Pasar al contenido principal

Escarola, Iceberg, Romana: 6 tipos de lechugas que poner a tu ensalada y sus beneficios para tu salud

Ensalada en un restaurante.
Getty/MmeEmil
  • La lechuga es alimento muy presente en nuestra cocina.
  • Existen múltiples variedades, pero la más conocida y utilizada suele ser la Icerberg.
  • De escaso valor nutricional, la lechuga destaca por su aporte de vitamina K y antioxidantes. Según el color de sus hojas, la acción de estos sobre los radicales libres será distinta.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La lechuga es una de las verduras más populares de nuestra mesa.

Su cultivo se conoce desde hace tiempo, y prácticamente todo el mundo la consume de manera más o menos habitual en ensaladas. Y no solo en España, uno de los principales exportadores de este producto. Países como Estados Unidos o Italia destacan por su cultivo.

La más conocida de todas es la lechuga iceberg. Pero, más allá de esta existen múltiples variedades, que aportan distintas texturas, sabores y colores a los platos.

En lo relativo a su valor nutricional, todas ellas, independientemente del tipo, aportan similares nutrientes al organismo.

La lechuga se caracteriza por su alta cantidad de agua. Lo que hace que no sea un alimento muy nutritivo. Es escasa en hidratos, proteínas y grasas, por lo que a su vez es muy baja en calorías.

En cuanto a los beneficios de la lechuga en la salud, esta verdura sobresale por un aporte significativo de antioxidantes, esencialmente vitamina C y flavonoides. 

Además la lechuga destaca en vitamina K, —esencial para la coagulaicón de la sangre y el mantenimiento correcto de huesos y tejido óseo junto con el calcio— y folatos, aunque está lejos de ser un alimento rico en ácido fólico. También incorpora cierta cantidad de minerales como potasio, hierro, calcio o fósforo.

Leer más: Los 8 mejores alimentos para incorporar fibra a nuestra dieta

Sigue leyendo para conocer algunas variedades de lechugas con las que enriquecer tus ensaladas. 

 

Lechuga Iceberg

Tipos de lechugas y sus beneficios
Laura Kravčenko/ Pexels

Es una de las más consumidas, con un sabor suave y crujiente. Suele ser la que incorpores a tus ensaladas, sándwiches vegatales o a la hamburguesas y físicamente podría pasar por un repollo. 

A la hora de escoger una lechuga iceberg, lo más recomendable es descartar aquellas con manchas marrones en las hojas, o con hojas sueltas o muy abiertas.

A la hora de mantenerla fresca en casa, lo recomendable es guardarla en la nevera dentro de una bolsa con agujeros o no totalmente sellada.

Lechuga Romana

Tipos de lechugas y sus beneficios
Jeffery Martin/ Wikimedia Commons

También conocida como lechuga cos, es otra variedad muy popular en nuestra mesa. Se caracteriza por tener un cogollo o cabeza largo, con hojas robustas y también alargadas y un nervio predominante.

La mejor manera de mantenerla en casa, es protegida por una bolsa cerrada dentro de la nevera, con lo que se conseguirá que la lechuga dure al menos una semana en buen estado.

Entre sus usos, la variedad romana es típica de la ensalada César original, aunque gracias al gran tamaño de sus hojas también es frecuente utilizarla como base, por ejemplo, como sustituto de las tortillas en los tacos.

Cogollos

Tipos de lechugas y sus beneficios
Pixabay

Esta variedad podría pasar por una lechuga Romana de tamaño pequeño, ya que sus hojas se parecen bastantes. Se caracterizan por ser de pequeño tamaño y de un verde intenso en el exterior, que tiende a amarillear en las hojas internas.

En nuestro país son muy habituales los cogollos de Tudela, presentes en muchos menús de restaurantes. De sabor más intenso que otras lechugas, suelen acompañarse tradicionalmente de ventresca, bonito, pimientos y vinagretas fuertes.

Disponibles todo el año, su temporada óptima se da durante el otoño y el invierno. Debido a su capacidad para oxidarse fácilmente es mejor lavarlos y prepararlos cuando vayan a ser consumidos de forma inmediata.

Lechuga Escarola

Tipos de lechugas y sus beneficios
Pixabay

La lechuga escarola se identifica fácilmente por su cuerpo en roseta y sus hojas rizadas, aunque existe también una variedad lisa. En cuanto a su color, puede variar del verde al amarillento, siendo más oscura en el exterior.

Su sabor es bastante característico aportando un toque amargo a los platos. Es buena compañera de vinagretas y de aliños dulces como la miel. También es muy frecuente acompañarla de granadas, higos o quesos de cabra. Para mantenerla, lo más recomendable es guardarla en la nevera envueltas en plástico pero permitiendo que pueda airearse.

Lechuga Hoja de roble

tipos de lechugas y sus beneficios
Pixabay

Lo más característico de esta variedad es el color rojizo de sus hojas. Precisamente esto hace que los antioxidantes que incorpora sean de actuación más rápida en el cuerpo que aquellos proporcionados por las lechugas de color verde.

Esto quiere decir, que al ingerirlos eliminarán los radicales libres de manera más inmediata. Por su parte los aportados por lechugas de variedades verdes tendrán una cinética más ralentizada, y su actuación en el cuerpo será más prolongada en el tiempo. De ahí que resulte conveniente mezclar varios tipos de lechugas.

En cuanto a su sabor es más suave y dulce con una textura menos crujiente que otras variedades. Suele ser habitual consumirla junto a otros tipos de lechuga. Cuando se consume sola en ensaladas queda bien con vinagretas de miel.

Lechuga Lollo

Tipos de lechugas y sus beneficios
Pixabay

Otra variedad de lechuga que tiene hojas rojizas es la lechuga lollo rosso. Aunque también puede encontrarse de color verde (lollo bionda). Ambas se caracterizan por tener una cabeza de hojas abundantes, separadas y muy rizadas.

Originaria de italia, es una lechuga de sabor neutro con cierto toque amargo que suele combinarse con otras variedades como base de ensaladas, aunque también es habitual hacerla acompañar de jamón de york, de pato o incluso salmón.

Y además