Pasar al contenido principal

6 claves para entender las elecciones rusas

Elecciones Rusas 2018
Getty Images

Este domingo 18 de marzo Rusia celebra elecciones presidenciales en los comicios con mayor número de candidatos de los últimos 18 años. Todas las encuestas apuntan a que el actual presidente, Vladimir Putin, salga vencedor con un amplio margen. 

Las elecciones se celebran en un momento de gran tensión para Rusia, por culpa del deterioro de sus relaciones con Occidente a lo largo de los últimos tiempos y de su papel tanto en el conflicto en Ucrania como en el de la intervención en Siria.

Además, algunas políticas internas aprobadas por Putin a lo largo de este último mandato han sido duramente criticadas en el exterior, especialmente su ley contra la propaganda homosexual, condenada por el Tribunal de Estrasburgo en junio de 2017, o la despenalización de la violencia de género

Por todo ello medio mundo tendrá los ojos puestos en lo que suceda en las urnas este fin de semana. A continuación repasamos las 6 claves de las elecciones presenciales rusas de 2018

1. Un líder (casi) perpetuo

Putin es el líder con más tiempo en el poder tras Stalin
Statista

Vladimir Putin se convirtió en jefe de Gobierno de Rusia por primera vez en 1999, tras la dimisión de Boris Yeltsin. Sin embargo, fue elegido oficialmente en las elecciones del año 2000 y reelegido cuatro años después. La Constitución rusa establece que el puesto no puede ser ocupado durante más de dos mandatos consecutivos, por lo que Putin no pudo presentarse a las elecciones en 2008.

En 2012, por primera vez, las elecciones designaron al presidente del país para un mandato de seis años. Y Vladimir Putin obtuvo una contundente victoria con un 63,6% de los votos. 

Actualmente, Putin es el líder que más tiempo ha permanecido en el poder en Rusia después de Stalin. 

2. Los siete rivales de Vladimir Putin

Ksenia Sobchak
Ksenia Sobchak, durante una protesta en Moscú contra Putin en una imagen de archivo. Getty Images

En las elecciones presidenciales rusas que se celebran este domingo se presentan ocho candidatos, el mayor número desde las del año 2000 que contaron con la participación de once candidatos. Estos son los rivales de Putin en los comicios: 

—Sergey Baburin (59 años, Unión Popular de Rusia). Sus políticas aspiran a fortalecer la imagen de Rusia en el marco internacional, especialmente en el plano económico.  

—Pável Grudinin (57 años, KPRF). Abandonó Rusia Unida —el partido de Putin— en 2010 y ha dado la sorpresa en esta campaña por sus buenos resultados en las encuestas. El programa de Grudinin de este empresario agrícola tiene un gran peso económico y tiene la intención de modernizar la industria.

—Ksenia Sobchak (36 años, Iniciativa Civil). La única mujer de esta batalla electoral ha protagonizado algunos más tensos de la campaña. La última vez que una mujer, Ella Pamfilova, pujó por la presidencia fue en el año 2000. Y no parece una casualidad. Sobchak ha sufrido durante toda la campaña todo tipo de episodios machistas, tanto por parte de la opinión pública como de los otros candidatos.

Uno de los episodios más deplorables se produjo en un debate electoral televisado, en el que el también candidato Vladímir Zhirinovski la llamó "puta"Sobchak ha denunciado en su programa electoral el inmovilismo del poder y ha mostrado una postura más abierta a Occidente.

—Maxim Suraikin (39 años, Comunistas de Rusia). Su programa electoral se denomina “10 golpes de Stalin sobre el capitalismo” y prevé la creación de distintas políticas anticorrupción y pretende “restaurar el Estado de la Unión con una perspectiva soviética y socialista”.

—Boris Titov (59 años, Partido del Crecimiento). Titov apuesta por el discurso del empleo en su programa electoral y destaca por su perfil empresarial como presidente de la Comisión por los Derechos del Empresario. 

—Grigori Yavlinski (65 años, Yábloko). En su programa electoral destaca la intención de poner fin al conflicto de Rusia con Ucrania. Además aboga por acabar con la pobreza e incrementar presupuestos para las políticas públicas. 

—Vladímir Zhirinovski (71 años, Partido Liberal Demócrata). Se presenta por sexta vez a las elecciones. Varias veces ha sido denominado como el “Trump ruso” por su ideología nacionalista y sus comentarios racistas. En su programa electoral presenta una política expansionista por la que pretende recuperar Asia Central, el Cáucaso, Ucrania y Bielorrusia.

3. Una participación masiva

Chico elecciones en Rusia
Una imagen de archivo de las elecciones legislativas de Rusia de 2016 en las que se impuso Dmitri Medvédev. Kremlin

Aunque los datos varían, el Centro Nacional de Estudios de la Opinión Pública (Vciom por sus siglas en ruso) publicó un informe el 8 de febrero que estima, según datos recogidos en la semana del 29 de enero al 4 de febrero, que las elecciones presidenciales del domingo contarían con un 79,3% de participación.

El estudio prevé un margen por el cual la cifra podría aumentar hasta el 81,3% ya que afirma que el 11.7% de los que no han manifestado están indecisos.

En caso de confirmarse, esta participación favorecería los intereses del Kremlin que, según la vicepresidenta del Teneo Inteligence (servicio de asesoría global sobre riesgo político), Otilia Dhand, aspira a “una participación electoral superior al 70%, para equipar Putin con altos niveles de legitimidad”.

Leer más: SUPERPUTIN: La exposición del Vladímir Putin más Pop Art

4. Las encuestas lo tienen claro

Putin obtendría un apoyo que gira en torno al 70%, según el informe del Vciom. El segundo candidato en votos sería Pavel Grudinin, que quedaría muy lejos de Putin con alrededor del 7% de los votos.

El resto de votos se repartirán entre los demás candidatos aproximadamente de la siguiente manera: Vladimir Zhirinovsky ( 5.7%), Sobchak (1.3%), Grigory Yavlinsky (0.7%) y Boris Titov (0,4%). 

5. El nuevo viejo enemigo de Occidente

Theresa May Putin
Kremlin.ru

Esta campaña electoral ha venido acompañada de una gran tensión internacional por culpa del deterioro de la relación de Rusia con los países de Occidente, fundamentalmente en torno a tres grandes conflictos.

Rusia ha sido acusada de injerencias en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos que tuvieron lugar en noviembre de 2016. De hecho, el gobierno de Donald Trump ha anunciado esta misma semana la imposición de sanciones contra Rusia por esos intentos de interferir en los comicios.

La situación también se ha complicado con Reino Unido por las sospechas del papel que ha jugado Rusia en el envenenamiento del ex espía Skripal. La primera ministra británica, Theresa May, acaba de decretar la expulsión de 23 diplomáticos rusos por este conflicto.

Rusia también ha sido acusada de intromisión ilegal en Ucrania. En este sentido la Unión Europea acaba de ampliar seis meses las sanciones a Rusia por sus acciones en Crimea, además de anunciar que no reconocerá el resultado de las elecciones rusas que se celebren en Crimea.

6. Por qué son importantes estas elecciones 

Ciudad de Moscú
Pixabay

Si se cumplen las expectativas y Putin sale reelegido, se consolidaría la legitimidad del actual mandatario frente a las críticas internacionales. Demostraría que entre las prioridades de Rusia no figura la mejora de las relaciones con Occidente. 

Este sería además el segundo mandato consecutivo de Vladimir Putin, por lo que se abriría un debate acerca de su sucesor ya que la ley establece que un presidente no puede gobernar más de dos mandatos seguidos. 

Por añadidura, la prolongación de Putin en el poder durante los próximos seis años podría significar la continuación de políticas internacionales agresivas en Ucrania y en Siria. 

Te puede interesar