6 formas de cocinar las verduras para que te resulten más sabrosas

Nevera con frutas, verduras y otras comidas

Depositphotos

Siendo sincero, la razón por la que no se comen más vegetales es por su sabor. 

En general las verduras y hortalizas no se suelen colocar entre los alimentos más apetecibles y sabrosos. 

Hay quien ni concibe tomar solo vegetales como plato único, y muchas personas tienden a asociar comer verduras con estar a dieta. 

Pero lo cierto es que comerlos no tiene que conllevar renunciar al placer de la comida.

Muchas alternativas culinarias permiten cocinar los vegetales para hacerlos más sabrosos y apetecibles. 

Leer más: 7 síntomas que indican que no estás comiendo tanta verdura como deberías, según la ciencia

Teniendo en cuenta que consumir de manera diaria verduras y hortalizas es esencial para asegurarte una buena salud, aquí hay x formas sencillas de preparar vegetales para que te resulten más apetitosos.

Sofríe las verduras con hierbas

hierbas aromáticas
Kevin Doran/ Unplash

Una de las formas más sencillas de darle sabor y aromas deliciosos a tus verduras, es añadir al sofrito condimentos que te gusten.

Simplemente prueba a añadir algunos extras como chalotas o cebollas en rodajas, a la sartén junto con un poco de aceite de oliva y ajo. Cuando la mezcla esté bien dorada pon algo de pimiento rojo o chiles picados si quieres algo más picante y novedoso. Otra opción puede ser añadir jengibre fresco.

Une después las verduras que quieras sofreír, las cuales se impregnarán de todo el sabor que les dará la mezcla, resultando más sabrosas.

Una vez cocinadas en lugar de potenciar el sabor con sal y pimienta puedes intentarlo con hierbas y especias. Hay más opciones de las que crees: tomillo, orégano, perejil, comino, cilantro, pimientón, canela, nuez moscada, o menta, son algunas. Solo te queda descubrir la combinación que más te guste.

Fuente: The Kitchn

Haz un salteado de verduras

cocinar
Louis Hansel

Unsplash

Los salteados de verduras son una manera de cocinar estos alimentos que potenciará su sabor, siendo además un plato muy saludable. 

Solo necesitas poner una sartén a fuego alto con un poco de aceite, mejor si es de oliva, y añadir las verduras, teniendo en cuenta el tiempo de cocción que va a necesitar cada una. Estas deberían estar picadas o cortadas en tiras si prefieres un estilo wok. 

Casi todo tipo de vegetal acepta bien esta forma de cocinado, pero entre los que mejor quedarán están los pimientos, la cebolla y los champiñones.

Leer más: Esta es la cantidad de frutas y verduras que debes comer al día si quieres estar sano

Añade un poco de zumo de limón o salsa de soja para darle el toque final, lo que además ayudará a que sean mucho más sabrosos.

Fuente: Sabor Gourmet

Mezcla las verduras con frutas

Ensalada
Katherine Chase/ Unplash

Las ensaladas lo permiten casi todo. Aprovecha esto para añadir algunas frutas y obtener un plato más sabroso. 

Desde The Kitchn sugieren añadir espinacas con cerezas, fresas y nueces, todo aderezado con vinagreta a base de naranja.

Pero existen más combinaciones: endibias con naranja, aguacates y fresas, o melón y tomate son parejas que también casan bien.

Fuente: The Kitchn

Rellenas al horno y con queso

Calabaza
Megumi Nachev/ Unplash

Una manera excelente de comer verduras más sabrosas es rellenarlas de otros alimentos que te puedan gustar. 

Algunas de las que mejor se adaptan a esto son las berenjenas, la calabaza, las alcachofas, los champiñones o el calabacín a los que puedes añadir arroz, quinoa, trocitos de jamón o incluso algo de carne. 

Condimenta con hierbas aromáticas que te gusten y cubre con un poco de queso antes de hornear. Es seguro que tomar vegetales de esta manera te será todo un placer.

Fuente: One Green Planet

Prepara una parrillada de verduras

parrilla
Unplash

Una buena manera de cocinar verduras que les da mucho sabor es asarlas en la plancha o la parrilla. Al tostarse un poco en este fuego, el alimento adquiere cierto toque ahumado o de carbón que hará que te resulte delicioso, y es mucho más sano que una parrilla de carnes rojas.

Los vegetales que más se suelen utilizar para una parrillada son berenjenas, espárragos, champiñones, tomates o pimientos. Pero si tienes en cuenta el tiempo de preparación, puedes incluir muchos más, (como coliflor, alcachofas, boniatos, zanahorias o brécol, solo que al ser más duros necesitarán una cocción previa especial).

Leer más: 9 formas sencillas de integrar las verduras en tu dieta para comer más sano

Para preparar la parrillada, cortas las verduras, añade un toque de sal y rocía estas de aceite, mejor en aerosol ya que no requieren de mucha grasa. Una vez asadas, espolvorea sobre ellas algo de sal gorda y una mezcla de aceite, ajo y perejil. También puedes probar a espolvorear algo de pimentón dulce.

Fuente: Divina Cocina

Haz una tempura de verduras

tempura
Cafeterías Nebraska/ Flickr

Aunque no es el método de cocción más saludable, freír imparte mucho sabor y textura a los alimentos, así que de vez en cuando puedes aprovecha este plato para comer más vegetales.

Para cocinar las verduras en tempura, corta estas en tiras y fríelas en una sartén con aceite a fuego alto (unos 180º). Antes deberás impregnar los vegetales en una mezcla de huevo, harina y agua. En ella radica parte del secreto de este plato, pues debe estar muy fría y no debe ser ni muy líquida ni muy densa para lograr esa capa fina y crujiente que resulta tan deliciosa.

Una forma única de aportar textura y gusto a las verduras.

Fuente: El Comidista

LEER TAMBIÉN: ¿Sueles irte a la cama con hambre? Estos consejos te ayudarán a reducir el apetito durante la noche

LEER TAMBIÉN: ¿Cuánto azúcar lleva cada bebida de las que consumes a diario?

LEER TAMBIÉN: Coca Cola elimina este producto saludable de su catálogo por la crisis del coronavirus

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”