Pasar al contenido principal

Guerra comercial, tipos de interés, Huawei y Brexit: 6 claves de la reunión del G20 en Osaka que comienza el viernes

Trump y Xi Jinping, durante una reunión bilateral en la cumbre del G20
Trump y Xi Jinping, durante una reunión bilateral en la cumbre del G20. Reuters
  • La cumbre del G20 que empieza este viernes en Osaka estará protagonizada, como el anterior encuentro en Buenos Aires a finales de 2018, por la reunión entre los presidentes de EE.UU. y China, Donald Trump y Xi Jinping.
  • Ese encuentro podría tener consecuencias para la guerra comercial entre ambos países y para el veto de EE.UU. a la compañía tecnológica china Huawei.
  • Además, en la cumbre también se analizarán las últimas decisiones del BCE y la Reserva Federal de EE.UU. sobre tipos de interés y las perspectivas para el Brexit, que culminará el próximo 31 de octubre.

Una vez más, los jefes de Estado y de Gobierno de las 20 mayores economías del mundo vuelven a reunirse, en este caso en la ciudad japonesa de Osaka. Sin embargo, la agenda del encuentro, que comienza el viernes y concluye el sábado, no difiere demasiado de la de la anterior cumbre del G20, que se celebró en Argentina en diciembre de 2018.

De hecho, los protagonistas principales de la reunión del G20 serán los mismos, los presidentes de EE.UU. y de China, Donald Trump y Xi Jinping. Desde su encuentro en Buenos Aires hace más de medio año, pocos avances se han conseguido en el contencioso comercial entre ambos países y sus consecuencias cada vez afectan a más sectores, como en el caso de Huawei.

Leer más: Las bolsas mundiales están entrando en las 2 semanas más importantes del año: esto es lo que recomiendan los expertos para sacarle el máximo partido

Pero Trump y Xi no estarán solos en Osaka, en una reunión en la que hay muchos más temas en la agenda que la guerra comercial. Así, en las últimas semanas, las decisiones de Banco Central Europeo y la Reserva Federal de EE.UU. sobre tipos de interés y las propuestas de Trump para atar en corto al mercado de divisas se han sumado al contencioso comercial.

Por otra parte, Europa también tendrá su cuota de protagonismo en las deliberaciones del G20, especialmente ante las perspectivas para el Brexit, que culminará el próximo 31 de octubre, pero también por la polémica entre EE.UU. y la Unión Europea por la posible implantación de un impuesto a las grandes tecnológicas, la llamada tasa Google, que se está estudiando en España y Francia.

Estas son las 6 claves que marcarán la cumbre del G20 de Osaka.

La nueva reunión entre Donald Trump y Xi Jinping sobre la guerra comercial

Donald Trump y Xi Jinping
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Xi Jinping, presidente de China. Reuters

Como ya sucedió hace 7 meses en la anterior cumbre del G20, Donald Trump y Xi Jinping volverán a ser protagonistas absolutos. El encuentro entre ambos mandatarios está confirmado, después de que Trump amenazase al presidente chino con imponerle una nueva ronda de aranceles si no aceptaba participar en una reunión con él en Osaka.

En su reunión en el G20 de Buenos Aires, Trump y Xi pactaron una tregua comercial e iniciaron rondas de conversaciones para frenar el conflicto sobre la imposición mutua de aranceles. Ese diálogo, sin embargo, no dio los frutos esperados por el presidente de EE.UU., que el pasado 5 de mayo acusó a China de retractarse de sus compromisos comerciales y anunció nuevas tasas a sus importaciones.

Desde entonces, ambos países se han cruzado amenazas y represalias proteccionistas que han trascendido el ámbito de lo meramente comercial, como en el caso del veto de Washington a la compañía china Huawei. Ante un escenario tan complejo, los expertos descartan que se consiga cerrar un acuerdo comercial.

Leer más: Esto es lo que ha pasado en más de un año de guerra comercial entre EE.UU. y China

 

El futuro de Huawei

Stand de Huawei en el Mobile World Congress
Las compañías chinas tienden a ser vistas como todas iguales, pero son negocios completamente diferentes. Reuters/Eric Gaillard

El pasado 15 de mayo, poco después de romper la tregua comercial con China, Donald Trump firmó una orden ejecutiva que prohíbe a las compañías estadounidenses usar equipos de telecomunicaciones de adversarios extranjeros que los funcionarios consideren una amenaza a la seguridad nacional.

En esa lista se incluyó a Huawei y a otras 12 empresas chinas, aunque en el caso del gigante tecnológico esta medida tuvo consecuencias adicionales. Así, 11 grandes compañías como Google, Facebook, Qualcomm o Intel, entre otros, se vieron forzadas a romper lazos con su proveedora china, que vio amenazado también su papel en la puesta en marcha del 5G en varios países.

Pese a que varias compañías han conseguido saltarse ese veto y algunos países, como Alemania, Reino Unido o Rusia, han confiado sus redes 5G a Huawei, cualquier avance en las negociaciones comerciales entre Trump y Xi podría ser crucial para el futuro de esta compañía.

La política monetaria del BCE y la Reserva Federal

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters

Más allá del contencioso que mantiene el presidente de EE.UU. con China, también se hablará de política monetaria en la cumbre del G20 de Japón. Donald Trump no parece muy contento con las últimas decisiones del Banco Central Europeo y la Reserva Federal de EE.UU., y podría maniobrar para promover cambios de calado.

En el caso de EE.UU., este martes el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal anunció el mantenimiento de los tipos de interés entre el 2,25% y el 2,50%. Esta decisión, en línea con las expectativas del mercado, supone sin embargo endurecer el enfrentamiento entre el presidente de la Fed, Jerome Powell, y Donald Trump.

Un día antes de la decisión sobre tipos, el mandatario estadounidense había criticado a la Fed en términos muy duros, asegurando que la institución "no sabe lo que está haciendo" y acusándoles de haber subido los tipos demasiado rápido. "Lo que necesitamos son rebajas de tipos y expansión para prepararnos contra lo que otros países están haciendo contra nosotros", añadió en Twitter.

La posible reforma del mercado mundial de divisas

Un hombre pasa por delante de un cartel de cambio de divisas en México.
Reuters

Pero las críticas de Donald Trump no solo afectan a la política monetaria de su propio regulador, sino que también alcanzan al de la eurozona, aunque por motivos diferentes. La semana pasada, el presidente de EE.UU. acusó al BCE de "actuar como China" debido a la nueva ronda de estímulos que anunció su gobernador, Mario Draghi, para afrontar la inestabilidad de los precios.

Ante las declaraciones de Draghi sobre un nuevo programa de expansión cuantitativa o una bajada de tipos a los depósitos, que provocó subidas en las bolsas y una bajada en el cambio euro-dólar, Trump respondió con un airado tweet en el que acusaba al gobernador del BCE de manipular el valor del euro, "haciendo injustamente fácil para ellos que compitan contra EE.UU.". 

Además, los expertos de HSBC han alertado de que Trump quiere que China, Japón, Europa y otros socios comerciales mantengan sus monedas más estables respecto al dólar, aun a riesgo de modificar para siempre las reglas del mercado de divisas. La forma de realizarlos sería a través de acuerdos comerciales, como ya sucedió en el que firmó EE.UU. con Canadá y México.

Leer más: Estos son los estímulos que podría aplicar Mario Draghi si la economía europea no remonta... y que han sacado a Trump de sus casillas

La reacción de EE.UU. a la tasa Google en Europa

Oficinas de Google
Gettyimages

EE.UU. se ha mostrado tradicionalmente en contra de las medidas de la UE que supongan un perjuicio a los beneficios que obtienen las multinacionales tecnológicas estadounidenses en Europa. Sin embargo, esto no ha frenado a Bruselas cuando ha tenido que multar a gigantes como Google, Apple o Facebook cuando se han saltado sus normas.

Leer más: Google pagó más por multas que por impuestos en 2018 debido a las sanciones de la Unión Europea

Ahora, otro frente parece abrirse con la propuesta de un impuesto dirigido a las ganancias de las grandes tecnológicas, conocido popularmente como tasa Google, que se está debatiendo en los Gobiernos de España y Francia, entre otros.

El representante comercial de EE.UU. Robert Lightizer ha dejado caer que su país responderá con dureza si cualquier mandatario europeo pone en marcha la nueva tasa digital. El Ejecutivo español ya advirtió que seguirá adelante con la iniciativa para implantar el nuevo impuesto digital sin esperar a una resolución del G-20.

En cualquier caso, este impuesto y su futuro copará varios de los intercambios entre los representantes de Washington y los de Bruselas en el G20.

El futuro inmediato del Brexit

Un hombre protesta en Londres contra un Brexit sin acuerdo.
Reuters

Y por último, un contencioso en el que no está implicado Donald Trump, al menos de forma directa. En lo que respecta al Brexit, poco se espera en cuanto a resultados concretos en esta cumbre del G20, que en cambio servirá para conocer el estado de ánimo de las grandes economías respecto a la ya inminente salida de Reino Unido de la Unión Europea.

En Reino Unido, el nombre próximo primer ministro se conocerá a finales de julio, tras unas primarias en las que solo quedan dos candidatos, el ex ministro de Exteriores Boris Johnson y el actual titular del Foreign Office, Jeremy Hunt. Johnson, euroescéptico y partidario de salir a toda costa de la UE, aunque implique hacerlo sin un acuerdo comercial, es el principal favorito.

Se espera que los líderes del G20 jueguen un papel conciliador, instando a Londres y Bruselas a evitar a toda costa un Brexit sin acuerdo, lo que supondría alterar las normas del comercio entre ambas partes para retroceder a una relación mucho más distante, y mucho menos lucrativa, que la actual. 

Y además