Pasar al contenido principal

6 alimentos que pueden ayudar a reforzar tu sistema inmunológico

Resfriado
Getty Images
  • Con el frío aumenta la posibilidad de sufrir un resfriado o una gripe.
  • Estas afecciones se deben a virus presentes en el ambiente, sobre todo a partir de septiembre.
  • Si bien no existen evidencias claras sobre el impacto de la alimentación en el sistema inmunológico, algunas investigaciones han señalado que la deficiencia de ciertos nutrientes puede estar vinculada con una peor respuesta inmune.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si aún no has pillado un resfriado, puedes sentirte afortunado. 

Según los expertos un adulto sano puede esperar tener de dos a tres al año y la época más proclive para ella es ahora.

Esto se debe a que los virus causantes de las principales afecciones respiratorias inician su estacionalidad en septiembre, pero se disparan con los meses fríos del año.

Si bien para las enfermedades de este tipo más graves, como la gripe, existe una vacuna. Ante los resfriados solo queda protegerse bien.

Para ello, intenta mantenerte alejado de ese compañero de trabajo que no deja de estornudar o que tiene su mesa repleta de pañuelos y  lávate las manos de manera frecuente.

Tanto los rinovirus, (principal causante de resfriado), como los virus responsables de la gripe estacional se transmiten a través de las gotitas en el aire expulsadas por la tos o por el contacto mano a mano con alguien enfermo.

Leer más:Cómo saber si tienes resfriado, gripe o alergia, y la manera de tratarlos

Por supuesto, la mejor forma de reducir el riesgo de contagio es contando con un sistema inmunológico fuerte capaz de hacer frente a la envestida de estos virus.

Pero, ¿es posible estimular y reforzar el sistema inmunológico a través de la alimentación?

Lo cierto es que si bien esto ha ocupado buen número de investigaciones y estudios, por el momento no existen pruebas suficientemente evidentes para poder afirmar que la dieta influye en el desarrollo del sistema inmunológico.

Aunque como resalta el portal de salud de Harvard, todo apunta a que un estilo de vida saludable, incluyendo una alimentación rica y variada pueden tener un impacto positivo ante la respuesta inmune del organismo.

Aunque según la web especializada, algunas evidencias científicas sí han encontrado que deficiencias en ciertos nutrientes —como "el ácido fólico y vitaminas A, B6, C y E, entre otros— alteran las respuestas inmunes en los animales". Pero, por el momento no puede certificarse de igual manera en seres humanos.

A pesar de ello, te indicamos 6 alimentos que podrían ayudar a tu cuerpo frente a los virus, según algunas investigaciones.

Cítricos

alimentos antioxidantes
Nick Fewings/ Unplash

La vitamina C está muy ligada al sistema inmunológico en la creencia popular, ya que es habitual pensar que es capaz de reforzarlo.

Pero lo cierto es que las investigaciones no han confirmado que una mayor ingesta de vitamina C pueda evitar enfermedades como la gripe o un simple catarro.

Lo que sí parece haberse demostrado es su eficacia para acortar la duración de estas afecciones, tal y como  muestra un compendio de estudios al respecto recogido por el medio Healthline.

De acuerdo a esto, si quieres que tu resfriado dure menos, entonces sí parece una buen opción tomarte un zumo de naranja, o de cualquier otro cítrico, ya que este tipo de frutas son ricas en vitamina C.

Pescado

Chica comiendo pescado
Gettyimages

El pescado es un alimento recomendado por muchas razones. Aportará al organismo buenos ácidos grasos pero además también es una fuente destacada de vitamina D.

Esta vitamina tiende a tomarse del sol, pero está presente, además, en alimentos como el pescado, los lácteos o el aguacate.

Según algunas investigaciones, parece posible que la vitamina D juegue un papel relevante en la respuesta inmune al actuar sobre la activación de ciertas células inmunológicas.

Setas y champiñones

Alimentos ricos en vitamina D
Getty

Los champiñones son ricos en vitamina D, que, como se ha citado ya, parece favorecer nuestras defensas.

Además de esto, varios estudios han apuntado a los efectos positivos de los hongos sobre el sistema inmunológico.

Esto parece deberse a su capacidad para estimular la producción de citoquinas, proteínas solubles que actúan como mediadores intracelulares en la respuesta inmune. Aunque la investigación se ha basado, por el momento, en modelos in vitro.

Ajo

Ajos pelados
Gettyimages

Este alimento es un potente antioxidante que dese la antigüedad se ha utilizado como remedio medicinal.

En este sentido, algunas evidencias científicas apuntan a que el ajo puede mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario al estimular ciertos tipos de células, como linfocitos, células asesinas naturales (NK), células dendríticas y eosinófilos.

Espinacas

alimentos que se pueden congelar
chiara conti/ Unplash

Las espinacas podrían resultar un buen aliado frente a los virus ya que contienen muchos de los nutrientes cuya deficiencia ha sido relacionada con un peor sistema inmunitario.

Son ricas en vitamina A, C y E, así como en folatos (ácido fólico), cuya deficiencia parece alterar la inmunidad de las células.

Aceite de oliva

Aceite tipos
fcafotodigita/Getty Images

La vitamina E tiene capacidades antioxidantes, favorece la creación de glóbulos rojos y parece reforzar el sistema inmunológico frente a virus y bacterias, según algunas investigaciones. Su deficiencia se ha vinculado a una mayor presencia de enfermedades infecciosas. 

El aceite de oliva, así como el aceite de soja o girasol y frutos secos como las avellanas o las nueces son alimentos ricos en vitamina E.

Y además