6 tipos de personas que no deberían beber cerveza

bar, beber, cerveza, amigos

Unas cañas con los amigos o los compañeros después trabajo es algo más que habitual. Sobre todo en nuestro país, uno de los mayores consumidores del mundo. Sin embargo, más allá de los efectos generales que el alcohol tiene en la salud, hay cierto tipos de personas que deberían evitar la cerveza.

Tomar una a diario para cualquiera ya inclina la balanza hacia las consecuencias negativas. Un mayor riesgo de cáncer, problemas hepáticos o aumento de peso son algunas de ellas.

De ahí que aquellos que ya padezcan de estas condiciones deban abstenerse de beber cerveza para reducir riesgos. Dejar de hacerlo también puede mejorar la sintomatología de otras afecciones comunes.

Si bebes esta cantidad de cerveza (o de vino), podrías ser alcohólico

Así lo señala en Eat This el doctor Jonathon Kung, gastroenterólogo de Mount Sinai (EEUU). A continuación los tipos de persona que no deberían beber cerveza según este médico.

Personas con diabetes o riesgo de desarrollarla

Las personas con diabetes tipo 1 necesitan inuyectarse insulina diariamente.

"La cerveza puede inducir rápidamente un aumento en el nivel de azúcar en sangre del paciente o, en ayunas, puede causar un aumento rápido de la insulina y causar hipoglucemia, que también es peligrosa", explica al medio el doctor.

No solo eso, el alcohol puede interactuar con medicamentos para la diabetes y favorecer la ganancia de peso, lo que dificulta la enfermedad, advierte la Biblioteca Médica de EEUU.

Cabe tener en cuenta que las calorías del alcohol se almacenan en el hígado como grasa. Esto hace que las células en él se vuelvan más resistentes a la insulina y puede incrementar su nivel de azúcar en la sangre con el tiempo, señala asimismo el organismo.

Para tomar alcohol de manera segura siendo diabético lo adecuado es que la afección esté bien controlado, conozcas los riesgos y efectos y que antes lo consultes con tu médico.

Personas con sobrepeso o quienes quieran adelgazar

obesidad

Si está buscando perder algunos kilos o tienes problemas con el peso la ingesta de cerveza es incrementar las probabilidades de engordar.  

Beber alcohol es básicamente meter en tu cuerpo una buena cantidad de calorías vacías. "La cerveza contiene entre 100 y 200 calorías con poco valor nutricional", remarca Kung.

Por lo que mejor probar opciones más saludables y menos calóricas.

Personas con antecedentes de síndrome del intestino irritable (SII)

Dolor de estómago.

Dolor abdominal, hinchazón y gases, calambres, diarrea o estreñimiento son signos que pueden indicar síndrome del intestino irritable (SII). Una afección que afecta al intestino grueso, también conocido como colon, causado por una infección intestinal, un crecimiento excesivo de bacterias o una afección de salud mental como ansiedad o depresión.

Quienes sufren las consecuencias del síndrome irritable quizá quieran evitar beber cerveza, ya que puede potenciar los síntomas.

"La cerveza a menudo causa hinchazón, gases, diarrea y, a veces, dolor abdominal al irritar la pared del intestino o causar retención de líquidos en algunos pacientes", comenta Kung.

De acuerdo a una investigación de la Universidad Complutense de Madrid, el consumo de alcohol puede alterar la permeabilidad de la barrera intestinal, provocar inflamación en el colon y altera el sistema inmune y adaptativo.

Personas celiacas o con sensibilidad al gluten 

Productos sin gluten

La enfermedad celíaca presenta una serie de síntomas que pueden indicarte que eres alérgico al gluten. El dolor abdominal y problemas gastrointestinales como la diarrea son los signos más habituales, aunque pueden no presentarse en la celiaquía.

El gluten es una proteína presente en el trigo y en productos derivados del mismo. Se estima que el 1% de la población mundial es celíaca, y cada vez que consumen un producto que lo contiene gluten dañan su intestino delgado al producirse una reacción alérgica.

"La cerveza a menudo contiene gluten, lo que puede desencadenar una respuesta inflamatoria en el intestino de muchos pacientes que provoca síntomas gastrointestinales", puntualiza Kung. Ahora bien hay cervezas sin gluten que pueden ayudar frente a esta sensibilidad a los alimentos.

Personas con enfermedad hepática crónica o cirrosis

Médico consultando ordenador

"Si te diagnosticaron hepatitis alcohólica, debes dejar de consumir alcohol", señala la Mayo Clinic."Las personas que continúan consumiendo alcohol enfrentan un riesgo alto de daño hepático y muerte".

Lo que incluye la cerveza. Esta es alcohol " que, cuando es metabolizado por un hígado ya irritado puede acelerar aún más el daño al parénquima del hígado y, en última instancia, puede provocar una disminución de la función hepática". considera asimismo Kung.

Aquellas que sufren de acidez estomacal

Acidez estomacal

Las comidas picantes, ácidas y muy grasas en general agravan los síntomas de la acidez. También lo pueden hacer el alcohol, al relajar el esfínter esofágico inferior. " Lo que provoca que más ácido se revierta en el esófago y provoque síntomas de acidez estomacal", incide Kung.

Por lo que si padeces de acidez del estómago es posible que debas evitar la cerveza.

Otros artículos interesantes:

6 señales que podrían indicar algún problema en tu intestino

6 tipos de cáncer relacionados con el consumo de alcohol

Ojo con las cañitas del bar: esto es lo que le pasa a tu cuerpo si bebes cerveza todos los días

Te recomendamos