Más de 500 casos de sospechas de reacciones adversas de tratamientos contra COVID-19 en España: así afectarían los antivirales, los anticoagulantes y los corticoesteroides

Sanitarios ateniendo a pacientes con COVID-19.

REUTERS/Marko Djurica

  • El Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano ha registrado un total de 583 casos de reacciones adversas en tratamientos contra COVID-19.
  • Así afectan y se distribuyen entre fármacos como el remdesivir, la hidroxicloroquina y la dexametasona.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

14 tratamientos contra COVID-19 en despliegue en España se orientan a la cura de pacientes ambulatorios, hospitalizados y en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y a la profilaxis de la enfermedad que el nuevo coronavirus provoca.

Excepto el remdesivir que ha sido autorizado para su uso de emergencia en contexto pandémico, ninguno de ellos se ha aprobado como fármaco contra el SARS-CoV-2. 

La gran mayoría se recomiendan para ensayos clínicos autorizados con reclutamiento activo, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Pero, igualmente, se emplean en estrategias terapéuticas potenciales contra el virus

Los fármacos contra COVID-19: en qué fase están y cómo pueden ayudar

En este esfuerzo por paliar los síntomas que el COVID-19 provoca, el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) está realizando un seguimiento y registro de las sospechas de reacciones adversas vinculadas a los fármacos empleados contra el nuevo coronavirus en el país.

El objetivo es poder detectar reacciones adversas no registradas o cambios en las ya conocidas, como un sistema ágil y rápido de identificación de potenciales reacciones.

Hasta el 31 de diciembre, último recuento publicado el 22 de enero de 2021, la base de datos de sospechas de reacciones adversas conocida como FEDRA, registraba un total de 583 sospechas. El 61% de los afectados eran hombres, un 57% adultos. Y un 72% de ellos, graves

6 síntomas de COVID-19 por los que debes acudir a urgencias de inmediato, según la OMS y los CDC

No obstante, la AEMPS advierte que en los reportes no hay certeza de que el fármaco sea el responsable único de la reacción, ni que los casos notificados sean suficientes para estimar la incidencia de estas afecciones. 

Además, en algunas ocasiones se producen debido a la interacción de varios medicamentos, dado que los positivos en COVID-19 reciben combinaciones de varios fármacos.

Así se distribuyen los 583 casos de sospechas de reacciones adversas de tratamientos contra COVID-19 en España, que no corresponden a ensayos clínicos. 

Remdesivir, único fármaco autorizado para tratar COVID-19 — 58 casos

Ampolla de remdesivir.
Ampolla de remdesivir.
Ulrich Perrey/Pool/REUTERS

El remdesivir, comercializado como Veklury, recibió la autorización de emergencia de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) en julio de 2020. 

Hasta la fecha, es el único tratamiento que ha recibido luz verde para reducir la mortalidad de COVID-19, aunque algunas investigaciones han evidenciado que por sí solo no es suficiente para aliviar los síntomas.  

El mismo se ha autorizado para adultos y adolescentes de más de 12 años con más de 40 kilogramos de peso, con neumonía y oxígeno suplementario, conforme a la AEMPS.

Un antiviral de Pharmamar podría ser 100 veces más potente que el remdesivir, según los primeros estudios en ratones

Desde que el SEFV-H inició el seguimiento de reportes de reacciones adversas (1 de marzo de 2020), 58 casos se han relacionado con el remdesivir —donde en 39 es el único sospechoso—

Algunas de las afecciones registradas fueron dermatológicas, del sistema nervioso, metabólicas, vasculares, sanguíneas, psiquiátricas y respiratorias, entre otras. 

Pero entre los efectos adversos más relevantes, según a AEMPS, destacaron los trastornos hepatobiliares, renales, pancreáticos y cardíacos

,

Las afecciones relacionadas con la función hepática representaron el 50% de los casos, donde se detectaron alteraciones de enzimas hepáticas. 

Los renales fueron el 5% de los casos, pero han llevado a que ahora se estudie el potencial riesgo de remdesivir y el fallo renal agudo. De hecho, el plan de gestión del fármaco considera la toxicidad renal como un riesgo potencial importante, según el informe.

2 notificaciones de alteraciones pancreáticas graves, que vieron alterada su función normal —ayudar a la digestión y la producción de sustancias que se producen en una parte del organismo y que circulan en el torrente sanguíneo para influir en otras— se recuperaron con la retirada del remdesivir.

Lo mismo para 3 casos de bradicardia —descenso anormal de la frecuencia cardíaca—. Aunque a algunos pacientes les acompañaban náuseas, cefalea y erupción cutánea.  

Tocilizumab (TCZ), orientado al tratamiento de la artritis — 101 casos

tocilizumab
Reuters

El tratamiento tocilizumab (TCZ), que en origen está orientado a curar la artritis, disminuye un 45% de las probabilidades de morir con COVID-19, al inhibir la tormenta de citoquinas —relacionada con unos de los episodios más graves de la enfermedad que el virus provoca—.

FEDRA contabiliza 101 reacciones adversas ligadas al tratamiento con TCZ, sobre todo graves en hombres adultos (97%). 

,

Para el tocilizumab, los trastornos hepatobiliares (en un 49% de los casos) y pancreáticos son también comunes. 

Pero el informe destaca la aparición de trastornos sanguíneos (33%) e intestinales (19%). Además de alteraciones generales, cardíacas, lesiones e intoxicaciones, infecciosas, respiratorias, dermatológicas, metabólicas, y hasta psiquiátricas y del sistema nervioso.

Conforme a los datos de la AEMPS, todas las reacciones hepáticas fueron graves, llegando a fallecer 2 de los 50 pacientes registrados. 

11 señales de que el COVID-19 está atacando tu corazón

En lo que a las alteraciones sanguíneas respecta, el medicamento registra hemorragias, hipofibrinogemia, embolismo pulmonar y coagulopatía. Estas 2 últimas podrían estar también vinculadas a la infección con el SARS-CoV-2, dado que los síntomas más graves del coronavirus se han relacionado con coágulos de sangre —e incluso pueden persistir tras la recuperación—. 

Otra de las afecciones destacadas son las perforaciones intestinales, entre los 7 y 30 días de la administración del tocilizumab, según la AEMPS —que podría resultar mortal y agravarse en la ingesta conjunta con corticoides—.

Anakinra, contra la inflamación — 5 casos 

Paciente con COVID-19 en la UCI.

REUTERS/Yara Nardi

El tratamiento anakinra se ha destinado al trato de la inflamación sistémica y el daño pulmonar que el SARS-CoV-2 provoca, dado que podría reducir los niveles de citoquinas proinflamatorias —que, en muchas ocasiones, son responsables de los casos más severos de COVID-19—. 

Anakinra sólo tiene en FEDRA 5 casos de reacciones adversas notificadas tras su administración, en lo su que en 2 de ellos era el único fármaco sospechoso

,

Los problemas más frecuentes fueron, nuevamente, los hepatobiliares (60% de ellos), sanguíneos (40%) y generales (40%)

La agencia española destaca que en varios estudios relacionados con la sintomatología del COVID-19 se ha observado daño hepático con una incidencia de entre 15% y 53%, que podría estar relacionado con la severidad en el reporte de los efectos secundarios de los tratamientos.

Glucocorticoides, dexametasona — 28 casos

Dexametasona.

REUTERS/Yves Herman/Illustration

La dexametasona, que es 30 veces más fuerte que el cortisol, se ha llegado a considerar una alternativa eficaz contra COVID-19 en adultos y adolescentes mayores de 12 años con neumonía que requieren oxígeno.

El tipo de glucocorticoides de bajo coste, respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se emplea como un fármaco antiinflamatorio que ha demostrado ser muy eficaz para reducir la mortalidad por coronavirus. 

,

La AEMPS registra en la presente categoría a la dexametasona y la metilprednisolona, con 9 y 19 casos respectivamente —el 96% graves—.

En este caso, los trastornos más comunes fueron los gastrointestinales (33%) —con hemorragias, pancreatitis aguda, diarrea y náuseas— y sanguíneos (33%) —anemia, eosinofilia, coagulopatías, entre otros—. 

Aunque también se detallan casos de alteraciones hepáticas, dermatológicas, infecciosas, psiquiátricas e incluso musculoesqueléticas. 

Heparinas, para tratar las complicaciones de coagulación — 31 casos

Muestras de sangre de pacientes con COVID-19.

REUTERS/Eduardo Munoz

Como se ha mencionado con anterioridad, los coágulos de sangre se relacionan con las peores afecciones del COVID-19. E incluso pueden estar agravando los efectos secundarios de tratamientos como el tocilizumab.

En España, las heparinas enoxaparina y bemiparina —fármacos anticoagulantes— se emplean tanto para prevenir, como para tratar, las complicaciones de coagulación que pueden presentar los pacientes con coronavirus. 

,

Desde el 1 de marzo, se han contabilizado 31 reacciones asociadas a dichos fármacos. Principalmente, sanguíneas (52%) —trastornos de la sangre y hemorragias, involucrando en 4 casos al tocilizumab—, hepatobiliares (39%) y gastrointestinales (19%)

Hidroxicloroquina, ahora, desaconsejado para tratar COVID-19 — 349 casos

Pastillas de hidroxicloroquina.
Pastillas de hidroxicloroquina.
REUTERS/Yves Herman

La falta de evidencia y los potenciales riesgos para la salud que pueden derivar de la ingesta de la hidroxicloroquina, la AEMPS no recomienda la utilización del fármaco como tratamiento contra el SARS-CoV-2. 

Los ensayos clínicos no demostraron su eficacia antiviral, su ayuda a la recuperación o reducción de la mortalidad. Motivo por el que la OMS retiró al tratamiento de su ensayo global

,Además, tanto la agencia española como la europea, dataron de ,trastornos del ritmo y neuropsiquiátricos asociados a la hidroxicloroquina,, y se suspendió el reclutamiento para los ensayos con el fármaco. 

En España, se registraron un total de 349 reacciones adversas entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre de 2020, el 81% graves. Siendo en el 63 de los casos el único medicamento sospechoso.  

Los trastornos más comunes, al igual que para los primeros tratamientos mencionados, fueron los hepatobiliares. Seguido, los gastrointestinales y los cardíacos, por primera vez entre los destacados.

Lopinavir y ritonavir, como antiviral — 266 casos

Sanitario atiende a paciente de COVID-19.

REUTERS/Leon Kuegeler

También descartados del ensayo global de la OMS, dado que producen poca o ninguna reducción en la mortalidad en hospitalizados, el lopinavir en combinación con el ritonavir se han estudiado en España como antiviral

El mismo es un inhibidor de la proteasa del VIH indicado en combinación con otros agentes antiretrovirales. Pero, contra COVID-19, puede interaccionar con otros medicamentos. 

,Incluso después de descartarse el reclutamiento para estudios en humanos, se han contabilizado 266 reacciones adversas al lopinavir y ritonavir. Sobre todo, gastrointestinales (47%), hepatobiliares (9%) y cardíacas (8%) —como en el registro de la hidroxicloroquina—.

Interferón beta-1B, para aliviar síntomas y acelerar la eliminación del virus — 16 casos

Un médico trata a un paciente con coronavirus

REUTERS/Ronen Zvulu

Por su parte, el interferón beta-1B que se emplearía para aliviar los síntomas, reducir la estancia hospitalaria y acortar la duración de la eliminación del virus, no se considera sospechoso principal de ninguna de las reacciones a las que se le ha asociado. 

,

16 casos de efectos adversos, la mayoría varones adultos y 14 de ellos graves, presentaron trastornos hepatobiliares (69%) y gastrointestinales (31%)

Pero también se asociaron alteraciones cardíacas, metabólicas, psiquiátricas, dermatológicas e incluso respiratorias.  

Otros artículos interesantes:

Por qué los jóvenes parecen experimentar más efectos secundarios por la vacuna de AstraZeneca

Qué problemas deberías notificar como efectos adversos al recibir la vacuna contra el coronavirus

23 efectos secundarios de menos a más graves de las vacunas contra COVID-19, según los prospectos de CIMA