6 pasos para crear un presupuesto con tu pareja y controlar los gastos mensuales

Pareja rellenando documentos
Getty
  • Elaborar a cabo un presupuesto es una práctica esencial para tener unas finanzas personales ordenadas.
  • Cuando se tienen las cuentas en pareja, es importante conocer cuáles son los pasos a seguir para presupuestar correctamente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El ámbito de las finanzas personales no siempre es individual, sino que también puede realizarse en pareja. 

Ya sea en relaciones matrimoniales o de parejas consolidadas llevar un orden con el dinero es fundamental. Hacer un presupuesto conjunto con una planificación financiera previa puede hacer que no se incurra en problemas económicos con el paso del tiempo. Ser consciente, conjuntamente, de los ingresos y los gastos es una referencia fundamental. 

La comunicación en cualquier tipo de relación es importante. Mucho más cuando entra en juego la capacidad de gasto que se tiene en conjunto y los planes en común. 

De ahí a la importancia de tener bien atado un presupuesto, un fondo para emergencias y una dinámica de ahorro que redunde una óptima salud económica para alcanzar la ansiada libertad financiera

La pregunta clave, siguiendo este hilo, es la siguiente: ¿cómo se puede crear un presupuesto en pareja? ¿Qué pasos son los que se tienen que dar para llevar una buena dinámica? Hay algunas cuestiones que siempre debes tener presente. 

Paso 1: Establecer objetivos realizables

Getty Images
Getty Images
Getty Images

Una primera recomendación es dividir vuestras metas financieras en categorías de corto, medio y largo plazo para que os podáis asegurar de que está planificando el presente y el futuro. Los objetivos en estos marcos temporales tendrán un gran impacto en el presupuesto general.

Cuando se trata de establecer metas, muchas personas confían en el acrónimo “Smart”. Las palabras han variado, pero las que se utilizan a menudo para establecer metas financieras son:

  • S (Específico): El objetivo en pocas palabras bien escogidas. Por ejemplo, si queréis invertir en un activo inmobiliario en concreto. 
  • M (Medible): ¿cómo sabrás que has logrado tu objetivo? “¿Cuánto costara?”
  • A (Alcanzable): ¿Es realista la meta? “¿Es posible ahorrar tanto dados los ingresos actuales y futuros previstos?”
  • R (Realista): incluso si es posible, ¿tiene sentido en tu situación? “¿A qué tendremos que renunciar?”
  • T (Tiempo): centrado en ser realista, “¿Cuánto tiempo llevará conseguir x objetivo?”

Si utilizáis “Smart” podéis ajustar los objetivos. Es posible que tengáis que apartar algunas metas para revisarlas más tarde, por ejemplo, después de obtener un gran aumento de sueldo o un ascenso.

Paso 2: Determina los ingresos netos

Calculando presupuestos
Getty Images

Una vez que se fijan los objetivos financieros, es momento de hacer un balance de los ingresos mensuales. La retribución bruta es la cantidad que tienes antes de impuestos y deducciones. Eso no es útil para crear un presupuesto, de modo que aseguraos de calcular el neto para presupuestar

Si la pareja dispone de un sueldo por hora, es probable que tu ingreso neto sea estable. Si alguno de los 2 tiene ingresos irregulares por trabajo estacional, trabajo por cuenta propia o comisiones de ventas, deberá volver a visitar la sección de ingresos al menos una vez al mes.

Paso 3: Suma todos los gastos obligatorios

Presupuesto y facturas en excel
GettyImages

Los gastos obligatorios aquellos a los que se tiene que hacer frente todos los meses. Aquí se incluye la vivienda (hipoteca o alquiler), coche, gasolina, parking, seguros, o alimentación. Para algunas personas, la comida se convierte en “lo que queda después de pagar todas las facturas”, pero es aconsejable que la pareja deba tener una idea aproximada de la cantidad mínima que se gasta en alimentación como partida fija.

Después, restad los gastos obligatorios de los ingresos netos. 

Si vuestros ingresos netos mensuales combinados son de 3.000 euros y sus gastos obligatorios suman 1.500 euros, por ejemplo, tienes 1.500 euros para asumir otros gastos y, después, para ahorrar.

Paso 4: Calcula el ahorro que necesitáis

Ahorro para el fondo de emergencia.

Getty Images

Primero, hay que volver a los pasos 1 y 2 para determinar cuánto necesitas ahorrar para alcanzar los objetivos financieros (paso 1), así como las cantidades netas de las que se dispone (Paso 2). Incluye todo esto en este paso (4) antes de seguir. 

Restad la cantidad que necesita ahorrar (para la jubilación y otras metas) de la cantidad restante en el Paso 3. Ese es el dinero disponible para la siguiente categoría: gastos discrecionales.

Imaginad que la cantidad total que necesitas ahorrar cada mes es 500 euros. Restad eso de los 1.500 euros que quedaron en el Paso 3 y tendrás 1.000 euros para el siguiente paso.

Paso 5: Reparto del gasto discrecional

Todos los gastos que harán temblar tu cuenta corriente el 31 de julio.
Todos los gastos que harán temblar tu cuenta corriente el 31 de julio.

GETTY IMAGES

El gasto discrecional es exactamente lo que parece: gastar en cosas que quieres, pero que no necesita. 

Es probable que tú y tu pareja tengáis “discusiones” más interesantes sobre los gastos discrecionales, por lo que hay que coger el toro por los cuernos. 

El gasto discrecional se traduce en pagar por las cosas que hacen o disfrutan juntos, como salir a comer, ir de vacaciones, ver servicios de suscripción como Netflix o HBO, o hacer actividades lúdicas

Aquí pueden incluirse salidas nocturnas individuales con amigos, deportes o cualquiera de los diferentes tipos de actividades que cada uno hace con otros o de forma individual. Más allá de lo básico, podría incluirse los gastos de ropa, dispositivos electrónicos etc.

Así, enumerad todos los gastos discrecionales potenciales y categorizadlos como costes “conjuntos” o “individuales”. El gasto discrecional generalmente es el propio mini presupuesto, creado mensualmente en función de los fondos disponibles. 

Si ambos aceptáis las mismas cantidades, el conflicto se puede minimizar. Y, a pesar de la necesidad de negociar, la pareja tiende a tener un impacto positivo en su situación financiera.

Paso 6: automatiza el ahorro

Una mujer planifica sus ahorros.

Getty Images

Ahora viene la parte más entretenida. Una vez tenéis el presupuesto básico, busca alguna aplicación móvil para controlar el ahorro con la que te sientas cómodo y llevar un buen control. 

Lo recomendable, acto seguido, es hacer transferencias automáticas del dinero que se quiere destinar al ahorro. Siguiendo el ejemplo anterior, los 500 euros. De esta manera, te olvidarás de esa cantidad y pensarás que es un gasto más. 

Otros artículos interesantes:

Cuánto dinero cuesta poner césped en tu casa en la actualidad

Cómo empezar a coger las riendas de tus finanzas a partir de los 50 años y pensar en tu jubilación

Estos son los fallos relativos al dinero que se suelen cometer en un divorcio

Te recomendamos

Y además