Pasar al contenido principal

6 razones que desmontan la teoría de que no necesitas contratar un plan de pensiones

Jubilados haciendo cuentas
Getty
  • El ahorro para la jubilación se ha convertido en una necesidad para los ahorradores españoles ante las dificultades para mantener su poder adquisitivo, por la caída de la pensión pública estimada, una vez que se jubilen. 
  • Sin embargo, a día de hoy no existe la concienciación necesaria para iniciar este ahorro privado para evitar sorpresas a futuro.
  • Tanto es así, que ya está instaurada la costumbre de decir que no se necesita contratar un plan de pensiones por argumentos que, en algunos casos, no son del todo ciertos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El ahorro para la jubilación se ha convertido en una necesidad para los ahorradores españoles ante las dificultades para mantener su poder adquisitivo, por la caída de la pensión pública estimada, una vez que se jubilen. 

Sin embargo, a día de hoy no existe la concienciación necesaria para iniciar este ahorro privado para evitar sorpresas a futuro. Tanto es así, que ya está instaurada la costumbre de decir que no se necesita contratar un plan de pensiones por argumentos que, en algunos casos, no son del todo ciertos

Concretamente, hay 6 razones que desmontan esas teorías y que te pueden servir de referencia para que tengas en cuenta la posibilidad de contratar un plan de pensiones pensando en tu futuro retiro. 

Obviamente, hay otros vehículos, como los fondos de inversión, que pueden ser útiles para pensar en ahorrar para nuestra jubilación. Con todo, vamos a explicarte estos argumentos que deshacen esa teoría de que los planes no interesan de ninguna de las maneras.

Leer más: Este es el dinero que debes ahorrar para jubilarte a los 40 años

1. Difícilmente se podrá vivir de la pensión pública

Señores planificando su jubilación
Getty

Seguramente hayáis oído a menudo que se puede vivir de la pensión pública una vez que nos jubilemos. La realidad es que depende. Sobre todo, si queremos mantener el nivel de vida que llevas en la actualidad. 

La pensión pública máxima es de 37.231 euros, por lo que, si tu sueldo es superior, necesitarás “ingresos adicionales para mantener tu nivel de vida”, analizan desde MyInvestor. Además, la sostenibilidad del actual sistema de pensiones está “muy cuestionada”, de modo que merece la pena tener una alternativa para cuando te retires. 
 

2. Si trazas un plan financiero, sí podrás ahorrar

Ahorrar es muy importante para los millennials
Getty Images

“No puedo ahorrar”. Es una máxima que se escucha a diario. Cierto es que muchas personas tienen un sueldo no muy elevado y que el ahorro está entre sus últimas prioridades. Pero todo se basa en una buena planificación

Si trazas tus metas, incluso si tienes dificultades para llegar a fin de mes, los planes de pensiones te permiten realizar aportaciones periódicas desde importes muy pequeños. En algunos casos desde 20, 50, o 100 euros. Con esta filosofía tu capital crecerá sin que apenas lo notes cada mes.
 

3. Algunos planes de pensiones sí son rentables

Riesgos de invertir en paladio
FreePhotos / Pixabay

Habitualmente se dice que los planes de pensiones no son rentables y capaces de batir a la inflación. Es cierto. Aunque también lo es que hay algunos productos que sí dan buenos rendimientos al inversor anualmente. 

Incluso, comentan desde MyInvestor, pueden ser “tan buenos como el mejor de los fondos de inversión”, dado que lo que distingue fundamentalmente un producto de otro es la liquidez y la fiscalidad.  

Así, en lo que va de año, muchos planes registran rentabilidades de entre el 20% y el 30%. Por ejemplo, BBVA Telecomunicaciones, Mundiplan Audaz Global, MundiPlan Audaz Europa, Santander Renta Variable USA y Fondomutua Renta Variable Global. 
 

4. No se pierde dinero con un plan de pensiones a largo plazo

Contar el dinero
Gettyimages

También, es habitual oír aquello de que a largo plazo se pierde dinero, pero no es así. Si nos basamos en rentabilidades históricas, a cinco, 10, 15, 20 y 25 años todas las categorías de planes de pensiones, desde las más conservadoras a las que tienen riesgo superior, registran rentabilidades positivas, según cifras oficiales de Inverco. 

5. Las comisiones no son altas

Qué comisiones te cobra el banco
Getty Images

Otro de las razones que argumentan muchos españoles de no querer contratar un plan de pensiones es que “cobran comisiones muy altas”. Por el contrario, cabe destacar que las comisiones están limitadas por ley. 

A modo informativo, la comisión máxima de depositaría es de 0,20% anual. La comisión de gestión depende del producto. Si es de renta fija, es del 0,85%; si es de renta mixta, del 1,30%, y si es de Bolsa, de 1,50%.
 

6. Planifica la fiscalidad

Un grupo de jóvenes planificando su ahorro
Getty Images

A día de hoy con una aportación máxima de 8.000 euros te puedes llegar a ahorrar un máximo de 3.600 euros (con un tipo medio de IRPF del 45%). Cuando rescates tu plan, el importe que percibas tributará como un rendimiento del trabajo y se sumará al resto de rendimientos del trabajo y otras rentas de la base imponible general de IRPF. 

En el caso de que el tipo medio de IRPF en el año en que recibes la prestación del plan es inferior al tipo medio que tienes en los años en los que realizas la aportación, claramente sales ganando. Esto es lo que sucede habitualmente. 

Así las cosas, si tu tipo medio de IRPF actual es mayor que el que tengas cuando te retires, te “conviene abrir un plan de pensiones”, afirman desde MyInvestor. 
 

Y además