lejos en España que en el resto de Europa, según un informe de Moody's

Pago en efectivo en España

REUTERS/Jon Nazca

  • El 58% de los españoles usa dinero en efectivo para realizar sus compras y solo un 2% de los encuestados emplea su smartphone.
  • Los pagos móviles son una tendencia al alza y se prevé que de aquí a 3 años se efectúen la mitad de los pagos con este medio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los españoles siguen pagando en efectivo.

Un reciente informe de la agencia de calificación Moody's revela que el 58% sigue utilizando este medio de pago, un alto porcentaje en comparación con otros países europeos como Suiza, donde solo el 15% hace sus compras de esta forma, o Reino Unido, con el 23%.

Los italianos, por su parte, pagan en efectivo en la misma proporción que los españoles, en tanto que en Alemania, lo hace un 50%.

China y Estados Unidos obtienen cifras más parecidas a las de Suecia, con un 23% y un 15%, respectivamente, que contrastan con las de India: el 71% utiliza dinero en efectivo para realizar sus compras, el porcentaje más alto de los recogidos en el informe.

"Hay países donde hay elementos culturales, hay países donde hay miedo a lo electrónico, hay prejuicios construidos alrededor del efectivo y la confianza que hay alrededor de este", explica meses atrás en Business Insider Ken Moore, vicepresidente ejecutivo de Mastercard Labs.

No obstante, esto contrasta con la buena adopción de los pagos sin contacto, en los que España es referente, y en la gran penetración de teléfonos inteligentes.

La irrupción de las fintech y la entrada de las tecnológicas revolucionan el negocio de los pagos: Moody's alerta de la presión competitiva a la que se enfrenta la banca tradicional

La pandemia ha hecho que cambien los hábitos de los consumidores de forma drástica pese a la posible existencia de esos prejuicios, potenciando los pagos digitales frente al dinero en efectivo, aunque este último está lejos de ser desterrado.

El segundo medio de pago más aceptado en España además del efectivo es la tarjeta de débito, utilizada por un 23% de los españoles, en tanto que la de crédito solo la usa un 5% y la de cargos, el 12%.

Este dato vuelve a contrastar con el de Suecia, donde utiliza la tarjeta de débito el 56% de la población, un porcentaje parecido al de Reino Unido, donde es utilizada por el 48%. En Alemania y EE.UU. la usan el 34%; en Italia, un 12%, y en India, solamente el 12% de los encuestados.

Pero si hay una cifra distinta en el informe tiene que ver con el pago con el teléfono móvil: solo un 2% de personas lo usan en España, frente al 48% de China. En el resto de países, el porcentaje de uso varía entre el 4% y el 9%.

El pago móvil, poco popular en España pero una tendencia al alza

El uso del smartphone para pagar es muy minoritario en España, pero ya es una realidad y se prevé que la tendencia continúe al alza. Analistas consultados por Business Insider España consideran que se convertirá en el mayor medio de pago en los países desarrollados.

Estos 3 jóvenes lo dejaron todo para fundar con 10.000 euros una fintech que democratizara la inversión: su idea, Bitpanda, tiene hoy más de un millón de usuarios y ha levantado 100 millones de euros

Desde marzo, la utilización del teléfono móvil para pagar se ha incrementado debido a la pandemia, ya que no es necesario teclear un pin y tocar el datáfono.

Como se señalaba anteriormente, este medio de pago es utilizado por casi la mitad de personas encuestadas en China. En el gigante asiático ni siquiera se necesita tener una tarjeta bancaria: el pago se realiza mediante códigos QR y las apps se vinculan a las cuentas del banco.

La compañía de procesamiento de pagos Worldpay prevé que en otros países se alcance ese nivel en 3 años. La innovación en este sentido se centra en los monederos digitales y es liderada por grandes empresas tecnológicas, como Apple y Samsung, y pequeñas fintech.

"Con la aceleración de los pagos móviles y las compañías no tradicionales, es de crítica importancia que las entidades elaboren una estrategia para permanecer en la parte del negocio de pagos que está orientada al cliente", considera Moody's en el informe.

La agencia de calificación prevé que los bancos se vean afectados a la hora de atraer y retener clientes, que los ingresos derivados de los servicios de pago disminuyan y que las entidades necesiten a largo plazo pagar más para retener los depósitos.

El bitcoin toca máximos desde julio de 2019 después de que Paypal anuncie que permitirá comprar, vender y pagar con criptomonedas

Además, el analista de IG Market, Sergio Ávila, añade que el sector no puede abandonar esta actividad, ya que cuanto más avance el tiempo, más difícil será competir con las compañías no tradicionales.

Una forma de que las entidades aceleren sus esfuerzos sería firmar acuerdos con pequeñas fintech, aunque Moody's apunta a que esto podría suponer la cesión de una parte de control y podría erosionar el reconocimiento y la confianza en la marca.

LEER TAMBIÉN: La fintech española Pecunpay dispara su facturación a los 19 millones de euros tras su alianza con Visa

LEER TAMBIÉN: Mitto, la tarjeta sostenible creada en España que te muestra el impacto de tus hábitos de consumo en el planeta

LEER TAMBIÉN: N26 prevé una nueva ronda de financiación en 2021 para superar su actual valoración de más de 3.000 millones de euros

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”

Más: