Pasar al contenido principal

6 malos hábitos que te impiden ser mentalmente más fuerte

Create a lifestyle that helps you reach your goals.
Crea un estilo de vida que te ayude a alcanzar tus objetivos. ESB Basic/Shutterstock
  • Amy Morin es psicoterapeuta, trabajadora social, coach de fortaleza mental y autora de best-sellers.
  • Muchas personas confunden la fortaleza con estar por encima de los desafíos mentales o manejar fácilmente cualquier trastorno que se les presente.
  • En cambio, explica Morin, la fuerza mental se encuentra al crear "un estilo de vida que te ayude a alcanzar tus objetivos": prepararse para el éxito es la mejor manera de prepararse para las batallas que no podremos evitar.
  • Aquí hay 6 cosas que puedes estar haciendo y que te impiden desarrollar ser mentalmente más fuerte.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todos poseemos fuerza mental hasta cierto punto. Pero como terapeuta, he descubierto que la mayoría de las personas no desarrollan esta fortaleza tanto como podrían. Esto se suele deber a que no logran prepararse para el éxito.

Si quieres alcanzar tu máximo potencial en este ámbito, debes crear un estilo de vida que te ayude a alcanzar tus objetivos. Además, debes eliminar los obstáculos que están drenando tu fuerza mental y saboteando tus esfuerzos. Sigue leyendo para descubrir esas 6 cosas que haces mal y te impiden llegar a tu máxima fortaleza.

Leer más: 5 hobbies que aportarán beneficios a tu salud física y mental

1. No pones límites a aquellos que te roban la energía.

1. You aren't setting limits on energy vampires
Establece límites en aquellas relaciones que resulten tóxicas. iStock / Getty Images Plus/Getty Images

Sería genial que pudieras rodearte solo de personas positivas. Pero esto no es algo realista. Ya sea por tener un familiar que te critique con demasiada frecuencia, o un compañero de trabajo que insiste constantemente en que todo va mal, este tipo de personas pueden agotar tu fuerza mental rápidamente.

Que no quieras sacarlos por completo de su vida (tal vez quieras mucho a tu tía o no te resulta posible cambiar de puesto de trabajo), no significa que no puedas establecer límites. Siempre puedes excusarte y dejar una conversación improductiva, decirle no a alguien que te pide algo prestado o rechazar una invitación a un evento al que no te apetece asistir.

Crear límites saludables asegura que tu tiempo y energía se destinen a las cosas y a las personas que más valoras. Y te ayudará a mantenerte mentalmente más fuerte mientras trabajas para lograr tus objetivos.

2. Le das demasiado crédito a tu cerebro.

2. You believe your brain more than you should
Eres más fuerte de lo que crees. tommaso79/Getty Images

A tu cerebro le encanta que te quedes en tu zona de confort. Intentará convencerte de que no puedes tener éxito o de que no eres lo suficientemente bueno para hacer algo diferente. Pero recuerda que tu cerebro puede mentirte. Eres más fuerte de lo que piensas.

Si quieres fortalecerte, debes aceptar que eres más capaz y competente de lo que tu cerebro a veces te dice. Esto se aplica saliendo de tu zona de confort aunque no haya garantía de éxito. Tan solo debes tener en cuenta que puedes manejar la derrota mejor de lo que piensas. Aunque el fracaso duele, eres lo suficientemente resistente para aceptarlo.
 

3. Evitas las cosas que te asustan.

3. You avoid things that scare you
Ponte a prueba para hacer cosas fuera de tu zona de confort. Randy Risling / Getty Contributor

Puedes pensar que la ausencia de miedo es un signo de fortaleza. Pero esto está lejos de ser cierto. Si nunca nos sintiéramos asustados, no nos esforzaríamos por hacer cosas desafiantes.

Hacer cosas que te asustan un poco, como por ejemplo una presentación voluntaria para lanzar un negocio, te ayuda a fortalecerte.

Al igual que necesitas tensionar los bíceps para ensanchar los brazos, también necesitas algo de tensión en tu vida para que tu mente se haga más fuerte. Ponte a prueba para hacer más, independientemente del éxito que obtengas. Aprenderás valiosas lecciones de vida en el proceso.

4. No les prestas atención a tus emociones.

4. You don't pay attention to your emotions
Es posible que no estés prestando atención a cómo te sientes. Martin Dimitrov/Getty Images

Tus emociones afectan a cada decisión que tomas. Diversas investigaciones muestran que las personas juegan a lo seguro cuando se sienten ansiosas. Es más probable que corras riesgos impulsivos cuando estás enfadado o avergonzado. Y durante una negociación, es probable que te conformes con menos cuando estás triste, porque no querrás arriesgarte a ser rechazado.

Sin embargo, lo más factible es que pases muy poco tiempo pensando en tus sentimientos. En consecuencia, puedes notar que tus emociones nublan tu juicio.

Invierte unos minutos en pensar en cómo te sientes. Expresarlo puede ayudarte a comprender mejor cómo afectan tus sentimientos a la forma en que piensas y al camino que decidas seguir. Ponerle nombre a tus sentimientos también puede ayudar a aliviar un poco la molestia.

5. Estás demasiado ocupado.

5. You're too busy
Demasiado que hacer puede ser mentalmente agotador. Hero Images/Getty Images

Un horario demasiado ocupado puede hacerte sentir importante. Pero un calendario completo también deja poco espacio para la reflexión, el desarrollo personal y el entrenamiento de la fuerza mental.

El desarrollo del músculo mental a menudo requiere más "ser" y menos "hacer". Practicar la atención plena, por ejemplo, requiere un esfuerzo consciente. No verá resultados inmediatos. E incluso podrías sentirte culpable por no ser "productivo".

Pero todos tienen espacio en sus ocupadas vidas para desarrollar la fuerza mental, siempre que la aptitud sea una prioridad. Una vez que sea así, serás más efectivo en todos los aspectos de la vida.

6. No seleccionas con criterio los medios de comunicación en los que te informas.

3. Choose what media you consume carefully
Infórmate sobre lo que eliges ver. Shutterstock/Blackregis

Todo, desde las noticias que ves hasta las personas a las que sigues en las redes sociales, afecta a tu estado mental. No obstante, la mayoría de nosotros somos pasivos sobre lo que consumimos a diario. El desplazamiento sin fin y el cambio de canal sin sentido pueden agotar tu fuerza mental por varias razones.

Las investigaciones dejan claro que las noticias aumentan nuestra ansiedad. Permitir que te bombardeen a noticias durante todo el día puede hacer que solo te concentres en eventos catastróficos.

Los estudios también muestran que nuestro estado de ánimo tiende a desplomarse después de pasar tan solo unos minutos en las redes sociales. Tendemos a compararnos con otras personas y asumir que viven mejores vidas que nosotros.

Tener más criterio con el consumo de medios puede ayudarte a mantenerte fuerte. De hecho, puedes incluso usar medios para ayudarte a desarrollar la fuerza mental. Sigue a personas inspiradoras en las redes sociales, utiliza aplicaciones que te ayuden a mantener hábitos más saludables y haz cursos online que te ayuden a desarrollar una mentalidad más saludable.

Y además