Pasar al contenido principal

Las 6 razones por las que tus dientes están amarillos

Dientes amarillos
Pixabay

El Quijote describe la hermosura sobrehumana de su Dulcinea deteniéndose en "sus labios corales, perlas sus dientes". Dicen que las sonrisas enamoran, pero esta afirmación universal no se puede extender a todas las bocas, puesto que no todas las dentaduras son válidas. Los dientes amarillos no forman parte del canon de belleza, son percibidos como un fallo estético que mucha gente trata de corregir.

Photoshop ha hecho mucho daño y es casi imposible conseguir unos dientes relucientes de revista, pero mejorar su aspecto es relativamente fácil. Hay que empezar por la higiene dental, cepillándolos tras cada comida, con especial esmero hacia la noche y utilizando el hilo dental una vez al día.

Se recomienda acudir al dentista una o dos veces al año y vigilar la dieta, tratando de evitar aquellos alimentos que manchan o dañan el esmalte, que es la capa más superficial del diente. Los especialistas determinarán cuándo es necesario hacer un blanqueo dental y cuándo es necesario tomar medidas más drásticas, como el uso de fundas para cubrir dientes descoloridos, torcidos o astillados.

Otros trucos como añadir leche al té o comer manzana pueden ayudar, pero para actuar adecuadamente lo principal es descubrir las 6 razones por las que tus dientes están amarillos.

Te puede interesar