Pasar al contenido principal

Los 6 errores que cometen los hombres al comprar un traje, según una histórica sastrería de Londres

David Gandy.
El supermodelo David Gandy es uno de los clientes de Henry Poole. Henry Poole & Co
  • La sastrería Henry Poole & Co, situada en la famosa Savile Row, ha vestido a clientes ilustres como el antiguo primer ministro británico Winston Churchill, la reina de Inglaterra o el supermodelo David Gandy.
  • Su director ejecutivo, Simon Cundey, ha explicado a Business Insider que hay ciertos errores que los hombres suelen cometer cuando se compran un (y visten de) traje.
  • La clave está en ver un traje como una inversión.

Con clientes (pasados y actuales) como la reina de Inglaterra, el difunto primer ministro británico Winston Churchill o el supermodelo David Gandy, Henry Poole & Co sabe algo sobre cómo escoger el traje perfecto.

Se trata de la primera sastrería de la famosa calle londinense de Savile Row y es la inventora del “traje de cena”. Directores financieros, directores de marketing, consejeros delegados y “presidentes de varias instituciones financieras” se encuentran entre aquellos a los que visten, según el director ejecutivo de la compañía, Simon Cundey.

“Muchos de los clientes que conoces y saludas en el mundo de los negocios visten discretamente de Poole”, dice a Business Insider.

Todo se hace en el taller, lo que contribuye a los abultados precios — la tarifa más barata por un traje de dos piezas a medida cuesta 4.133 libras (4.673 euros), sin contar el IVA —.

Sin embargo, según Cundey, encontrar el traje adecuado va más allá de tirar la casa por la ventana y es algo que sólo unos pocos hombres saben hacer.

Estos son los errores que cometen la mayoría de los hombres cuando quieren comprar un traje y lo que deberían hacer, según Cundey.

1. No hacer los deberes antes de comprar

Henry Poole & Co.
Alison Millington

“Hacer los deberes es importante a la hora de comprar un traje”, dice Cundey. “La gente dice ‘oh, necesito un traje’ y va a la tienda y se prueba algo que le parece que cumple”. Normalmente lo que se prueban no es el traje ideal para ellos, pero aun así se lo compran.

“Lo triste es que si la experiencia es horrible y no se sienten cómodos, no se volverán a comprar un traje o no querrán vestir de traje”, añade. “Si haces los deberes e intentas encontrar el estilo adecuado a priori y vas y te sientes bien, volverás”.

Cundey añade que una vez Henry Poole crea un patrón con tus medidas, “es tu patrón de por vida. Cuando cambias, cambia contigo”.

Este es el aspecto que tienen: 

Henry Poole & Co.
Alison Millington

2. Comprar algo demasiado apretado

Cundey afirma que a menudo cuando los hombres no hacen los deberes acaban con un traje demasiado apretado. “Muchos trajes son demasiado apretados ahora, todo tiene que ser muy slim y muchas veces se llega al extremo de que las cosas están tirantes, demasiado cortas, demasiado estrechas”.

3. ...O demasiado flojo

“También ocurre lo contrario, que otro grupo de edad suele llevar ropa que les queda grande, ya sea que la talla sea más de la que debería, que la ropa sea demasiado larga, que sea ancha en las piernas o que les quede mal”, dice Cundey, que pone como ejemplos el que las mangas sean excesivamente largas o que el traje no se asiente en el cuello.

4. Llevar cinturón con chaleco

Chaleco
bearmoney / Shutterstock

Cundey afirma que muchas veces los hombres llevan la cintura del pantalón demasiado baja, “sobre todo cuando llevan chaleco y ves cómo les asoma la camisa por encima del cinturón”. “Llevar cinturón y chaleco no es la forma adecuada de vestir, por lo que ponemos un broche en un lateral en vez de un cinturón”.

5. No ver el traje como una inversión

Henry Poole & Co.
Henry Poole & Co

Cundey aconseja dividir el precio del traje por el número de años que durará y apunta que los trajes de Henry Poole resisten en torno a diez años.

“El cliente del mundo financiero suele ser astuto en lo que respecta al precio, la duración y el calcular los costes”, dice. “En primer lugar, te llevas un traje precioso hecho a partir de una tela exactamente como lo quieres, como lo deseas y lo diseñas conjuntamente. No solo sienta de maravilla sino que ni te enteras”.

“Y luego debería durar al menos diez años y esos son los números. La gente que sabe entiende que Savile Row es una [inversión] duradera”.

6. No llevarlo a una entrevista de trabajo

Henry Poole & Co
El director ejecutivo de la sastrería, Simon Cundey. Alison Millington

“En mi opinión, cuando vas al trabajo por la mañana quieres sentir que verdaderamente representas algo, no una tarde de sábado viendo el fútbol o jugando al golf”, dice Cundey.

“La primera impresión aún cuenta. Si existe una oportunidad y la quieres, querrás que todo esté perfecto”.

“Durante los primeros 30 segundos la gente examina la impresión que causas, tu aspecto, cómo te presentas, si has hecho un esfuerzo esa mañana y al menos te has abrillantado los zapatos, te has puesto un traje, una camisa una corbata o lo que sea, si te has esforzado, si causas buena impresión. No tienes que llevar camisa y corbata, pero llevar una chaqueta y unos chinos en vez de unos vaqueros y una camiseta marca la diferencia”.

Te puede interesar