6 alternativas al aceite de girasol ahora que los supermercados españoles están racionando su venta

Aceites vegetales

Getty Images

El conflicto entre Rusia y Ucrania no ha tardado en repercutir directamente en el suministro de materias primas o los precios de la energía y productos agrícolas con los que se abastece el resto de Europa. 

En el plano económico, los bolsillos de los españoles ya experimentan el alza en la cesta de la compra, mientras que también podría haber escasez futura en el suministro de productos como los cereales

¿Qué sucede con el aceite de girasol? Ucrania se trata del mayor proveedor para España. Cerca del 63% del aceite de girasol que se importa a otros países procede de tierras ucranianas, según datos de Cesfac.

8 productos en los que vas a notar la guerra de Ucrania: gasolina, luz, aceite de girasol, maíz, automóviles o vivienda

Hay dos fenómenos que afectan a tu compra de aceite de girasol: en primer lugar, su desatado encarecimiento, desde el que ya han alertado desde el sector agrícola, y que se suma a la inflación que España ha venido padeciendo en los últimos meses, y que hoy propicia que algunos productos del supermercado hayan subido un 21%

En segundo lugar, muchos artículos que proceden de Rusia ya se están limitando, caso que también afecta al aceite de girasol. Muchos supermercados españoles han anunciado el racionamiento de este ingrediente. Es el caso de Mercadona, Eroski, Makro o Consum.

En Mercadona solamente podrás comprar un máximo de 5 litros de aceite de girasol y semillas por persona y día. En Consum solamente se permite desde el pasado sábado una botella por cliente, mientras que en el caso de Makro también se restringe la adquisición a una botella por cliente y día.

¿Con qué productos puedes sustituir el aceite de girasol a la hora de cocinar, tanto ante su escasez como ante la subida de precio? Estas son algunas de las alternativas. 

Aceite de coco

Aceite de coco

Aunque no debes consumirlo en exceso debido a su alto aporte de grasas saturadas, el aceite de coco es un producto versátil que favorece la digestión y la circulación intestinal.

No te preocupes por su apariencia sólida: dentro del bote es un bloque blanco y duro, pero se funde y vuelve líquido rápidamente por encima de los 24 °C.

Puedes utilizar el aceite de coco para saltear o asar verduras, carne o pescado o para preparar sofritos

Para las frituras, te saldrá caro en relación a su precio. En horneados, sustituye perfectamente a la mantequilla y es idóneo para postres, crepes, batidos o dulces. También puede untarse en tostadas. 

Aceite de sésamo

Aceite de sésamo

El aceite de sésamo, el más usado en muchas regiones asiáticas, tiene un rico sabor característico y aporta vitamina E, además de fosfolípidos y lecitina, excelentes para cuidar la memoria y proteger las células nerviosas.

Desde La Masía aconsejan consumirlo idealmente en crudo para aprovechar todas sus propiedades, por lo que puedes incorporarlo directamente a verduras, ensaladas, pescados, sopas o cremas en crudo, y también usarlo para sustituir al aceite de girasol en diversas recetas, siempre teniendo en cuenta que su sabor es mucho menos neutro y más fuerte. 

Aceite de oliva

Aceite de oliva

El aceite de oliva, que también ha sufrido los golpes de la inflación en los últimos meses, sigue siendo bastante más costoso que el aceite de girasol, pero a cambio es una de las fuentes de grasa más saludables y un alimento indiscutiblemente protagonista de la dieta mediterránea

Entre sus bondades destaca su capacidad para elevar el colesterol bueno y reducir el malo, controlar la hipertensión y prevenir el alzhéimer, el cáncer, la depresión o la diabetes. Es bueno para la circulación, el corazón, los huesos, la digestión o el sistema inmune.

El aceite de oliva puede utilizarse tanto en crudo como para cualquier preparación culinaria al horno, a la plancha o a la sartén. Al contrario de lo que se piensa, el virgen extra también puede emplearse en frituras.

Solamente deberás controlar que el punto de ahumado no sobrepase los 160 grados centígrados, no calentarlo demasiado rápido para evitar que se queme o usar recipientes poco profundos para mejorar el control de la temperatura.  

Otros aceites: aguacate y colza

Aceite de colza

En España hay aceites menos comercializados y consumidos, pero por los que en todo caso también podrías sustituir el aceite de girasol. Es el caso del aceite de aguacate, muy saludable y rico en ácidos grasos omega-3 y compuestos antioxidantes o el denostado aceite de colza.

En el caso de este último, es prácticamente imposible encontrarlo en los lineales españoles desde 1981, después de que el Síndrome del Aceite Tóxico (SAT) causado por aceite de colza desnaturalizado causase la muerte de 700 personas. 

Sin embargo, su consumo es saludable y no implica peligros. De hecho, es el tercer aceite más consumido a nivel global y aporta altas dosis de vitamina E, polifenoles y ácidos grasos omega-3.

Mantequilla

Mantequilla

Los franceses saben de qué hablamos, ya que la mantequilla es uno de sus productos favoritos para cocinar toda clase de alimentos. 

Aunque no debes abusar de su consumo por su densidad calórica y grasas saturadas, este producto lácteo te aportará vitaminas como la A, la D. la E, o la K2. También es rica en minerales: selenio, yodo, manganeso, cromo, zinc y cobre. Además, aporta ácidos omega-3, 6 y ácido araquidónico. 

La mantequilla puede emplearse en salsas, preparaciones como la bechamel, para sustituir al aceite de girasol en repostería, saltear carnes, pescados, verduras o legumbres o untar tostadas. 

Otras variantes son la mantequilla clarificada o ghee, muy usada en la medicina ayurvédica y gastronomía india, con múltiples beneficios para la salud. 

Hay otros aderezos: si quieres sustituir al aceite de girasol para aliños, hay alternativas de lo más variado, como la crema agria, el yogur o las salsas obtenidas a partir de frutos secos a remojo. Para pintar hojaldres y empanadas puedes emplear huevo o leches vegetales. 

Otros artículos interesantes:

Este año he cocinado más de 45 recetas en la freidora sin aceite: estas son mis 8 favoritas

Mantequilla o margarina: cuál es la opción más saludable para incorporar a tu dieta

Verdes o negras: ¿cuáles son las aceitunas más saludables?

Te recomendamos