6 razones por las que el ayuno intermitente no es para ti

ayuno intermitente

Getty Images

  • El ayuno intermitente se ha convertido en la dieta de moda, pero al ser un plan altamente restrictivo quizá no es adecuado para todo el mundo.
  • Aquí algunas de las razones por las que el ayuno intermitente podría no ser la dieta para ti, que incluyen padecer diabetes o tener problemas para dormir.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una de las dietas más de moda es el ayuno intermitente.

Este plan de alimentación implica alternar intervalos de reducción extrema de calorías con períodos de alimentación normal. Entre las ventajas que defienden sus seguidores: ayuda a perder kilos más rápido que las dietas tradicionales,  reduce la inflamación, el estrés oxidativo y otros riesgos de enfermedades cardíacas.

En cuanto al objetivo de adelgazar, la investigación ha mostrado que el ayuno en días alternos puede lograr una importante pérdida de peso en un período de entre 8 y 12 semanas. 

Aunque según Harvard Health, gran parte de la investigación hasta la fecha realizada sobre el ayuno en humanos son estudios cortos con grupos pequeños de personas, por lo que los resultados podrían no aplicarse a la mayoría. 

Asimismo, no hay mucha investigación sobre los efectos potenciales del ayuno intermitente que pueden tener en la salud a largo plazo.

Cuál es la diferencia entre el ayuno en días alternos y el ayuno intermitente

Ya que se trata de un plan altamente restrictivo, que impone ventanas horarias en las que poder comer y otras en las que debes limitar altamente tu alimentación, podría no ser la mejor dieta para todo el mundo.

 A continuación algunas razones por las que quizás el ayuno intermitente no es adecuado para ti.

Tienes problemas para dormir bien

problemas, insomnio, tristeza
Claudia Wolff/Unplash

Lo que comes influye en tu sueño, ayudando a que duermas mejor o peor. La evidencia científica también ha establecido un vínculo entre la calidad del sueño y la de tu alimentación.

El ayuno intermitente puede hacer que la persona que lo sigue se vaya a la cama con hambre, y que esta sensación termine por afectar a la calidad de su descanso. 

Tu cerebro en lugar de estar centrado en conciliar el sueño y recuperarse puede estar mandando señales de alerta ante la sensación de falta de energía. Lo que repercuta en que duermas mal.

No solo eso. Según la ciencia, dormir poco se asocia con ganancias de peso y una mayor sensación de hambre. De acuerdo a un estudio de 2004, dormir poco puede llegar a incrementar el apetito hasta en un 24%. Lo que podría hacer que seguir esta dieta fuera aún peor.

Asimismo se ha visto que la gente que no duerme lo suficiente parece mostrar mayor tendencia hacia la comida altamente calórica y tener más dificultades a la hora de controlar sus impulsos alimenticios. O dicho de otra forma además de dormir mal, podrías terminar dándote grandes atracones nocturnos.

Has experimentado algún desorden alimenticio

persona pesándose en una báscula. Dieta pérdida de peso
i yunmai/Unplash

Ya que en el ayuno intermitente impone ciertas restricciones a la alimentación, este patrón podría no ser recomendable para personas que en el pasado han experimentado algún tipo de trastorno con la comida,. Ya que esta dieta podría aumentarse el riesgo de desencadenar de nuevo un desorden alimentario.

Así, lo considera al menos la doctora y nutricionista Cynthia Sass.

"Cualquier estrategia que fomente la restricción puede desencadenar un patrón desordenado en personas con este historial. Para cualquier persona, pero particularmente para alguien con esta historia, es muy importante escuchar a su cuerpo y ser consciente de lo que le permite sentirse bien tanto física como emocionalmente. Si limitar tu ventana de alimentación no respalda esto, no es el camino correcto para ti", explica al medio Eat This.

Buscas una pérdida de peso sostenible en el tiempo

Hombre pesándose en la báscula
Gettyimages

El ayuno intermitente puede ser realmente duro de seguir. De hecho esta dieta cuenta con una elevada tasa de abandono. 

No solo eso, también existe la posibilidad de que las personas compensen los periodos de ayuno ingiriendo las mismas calorías durante el tiempo en el que está permitido  comer.

Por lo que si terminas dándote atracones es posible que te resulte difícil adelgazar.

"Es parte de la naturaleza humana que las personas quieran recompensarse a sí mismas después de hacer un trabajo muy duro, como hacer ejercicio o ayunar durante un largo período de tiempo, por lo que existe el peligro de llevar a cabo hábitos alimentarios poco saludables en los días que no ayunan", explica en Harvard Health el doctor Frank Hu, presidente del departamento de nutrición de Harvard T.H. Escuela Chan de Salud Pública.

Además, al ser muy restrictiva es una dieta que no deberías prolongar demasiado en el tiempo. Y aquí existe el riesgo de que al abandonarla se sufra el conocido como efecto rebote. Es decir, que ganes el peso perdido una vez vuelvas a comer normal.

Cómo evitar el efecto rebote y no volver a engordar cuando dejas una dieta

"Cuando tú haces una dieta que sí te enseña hábitos y que eres capaz de sostenerlos a lo largo del tiempo (...) aquí es donde ya no se recupera el peso con la misma facilidad, porque estás cambiando cosas de tu día a día, no estás haciendo una cosa rara que empieza, termina y vuelvo a lo de antes", explicó anteriormente a Business Insider España la experta en nutrición Júlia Farré.

La ciencia he demostrado que la dieta mediterránea es una de las pocas que funciona a largo plazo.

Si tienes afecciones médicas serias como diabetes o problemas de corazón

Hombre con diabetes, medir nivel azúcar

Getty Images

"Hay ciertos grupos de personas que no deberían probar el ayuno intermitente, especialmente sin antes hablar con su médico, debido a los riesgos y peligros reales para su salud", advierten desde Harvard Health.

Esto incluye a "personas con diabetes, personas que toman medicamentos para la presión arterial o enfermedades cardíacas, mujeres embarazadas y madres que amamantan", remarcan.

Padeces dolor menstrual o estás intentando quedarte embarazada

Mujer con dolor de regla

Getty Images

Con el ayuno intermitente tu cuerpo empezará a utilizar la energía (glucosa o azúcar) de manera más eficiente, lo que termina haciendo que no se almacene y con ello que no engordes.

Pero esto a su vez conllevará niveles más bajos de azúcar en sangre, lo cual, sumado a la sensación de estrés corporal provocada por el hambre, puede afectar a las hormonas y la fertilidad femenina, según explica a Cnet la dietista especializada en salud hormonal  Melissa Groves Azarro.

"Las hormonas femeninas son muy susceptibles al estrés percibido y la escasez, por lo que el ayuno intermitente puede empeorar los desequilibrios hormonales existentes", afirma Groves.

Quieres ganar masa muscular o haces deporte de manera intensa

mujer haciendo ejercicio brazos

Getty Images

Si estás intentando aumentar tu masa muscular o de manera regular te sometes a duros entrenamientos, puede que el ayuno intermitente no sea lo más recomendable.

Necesitas comer antes y después del ejercicio. Es adecuado que tu cuerpo cuente con la energía necesaria para enfrentarse al desgaste. De manera similar ocurra una vez acabado este, para ayudarle a recuperarse del esfuerzo. 

Y que esto coincida con la ventana en la cual no puedes ingerir comida, puede resultar peligroso ya que tu organismo no podrá reponer las reservas de glucógeno ni reparar el músculo perdido.

Para ganar musculatura es importante un consumo adecuado de proteínas. Según algunos expertos, esta ingesta es más adecuada cuando se reparte a lo largo del día y no cuando se concentra en un periodo concreto, como impondrá el ayuno.

"Distribuir proteínas a lo largo del día y comer un refrigerio rico en estas aproximadamente una hora antes de acostarse" son dos estrategias que te ayudarán a lograr los mejores resultados de desarrollo muscular. "Reducir la ventana para comer a solo ocho horas contrarresta este enfoque", explica Sass.

LEER TAMBIÉN: Qué debes comer cuando haces ayuno intermitente para cuidar tu salud y reducir la sensación de hambre

LEER TAMBIÉN: Los impresionantes cambios que le provoca a tu cuerpo el ayuno intermitente

LEER TAMBIÉN: 5 errores que cometes al hacer el ayuno intermitente

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna