Pasar al contenido principal

Estos son los 6 principales desafíos que afrontará Ursula von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea

Ursula von der Leyen y Jean-Claude Juncker
Ursula von der Leyen y Jean-Claude Juncker Reuters
  • Elegida por los miembros del Parlamento Europeo con 383 votos, Ursula von der Leyen está en camino de ser la próxima presidenta de la Comisión de la UE.
  • Sin embargo, a Von der Leyen le espera mucho trabajo: su comisión tomará decisiones que afectarán a más de 500 millones de ciudadanos de la UE.
  • Desde Brexit hasta la inmigración, estos están algunos de los desafíos que tiene por delante para von der Leyen.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Elegida por los miembros del Parlamento Europeo con 383 votos, apenas 9 más que los 374 requeridos, Ursula von der Leyen será la nueva presidenta de la Comisión Europea una vez que Jean-Claude Juncker deje el cargo el 31 de octubre.

Es la primera vez que una mujer encabezará la Comisión de la UE y la segunda vez que el cargo recae en un ciudadano alemán.

Sin embargo, von der Leyen tiene por delante una enorme tarea: su comisión tomará decisiones que afectarán a más de 500 millones de ciudadanos de la UE.

Leer más: El frenazo económico en Italia y Alemania obliga a la Comisión Europea a reducir sus previsiones de crecimiento para la eurozona

Algunos temas son de particular importancia para el futuro de la Unión Europea y son el baremo por el que se medirá von der Leyen. Estos son los 6 principales desafíos a los que se enfrenta la nueva presidenta del Ejecutivo comunitario cuando tome posesión a finales de año.

#1– Democratización y cohesión

Una sesión de la Comisión Europea
Reuters

Tuvieron que pasar 51 días desde las elecciones europeas para que von der Leyen fuera elegida presidenta de la Comisión.

El proceso estuvo marcado por negociaciones a puerta cerrada entre los respectivos jefes de Estado, un hecho que muchos ciudadanos consideran poco democrático. La reforma de este proceso podría aumentar un poco la confianza en la institución europea.

Otro punto en la agenda de reformas es que la Eurocámara es el único parlamento en el mundo occidental que no puede proponer una legislación por iniciativa propia. En su discurso de candidatura, von der Leyen indicó que estaba preparada para hacer concesiones.

Los conflictos también podrían extenderse más allá entre la Comisión de la UE y algunos estados miembros. Los Gobiernos de Polonia y Hungría han violado de forma notoria los estándares democráticos.

Para preservar la unidad de la UE y, al mismo tiempo, defender sus principios, von der Leyen tendrá que realizar una gestión equilibrada.

Esto se debe en parte al hecho de que, al igual que en Europa del Este, hay un gobierno nacionalista en Italia que está dejando su huella oponiéndose abiertamente a la UE.

Leer más: Italia se niega a enmendar el proyecto de presupuesto que rechazó Bruselas: qué puede pasar ahora

#2– Brexit

Boris Johnson se come un helado
Reuters

Von der Leyen tomará el mando de la Comisión de la UE el mismo día que Reino Unido abandona la UE, el próximo 31 de octubre, por lo que una de las primeras tareas que tendrá que afrontar como nueva presidenta de la Comisión será garantizar que el Brexit se produce de la forma más limpia posible.

Esta puede ser una tarea difícil, especialmente porque el nuevo primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, es un firme partidario del Brexit decidido a sacar a Reino Unido de la UE "sí o sí".

Esto no solo tendrá serias repercusiones para Reino Unido; también tendrá un impacto crucial en la economía de la UE en su conjunto.

Incluso si, por algún milagro, la salida de Reino Unido termina siendo un pequeño éxito, seguirá suponiendo una enorme reorganización para la UE.

Esto incluye la política de seguridad, dado que Reino Unido tiene uno de los ejércitos más poderosos del mundo y también cuenta con armas nucleares.

Aunque sigue siendo miembro de la OTAN, es probable que el Gobierno británico adopte una postura más independiente de la UE en el futuro, posiblemente centrándose más en Washington que en Bruselas.

Leer más: Boris Johnson rechaza llegar a un compromiso con la UE sobre la frontera irlandesa y coloca a Reino Unido más cerca de un Brexit sin acuerdo

#3– Política exterior y seguridad

El ministro de Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini
El ministro de Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini Reuters

"Solo hay dos tipos de estados en Europa: los que son pequeños y lo que, siendo pequeños, aún no se han dado cuenta de que lo son". Así se expresó el ministro de Finanzas danés, Kristian Jensen, en una conferencia titulada Road to Brexit en 2017.

El mensaje que encierra esta declaración es que si Europa quiere ser considerada como una entidad global, tiene que moverse como una unidad. Esa es la única forma en que podría oponerse o competir con Rusia, China y EE.UU.. Desafortunadamente, Europa está a menudo dominada por intereses particulares.

Por ejemplo, Alemania está construyendo un gasoducto hacia Rusia, a pesar del hecho de que los estados miembros del Báltico, Polonia y Francia están en contra del plan.

Rusia y China, en concreto, están tratando de explotar las diferencias de opinión en la UE para crear disputas entre los estados miembros, especialmente en el sureste de Europa.

Leer más: Esta es la estrategia de China para enfrentar a los países de la UE entre sí

Si von der Leyen logra persuadir a la UE para que adopte una verdadera política común de exteriores y seguridad, conseguirá mucho más que eso, particularmente en cooperación militar.

En conjunto, las fuerzas armadas de la UE tienen aproximadamente 1,6 millones de soldados, es decir, más o menos los mismos que EE.UU. y más que India, que tiene 1,3 millones de efectivos, y Rusia, con 1 millón.

Estas impresionantes cifras, sin embargo, no reflejan el verdadero equilibrio de poder; sus retos son enormes.

Desde las operaciones internacionales y la prevención de crisis hasta la disuasión contra Rusia, si todas esas medidas se llegan a llevar a cabo, Europa tiene que organizar mejor sus recursos.

Algunos políticos creen que un ejército común haría más poderosa a Europa: supuestamente, Ursula von der Leyen apoya esa idea. Además, Alemania simpatiza con esta propuesta y el presidente francés Emmanuel Macron también está a favor.

Si von der Leyen consiguiera avanzar en este frente, haría historia.

#4– Inmigración

La policía italiana reprime una protesta de refugiados e inmigrantes
REUTERS/Yara Nardi

Al igual que en años anteriores, todavía hay solicitantes de asilo que intentan llegar a Europa en barcas fletadas por contrabandistas en todo el Mediterráneo.

Dado que ya no hay misiones de rescate gubernamentales, solo varias iniciativas privadas se están ocupando de rescatar a quienes se encuentren en problemas en el mar.

Sin embargo, hay problemas al respecto: Italia rechazó recientemente un número récord de solicitudes de asilo, y los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han pedido más recursos para reorientar o realojar a los solicitantes de asilo una vez que llegan.

Leer más: Un estudio macroeconómico desmiente que los solicitantes de asilo sean una carga para las economías europeas

Actualmente, no hay un procedimiento automático para resolver esta situación y Europa sigue dividida en este tema. Muchos países del este de Europa no quieren recibir ningún tipo de inmigración, mientras que algunos países del norte y el oeste de Europa creen que hay que admitir a aquellos que lo necesitan.

Sin embargo, en el pasado, estos llamamientos no se han visto acompañados de acciones: los países del sur de Europa, incluidos Grecia, España e Italia, se han sentido abandonados y se han vuelto más restrictivos en su admisión de solicitantes de asilo e inmigrantes.

En su discurso de candidatura, von der Leyen afirmó que es un deber salvar vidas humanas, y que muchos en Europa estaban de acuerdo con ella.

#5– Clima

Un manifestante contra el cambio climático
REUTERS/Wolfgang Rattay

Von der Leyen también busca establecer un nuevo estándar en la protección climática, y aseguró que quería que Europa se convirtiera en "el primer continente climáticamente neutral en el mundo". Muchos, aunque no todos, los estados miembros de la UE se han comprometido a alcanzar esa neutralidad para 2050.

La única resistencia en este frente se encuentra actualmente en Europa del Este. Von der Leyen, sin embargo, quiere impulsar esta meta y ha afirmado: "Quiero un acuerdo ecológico para Europa en los primeros 100 días de mi mandato".

Con una pequeña negociación y algunas concesiones en otras áreas, bien podría tener éxito en sacar algunas promesas importantes de Europa del Este.

Leer más: Por qué Europa empieza a retroceder y corre el riesgo de entrar en otra crisis

#6– Asuntos económicos y sociales

Donald Trump
TOLGA AKMEN/AFP/Getty Images

Von der Leyen se había pronunciado anteriormente a favor de un seguro de desempleo europeo y de un salario mínimo para toda Europa, ideas que pueden haber sido una estrategia para obtener el respaldo de los socialdemócratas. Sin embargo, las diferencias económicas en la UE siguen siendo enormes.

A algunas regiones del sur de Alemania y del norte de Italia les está yendo bien, pero el desempleo juvenil en el sur de Europa sigue siendo alto y el este de Europa sigue experimentando altas tasas de emigración.

Las persistentemente altas deudas soberanas de Italia y Grecia también son motivo de preocupación. Las crisis futuras, como el Brexit, podrían exacerbar este tipo de problema.

Otro peligro para la economía europea acecha en el conflicto comercial. Enfrentarse a Donald Trump y a sus aranceles para defender los intereses europeos podría convertirse en uno de los mayores desafíos de von der Leyen.

Además, Europa no puede permitirse perder el contacto con la tecnología del futuro: desde la inteligencia artificial hasta los automóviles sin conductor, tratar con las compañías tecnológicas de EE.UU. sigue siendo un tema difícil.

Los desafíos que Europa tiene por delante son monumentales: lo estrecho de los resultados electorales demuestra lo difícil que será unir a los diferentes países.

Y además