Pasar al contenido principal

6 trucos para ahorrar el máximo dinero posible de aquí a final de año

Un asistente al Hipódromo de Ascot
REUTERS/Henry Nicholls
  • Tras el verano, más allá de volver a la rutina y al hábito de ver lo que ingresas, es necesario que hagas una serie de ejercicios que te puedan ayudar a ahorrar en el largo plazo.
  • Para llegar a ese plan simplemente puedes seguir algunos trucos que te van a ayudar.
  • Mantener las finanzas personales saneadas resulta absolutamente importante para tus ahorros a largo plazo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como siempre sucede: todo lo bueno llega a su fin. Se acabó el verano y ahora toca volver a casa y echar cuentas para ver cómo ha evolucionado tu presupuesto. Así sabrás de qué manera podemos afrontar el último trimestre del año. Un periodo en el que también puedes acumular más gastos de los habituales

Más allá de volver a la rutina y al hábito de ver lo que ingresas es necesario que hagas una serie de ejercicios que te puedan ayudar a ahorrar en el largo plazo. Después de las vacaciones toca volver a la vida de siempre. Hay que organizarse para llegar a las próximas metas sin pasar apuros extremos

Para llegar a ese plan simplemente puedes seguir algunos trucos que te van a ayudar. Reducirás los gastos hormigas y podrás lograr llegar a fin de año sin excesivas complicaciones. Mantener las finanzas personales saneadas resulta absolutamente importante para tus ahorros a largo plazo

Por eso, aquí tienes seis consejos sencillos que puedes seguir para no salirte del carril y que los objetivos que tienes en mente no terminen viéndose truncados.

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

1. No te olvides de reorganizar tu presupuesto

Organizar tu tiempo por anticipado puede ayudarte en tu nuevo trabajo [RE]
NakoPhotography/Shutterstock

Para comenzar algo bastante básico, pero que no debes dejar pasar desapercibido: reordenar tu presupuesto a la vuelta de las vacaciones. Es conveniente volver a sentarse a echar cuentas tras el parón vacacional para ver de qué puedes disponer en el último trimestre del año y así te adaptarás de la mejor forma posible. 

Así las cosas, tendrás claro con qué dinero cuentas y, lo más importante, lo que puedes gastar. Así será “más fácil ajustar el nivel de gasto y evitar los derroches”, tal y como explican los expertos de Self Bank.
 

2. Intenta comer en casa

Comer carne
Getty Images

Evitar los gastos innecesarios parece un concepto muy simple, pero a la larga la gente suele dedicar mucho a estas partidas que pueden ser prescindibles. Por tanto, es recomendable que cocines en casa y que no comas fuera todos los días. Y es que en el periodo estival se suele aprovechar el buen tiempo para hacer muchas comidas en restaurantes o terrazas, lo cual implica un gasto adicional suculento. 

Siéntate para organizar los menús de toda la semana, para evitar pedir comida a domicilio o comer fuera de casa. Intenta aprovechar los fines de semana para cocinar y preparar los táper que te lleves al trabajo. De este modo, conseguirás ahorrar más de lo que piensas en un principio. 

3. Haz compras grandes al mes

Pago con tarjeta en un supermercado.
Getty Images

El tercer paso a seguir es llenar la nevera con una compra o dos grandes cada mes. Desde Self Bank apuntan es que esto evita que “tengas que ir al supermercado cada dos por tres, que junto con la dedicación de tiempo que implica, es un lugar lleno de tentaciones del que siempre salimos con más cosas de las que fuimos a comprar”

Por tanto, con una lista de la compra bien elaborada ahorrarás bastante, porque comprarás todo lo necesario y no te hará que repitas a lo largo del mes. Es una forma de que no gastes dinero innecesariamente.
 

4. Despréndete de lo que no utilizas

Una joven se prepara para vender sus cosas de segunda mano en Wallapop.
Getty Images

Se trata de un método que te puede hacer ingresar por vender lo que ya no utilizas. Aunque parezca mentira, es una manera de capitalizarte, pese a que no obtengas importantes réditos. Vende ropa o utensilios que no uses.

Plataformas como Wallapop o similares te permiten acceder al mercado de segunda mano, para hacer cualquier tipo de venta. Ya sean aparatos tecnológicos, objetos que no necesites ya utilizar o cualquier prenda. Te darás cuenta del dinero extra que, quizá, te pueda entrar.
 

5. Cuidado con el consumo de ropa

Chica compras ropa
freestocks.org/unsplash

Este es un capítulo que merece especial atención. Muchas veces la gente compra más ropa de la que necesita al estar sumamente influenciados por la sociedad. Piensa muy bien cada prenda que necesites antes de ir de tiendas. Valóralo muy bien, dedica un presupuesto a esta partida, y verás la implicación en tu capital disponible. 

6. Objetivos mensuales

Chica mirando un ordenador
Getty Images

En último lugar, y no por ello menos importante, es esencial que te pongas una meta de ahorro cada mes. Es primordial si tenemos intención de llegar con mucho margen al último mes del año. 

A pesar de que tengas en nuestra cabeza que vas a ahorrar, si no estableces una cifra concreta (que pueda ser asumible en relación a tu presupuesto) finalmente no lo harás. De este modo, con un objetivo en el horizonte habrá una motivación extra y será más sencillo alcanzarlo.

Cuando quieres darte cuenta no tienes los ahorros necesarios para llevar a cabo determinados proyectos vitales que todo el mundo emprende. Además, ordenar las finanzas personales supone una enorme tranquilidad que se acaba agradeciendo.
 

Y además