Pasar al contenido principal

6 programas piloto con jornadas laborales de menos de 40 horas que demuestran que trabajar menos aumenta la productividad

Trabajar de lunes a jueves durante 32 horas semanales no es un sueño [RE]
Mark Makela/Getty Images

Los estudios muestras que los estadounidenses trabajan más horas que muchas personas de Europa y Japón, con muchos empleados trabajando 50 horas a la semana.

Aunque el promedio de horas pasadas en el trabajo cada semana no está disminuyendo significativamente en Estados Unidos, algunas compañías del país y gobiernos locales se están sumando a otros lugares del mundo para probar si una reducción en el número de horas semanales puede incrementar la productividad del empleado.

Hay un estudio que apoya este cambio de política. El psicólogo Anders Ericsson, especializado en picos de rendimiento, sugiere que la gente sólo se puede concentrar en su trabajo de dos a cinco horas en un lugar. Y una encuesta en 2016 a 2.000 trabajadores de oficina en Reino Unido concluye que la media del rendimiento real de un empleado es de 3 horas en una jornada de 8 horas al día.

Más recientemente, una compañía de Nueva Zelanda ofreció a su plantilla trabajar 32 horas a la semana durante marzo y abril. Sus 240 empleados seguirían cobrando lo mismo que por cinco días de trabajo.

A continuación, algunos de los más prominentes experimentos en la reducción de las jornadas laborales:

Tras experimentar con una jornada de 32 horas semanales, una compañía de Nueva Zelanda quiere hacer el cambio permanente

Tras experimentar con una jornada de 32 horas semanales, una compañía de Nueva Zelanda quiere hacer el cambio permanente [RE]
AsiaTravel / Shutterstock.com

Los empleados de Perpetual Guardian trabajaron en jornadas de 32 horas semanales en marzo y abril, y la compañía quiere hacer el cambio permanente, según The New York Times.

La firma, que gestiona viviendas y activos financieros, comenta que la productividad incrementó durante el experimento.

Según The New York Times, los supervisores de Perpetual Guardian vieron mejoras en la atención y la creatividad de los empleados en ese período.

El fundador de la compañía, Andrew Barnes, le contaba a The Times que un cambio permanente beneficiaría especialmente a las madres, permitiéndoles completar un trabajo a tiempo completo en menos horas. Esta política podría también llevar a unas facturas de luz menores y menos coches en la carretera durante la hora punta, según Barnes.

Barnes comentaba que cree que Perpetual Guardian es la primera empresa del mundo que paga a sus empleados por 40 horas a pesar de trabajar 32 a la semana.

Los trabajadores con dependientes en Suecia mostraron más felicidad durante una prueba de 30 horas a la semana, pero el presupuesto se disparó considerablemente

Los trabajadores con dependientes en Suecia mostraron más felicidad durante una prueba de 30 horas a la semana, pero el presupuesto se disparó considerablemente [RE]
Getty Images/Sean Gallup

En un pueblo de Suecia, un estudio estatal seleccionó a un grupo de trabajadores con dependientes para desempeñarse en jornadas de 30 horas a la semana mientras seguían cobrando por 40 horas de trabajo. (La mayoría de los cuidados de este tipo en el país están sufragados por los ayuntamientos y el gobierno).

El estudio se llevó a cabo entre febrero de 2015 y diciembre de 2016 y los empleados reconocieron más tarde que las seis horas de trabajo diarias les hacían más felices y menos estresados.

Los empleados que participaron disfrutaron más su trabajo durante este período, pero el cambio fue caro: el ayuntamiento necesitó contratar a más de una docena de personas cubrir los turnos vacíos por los 70 trabajadores que tenían más tiempo libre.

La masa salarial creció un 22% durante el estudio. Un político local explicaba a The New York Times que el menor desempleo costaba compensó en un 10% los costes, que en general aumentaron más.

Según The Washington Post, el estudio también concluía que las enfermeras que trabajaban seis horas al día eran más activas, caían menos enfermas y tenían menos dolor de cuello y espalda que las que trabajaban ocho horas

Amazon permitió trabajar a una docena de sus empleados trabajar 30 horas a la semana por un 75% de su salario

Jeff Bezos
Ted S. Warren/AP

En agosto de 2016, Amazon anunció planes para un programa piloto en el que algunos de los empleados a tiempo parcial podrían trabajar 30 horas a la semana.

La compañía dijo que permitiría a una docena de trabajadores a tiempo parcial reducir su número de horas hasta 30 por el 75% de su salario, aunque manteniendo todos sus beneficios.

Las horas de trabajo de quienes participaron eran de 10:00 a 14:00 de lunes a jueves, con otras horas flexibles incluidas.

Joe Rubin, experto en recursos humanos y cofundador del la web de cazatalentos Crowded.com, previamente comentaba a Business Insider USA que la decisión de Amazon de ofrecer más flexibilidad enviaba el mensaje de que la compañía valora la vida privada de sus empleados.

Si bien Amazon no respondió inmediatamente a una petición para comentar su programa piloto, la compañía publicó ofertas de empleo para puestos de 30 horas semanales el mes pasado

Los empleados de una plataforma de e-learning trabajaban 32 horas, pero su CEO implementó una jornada de 40 horas después de despedir al 20% de la plantilla

Los empleados de una plataforma de e-learning trabajaron 32 horas durante tres días, pero su CEO implementó una jornada de 40 horas después de despedir a una quinta parte de la plantilla [RE]

Treehouse, una plataforma de e-learning que ofrece cursos personalizados a bajo precio, permitió a sus empleados trabajar a sus empleados 32 horas a la semana, de lunes a jueves, desde su lanzamiento en 2011.

Ryan Carson, el CEO de Treehouse, también decidió eliminar los roles de jefe en 2013. Los empleados podían elegir sus propios proyectos y evaluarse mutuamente bajo este sistema.

Pero en 2015 Carson decidió implementar una estructura de gestión tradicional, según The Oregonian.

"Éramos ingenuos", comentaba el CEO. "Era esperanzador".

Después, en agosto de 2016, Treehouse despidió a cerca del 20% de sus 104 empleados e implementó una jornada de cinco días a la semana el mes siguiente.

Según The Oregonian, Carson no podía conciliar el despedir a algunos empleados mientras a otros les dejaba trabajar 32 horas a la semana

Reusser Design fomenta las jornadas de 4 días a la semana, pero rota a sus empleados para seguir ofreciendo servicio los viernes

Reusser Design fomenta las jornadas de 4 días a la semana, pero rota a sus empleados para seguir ofreciendo servicio los viernes [RE]
Reusser Design fomenta las jornadas de 4 días a la semana, pero rota a sus empleados para seguir ofreciendo servicio los viernes [RE] Reusser Design

Reusser Design

Reusser Design cambió a una jornada de 4 días a la semana en 2013.

En lugar de trabajar los viernes, los turnos de trabajo iban desde las 06:30 hasta las 17:00, de lunes a jueves. El presidente, Nate Reusser, explicaba a Business Insider que algunos empleados empezaban a las 09:00 y trabajaban durante 10 horas al día.

"Cuando eliminamos las distracciones o localizamos su fuente, podemos ser tan productivos en cuatro días como en cinco", escribía la compañía en su blog. "De hecho, vemos que podemos ser un poco más productivos".

La compañía rota a sus empleados los viernes para contestar al teléfono y atender a las visitas, así como actuar ante emergencias, según el blog.

Utah fue el primer lugar de EE.UU. en implementar los cuatro días a la semana en sus funcionarios, pero el programa sólo duró tres años

Utah fue el primer lugar de EE.UU. en implementar los cuatro días a la semana en sus funcionarios, pero el programa sólo duró tres años [RE]
David Becker/Getty

David Becker/Getty

En 2008, Utah se convirtió en el primer Estado de EE.UU en permitir a sus funcionarios trabajar cuatro días a la semana.

La decisión del exgobernador de Utah, Jon Huntsman, de ordenar cuatro días de 10 horas de trabajo estaba pensada para incrementar la eficiencia, conservar energía y ayudar a retener a sus empleados.

Pero una auditoría en 2010 mostró que el Estado no ahorraba dinero con esta práctica y los empleados volvieron a trabajar cinco días a la semana el año siguiente, según CNN.

Si bien la semana de cuatro días de trabajo no benefició al Estado en su conjunto, la ciudad de Provo ya utilizaba este sistema años antes de la decisión del gobernador. En aquellos tiempos, la oficina del alcalde y otros departamentos estaban abiertos de 07:00 a 18:00, de lunes a jueves.

John Curtis, el alcalde de la ciudad, explicaba que el sistema conducía a un incremento en la moral de los trabajadores y parecía conllevar ahorro de costes también, según Deseret News. Curtis añadía que las semanas de cuatro días de trabajo pueden encajar mejor en gobiernos locales que estatales

Y además