Pasar al contenido principal

Las 6 causas de la sensación agridulce en el sector de las renovables en España, según un estudio

Construcción molino viento
Reuters
  • El sector de las renovables crece en los últimos cuatro años pero continúa sin alcanzar los niveles de 2012, cuando marcó su máximo tanto en contribución al PIB como en creación de empleo.
  • La energía final bruta de energía renovable, que deberá alcanzar un 20% en 2020, cayó levemente y se situó en los 17,3% frente al 17,5% del pasado año.
  • Las renovables evitaron que se emitieran a la atmósfera 56,7 millones de toneladas de CO2 y el pago de derechos de emisión de CO2.

Sentimientos encontrados  en el ámbito de las energías renovables. El sector de las renovables crece en los últimos cuatro años pero continúa sin alcanzar los niveles de 2012, cuando marcó su máximo tanto en contribución al PIB como en creación de empleo.

El estudio del impacto Macroeconómico de las energías renovables en España, elaborado por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), recoge que la potencia instalada no ha experimentado una gran variación en los últimos años “aunque sí se ha observado una reactivación de proyectos que se traducirá en nueva potencia en los años venideros”. 

Sin embargo, la energía final bruta de energía renovable, que deberá alcanzar un 20% en 2020, cayó levemente y se situó en los 17,3% frente al 17,5% del pasado año. Esto se traduce en un retroceso de las energías verdes y un mal dato en un contexto en el que la Transición energética está en marcha en España. 

Leer más: Esta startup está combinando el blockchain y el reciclaje para terminar con la pobreza y la contaminación convirtiendo al plástico en moneda de cambio

La lectura del presidente de APPA, José Miguel Villarig, es positiva. El ejecutivo destacó la actividad del sector y reclamó estabilidad para el desarrollo futuro. "Tras una moratoria de años, hemos vuelto a poner el sector a máxima velocidad, lo que necesitamos ahora es consenso y estabilidad para no volver a paralizar el sector", aseguró.

A continuación te explicamos los seis motivos de la sensación agridulce en el sector de las energías renovables en España.

Crece el impacto en el PIB aunque lejos de los niveles de 2012

El sector de las energías renovables toma fuerza en España y contribuyó con 10.521 millones de euros al PIB español, lo que supone un 0,87%  de la economía. La cifra ratifica el cuarto año de crecimiento de un sector, según apunta el informe, que ha acelerado su desarrollo tras las subastas del 2016 y 2017. 

“El sector muestra una clara recuperación”, apunta el estudio. No obstante, este 0,87% de aportación del sector en 2018 se sitúa todavía lejos del máximo de 1% que se alcanzó en 2012

Cae la porción en la tarta energética y se distancia del objetivo de 2020

La producción de electricidad renovable sí que vivió un claro aumento, de un 21% y alcanzó los 102.324 GW, incluyendo la gran hidráulica. Este aumento responde a la recuperación de la generación hidráulica tras la sequía de 2017. 

Sin embargo, la  penetración de las renovables retrocede. Aunque debería alcanzar un 20% en 2020, cayó levemente en 2018 y se situó en los 17,3% frente al 17,5% del pasado año. El motivo es el aumento en la demanda energética por el impulso de la economía y por el mayor peso del petróleo, que en 2018 batió récords de importación. 

Leer más: Las consecuencias del cambio climático, según la ONU: cifras récord de temperaturas, el PIB cae en países en desarrollo y más

Las renovables representaron el 15,1% de la energía final en España en 2018 y las renovables  eléctricas crecieron un 8,1% respecto al pasado año.

El saldo exportador marca un nuevo récord

El documento deja entrever que las exportaciones marcaron un nuevo récord, alcanzando los 4.739 millones de euros. 

Sin embargo, el estudio deja constancia de que el saldo exportador de 2.746 millones de euros, no logra compensar el impacto de la importación fósil en la balanza energética, que tiene un contrapeso de 25.132 millones de euros. Es decir, la balanza comercial española registró un déficit en 2018 de 33.840 millones de euros lastrada por las importaciones de combustibles fósiles. 

Al observar las importaciones y las exportaciones puede verse que registró un saldo neto positivo por valor de 2.746 millones de euros el pasado año. Si las exportaciones de bienes y servicios experimentaron un aumento hasta alcanzar los 4.769 millones de euros, las importaciones aumentaron hasta los 1.993 millones de euros debido a una mayor actividad instaladora del sector. 

Ahorro de emisiones de gases de efecto invernadero

Pero las cifras de las renovables trascienden el entorno macroeconómico y tienen un impacto directo en la lucha contra el cambio climático, la calidad del aire o la contaminación. Considerando el  impacto de la generación eléctrica, la energía térmica y los biocarburantes, el sector de las energías renovables evitó la importación de 20,7 millones de toneladas equivalentes de petróleo de combustibles fósiles y supuso un ahorro económico de 8.547 millones de euros en 2018. 

De la mano, las renovables evitaron que se emitieran a la atmósfera 56,7 millones de toneladas de CO2 y, a su vez, evitó el pago de derechos de emisión de CO2 por valor de 899 millones de euros.

Abaratamiento del precio del mercado eléctrico diario

Al entrar en el mix energético, las renovables abaratan el precio del mercado diario. En el año 2018 este abaratamiento alcanzó los 4.735 millones de euros, es decir, un ahorro de 18,67 euros por cada MW adquirido en el mercado diario.

Leer más: La energía nuclear es demasiado lenta y poco eficiente para luchar contra el cambio climático, según un informe

Dicho de otra forma, sin renovables en el mix energético, el precio medio del mercado eléctrico durante el año pasado habría sido de 75,96 euros/MWh en lugar de los 57,29 euros/MWh que se pagaron. 

Leve repunte del empleo pero un 37% por debajo de 2011

El empleo está lejos, no obstante, de alcanzar las cifras de 2011, cuando alcanzó su máximo. Pero crece, tan sólo, desde el año pasado. El sector registró un total de 81.294 puestos de trabajo en términos globales, un 3,3% más respecto al año anterior.

La eólica, la fotovoltaica y los biocarburantes concentran el grueso de la creación de empleo. Aún con todo, el estudio subraya que el sector ha perdido cerca del 37% de los puestos de trabajo que tenía en el año 2011, cuando sumaba 127.584 trabajadores. 

Y además