6 hallazgos científicos recientes sobre la pérdida de peso que pueden ayudarte a adelgazar

mujer comiendo sano

Getty Images

  • Si estás pensando en diseñar un plan para adelgazar, quizás quieras tener en cuenta algunas evidencias avaladas por la ciencia.
  • El medio Eat This ha recopilado los últimos hallazgos científicos en materia de pérdida de peso que puedan ayudarte a hacer más fácil la ardua tarea de perder unos kilos de más.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es fácil verse abrumado por la cantidad de información que existe sobre la pérdida de peso.

Cada día parecen surgir nuevas dietas de moda que prometen todo tipo de milagros a la hora de redibujar tu silueta. O consejos sobre lo que es mejor o no comer en los distintos momentos del día. Hasta tal punto de que te encuentres sobrepasado y ya no sepas qué es lo que realmente funciona.

Para adelgazar y mantener tu peso lo ideal es cuidar tu alimentación y hacer algo de ejercicio. 

Pero si aún así consideras que esto no te funciona, el medio Eat This ha recopilado los últimos hallazgos científicos en materia de pérdida de peso para que puedas tener en cuenta estos resultados en tu estrategia de liberarte de unos kilos de más.

A continuación las últimas evidencias científicas sobre lo que funciona y lo que no a la hora de adelgazar

Las frutas y verduras impulsan la pérdida de peso

Frutas
Reuters

Todo el mundo sabe que para estar sano hay que comer frutas y verduras.

Estos alimentos son fundamentales para tu organismo pues aportan nutrientes esenciales como vitaminas y minerales. También de fibra, que ayuda a mejorar la salud de tu intestino y controlar los niveles de azúcar en sangreComerlos en las cantidades adecuadas ayuda a prevenir enfermedades tales como diabetes, obesidad, cardiopatías o incluso ciertos tipos de cáncer.

Además, las frutas y verduras puede ayudarte a adelgazar, como descubrió una investigación recientemente.

Según una revisión de estudios del pasado junio publicada en la revista Nutrients, "el aumento de la ingesta de frutas y verduras es un factor principal que contribuye a la pérdida de peso en mujeres".

Los investigadores apuntan que entre los motivos para ello estos alimentos favorecen en general una ingesta menor de calorías, en parte promovida por los efectos de la fibra, que ayuda ante la grasa abdominal y tiene un efecto saciante.

6 formas de cocinar las verduras para que te resulten más sabrosas

Entre las frutas que más ayudaban en la pérdida de peso se incluyen arándanos, manzanas, peras, fresas y aguacates. En cuanto a las principales verduras, destacan el brócoli, los pimientos la coliflor y las coles de Bruselas.

Perder peso es más fácil cuando involucras a tu pareja

Pareja comprando frutas y verduras envasadas en el supermercado.
Getty

Un estudio presentado el pasado mes de agosto en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología encontró que la pérdida de peso en pacientes tras un ataque cardíaco era más efectiva cuando sus parejas se unían a la dieta.

La investigación buscaba determinar si la participación de la pareja en programas centrados en el estilo de vida tenía un impacto en el cambio de comportamiento. El análisis se centró en los 411 pacientes que fueron derivados a tres programas de hábitos saludables: reducción de peso, actividad física y dejar de fumar. 

En comparación con los que no tenían pareja, los pacientes que contaron con la colaboración de su pareja tenían más del doble de probabilidades de mejorar en al menos una de las tres áreas (pérdida de peso, ejercicio, dejar de fumar) en un año, sobre todo en lo relativo a adelgazar.

"Los pacientes con parejas que se unieron al programa de pérdida de peso perdieron más peso en comparación con los pacientes con una pareja que no se unió al programa", afirmó Lotte Verweij, enfermera titulada y estudiante de doctorado de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ámsterdam, (Países Bajos).

11 trucos que recomiendan los expertos para perder peso sin dieta

“Cambiar hábitos es difícil cuando solo una persona hace el esfuerzo. Entran en juego cuestiones prácticas, como ir a comprar, pero también desafíos psicológicos, en los que un compañero de apoyo puede ayudar a mantener la motivación ", añadió.

Cuidar la salud de tu intestino puede ayudarte con tu peso

Comer ligero por las noches.
Getty Images

En tu intestino viven millones de bacterias conocidas como microbioma o flora intestinal. 

La ciencia ha evidenciado el papel que juega esta flora en el peso. En general se ha comprobado que las personas más delgadas tienden a tener un microbioma más diverso que aquellas con sobrepeso.

A principios de 2020 un equipo de investigadores vinculado al consorcio MetaCardis de la Unión Europea asoció la obesidad con una alteración de la microbiota intestinal.

"Observamos que este enterotipo alterado (Bacteroides2 [Bact2]) se caracteriza por una baja abundancia bacteriana y biodiversidad, notablemente deficiente en algunas bacterias antiinflamatorias como 'Faecalibacterium'" explicó el profesor profesor Jeroen Raes, autor principal, en declaraciones recogidas por Infosalus.

El equipó detectó que mientras que solo el 4% de los sujetos delgados y con sobrepeso eran portadores del Bact2, el porcentaje se disparaba hasta el 19% entre los pacientes obesos. 

Cuidar tu intestino puede ayudarte a adelgazar y no es necesario pasar hambre

A su vez, un pequeño estudio publicado el pasado mes de junio apuntó al papel de las bacterias intestinales en la pérdida de peso.

Para ello analizaron los datos clínicos y del microbioma de referencia para predecir la pérdida de peso en seis meses de 36 participantes. Los resultados mostraron que los principales predictores para adelgazar incluían bacterias intestinales que producen ácidos como butirato, ácidos biliares secundarios y succinato.

Mientras que comer una dieta saludable rica en frutas y verduras puede mejorar la diversidad de tu flora intestinal, una alimentación basada en cereales refinados, pobre en fibra y rica en azúcares añadidos puede  empobrecer la "diversidad y variabilidad de especies" de tu microbioma, como advierte la nutricionista Júlia Farré en su web.

Dormir mal puede llevarte a engordar

Dormir bien.
Getty Images.

En septiembre una investigación publicada en JAMA Internal Medicine vinculó una peor calidad del sueño con mayor índice de masa corporal (IMC).

Para ello el estudió analizó las características del sueño de más de 120.000 participantes durante 2 años con datos recopilados de aplicaciones de sus móviles destinadas a monitorizar su descanso.

Los resultados apuntaron que aquellos con mayor peso ( índice de masa corporal (IMC) superior a 30, vinculado a estados de obesidad) dormían menos horas y mostraban  peores patrones de sueño.

En 2006 otro estudio elaborado sobre más de 65.000 mujeres a las que se siguió durante 16 años también mostró asociaciones entre malos hábitos de sueño y aumento de peso.

¿Sueles irte a la cama con hambre? Estos consejos te ayudarán a reducir el apetito durante la noche

Si bien ninguna de las mujeres era obesa al inicio de la investigación, 16 años después, los resultados mostraron que aquellas que habían informado dormir 5 horas o menos tenían hasta un 15% más  de probabilidades de volverse obesas que aquellas pacientes que dormían al menos 7 horas. 

Entre los posibles motivos para ello, la alteración del sueño parece tener un impacto negativo en las hormonas que regulan el hambre, favoreciendo además los antojos por comida de baja calidad y alta en calorías.

El ejercicio por si solo quizá no te lleve a perder peso

hombre corriendo, deporte, barriga
Getty Images

Si estás pensando en hacer ejercicio para quitarte algunos kilos demás, mejor que combines este con cambios en tu dieta si de verdad quieres lograr adelgazar.

Pues, como apuntó una investigación del pasado mes de junio, la actividad física no parece mejorar ampliamente la pérdida de peso.

El estudio, publicado en la revista Current Developments in Nutritionsiguió a tres grupos a los que se asignó al azar: una dieta baja en calorías, una dieta más una sesión moderada de ejercicio o una dieta y una sesión intensa de ejercicio.

Los resultados mostraron que si bien los 383 participantes lograron adelgazar, la diferencia en el peso perdido no era llamativa en los grupos que incorporaron ejercicio.

Por supuesto esto no quiere decir que no debas moverte. 

La práctica de ejercicio diario y una vida activa además de ayudarte con tu silueta, puede reducir el riesgo de cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y varios tipos de cáncer. También ayuda a prevenir la hipertensión,mejorar la salud mental, la calidad de vida y el bienestar.

LEER TAMBIÉN: Qué lácteos son más saludables y cuáles no aportan demasiados beneficios, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: Cuánta cerveza o vino puedes tomar de forma saludable si sigues una dieta mediterránea, según los expertos

LEER TAMBIÉN: 7 alimentos que aceleran el envejecimiento y te hacen parecer mayor

VER AHORA: Domingo Mirón, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel: “La colaboración público-privada y la multisectorial serán clave en la gestión de los fondos europeos”