Pasar al contenido principal

6 programas piloto con jornadas laborales de menos de 40 horas que demuestran que trabajar menos aumenta la productividad

Trabajar de lunes a jueves durante 32 horas semanales no es un sueño [RE]
Mark Makela/Getty Images

Los estudios muestras que los estadounidenses trabajan más horas que muchas personas de Europa y Japón, con muchos empleados trabajando 50 horas a la semana.

Aunque el promedio de horas pasadas en el trabajo cada semana no está disminuyendo significativamente en Estados Unidos, algunas compañías del país y gobiernos locales se están sumando a otros lugares del mundo para probar si una reducción en el número de horas semanales puede incrementar la productividad del empleado.

Hay un estudio que apoya este cambio de política. El psicólogo Anders Ericsson, especializado en picos de rendimiento, sugiere que la gente sólo se puede concentrar en su trabajo de dos a cinco horas en un lugar. Y una encuesta en 2016 a 2.000 trabajadores de oficina en Reino Unido concluye que la media del rendimiento real de un empleado es de 3 horas en una jornada de 8 horas al día.

Más recientemente, una compañía de Nueva Zelanda ofreció a su plantilla trabajar 32 horas a la semana durante marzo y abril. Sus 240 empleados seguirían cobrando lo mismo que por cinco días de trabajo.

A continuación, algunos de los más prominentes experimentos en la reducción de las jornadas laborales:

Te puede interesar