Pasar al contenido principal

Más de 6.000 médicos infectados volvieron al trabajo sin someterse a las pruebas de coronavirus

Médico en un hospital de Brasil
Reuters
  • Un estudio revela que el 12,3% de los profesionales infectados por COVID-19 se reincorporó a su puesto sin haberse sometido a un test de detección.
  • El informe trata de averiguar qué factores han influido en la alta tasa de contagios registrada en los trabajadores del ámbito sanitario a través de una muestra de datos de 2.230 profesionales realizada entre el 4 y el 30 de abril.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una encuesta de la Unidad de Investigación en Cuidados y Servicios de Salud (Investén) revela que en un 75,7% de los contagios por coronavirus entre sanitarios se diagnosticó después de presentar síntomas de la COVID-19. Además, un 12,3% de los profesionales infectados se reincorporó a su puesto sin que se le fuera realizado un test de detección.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, más de 52.000 sanitarios se han infectado desde el inicio de la crisis, es decir, uno de cada cinco contagios en España. Así, los que se han incorporado a su puesto sin test son unos 6.400 mientras que los que solo fueron detectados tras una prueba fueron 39.400.

El estudio trata de averiguar qué factores han influido en la alta tasa de contagios registrada en los trabajadores del ámbito sanitario a través de una muestra de datos de 2.230 profesionales realizada entre el 4 y el 30 de abril.

Leer más: El FMI reconoce que el coronavirus ha tenido un impacto más grave del esperado y empeora previsiones: España afronta un desplome del 12,8% en 2020

En las primeras semanas de la pandemia, la percepción de los trabajadores sobre la alta disponibilidad de equipos de protección básicos, mascarillas (quirúrgicas y FFFP-1) o guantes era alta. Algo que se diluye con la entrada de abril, fecha en la que se empieza a percibir la carencia de ciertos productos como mascarillas FFFP-2, gafas o equipos de protección individual (epi).

"Podría sugerir que al inicio de la pandemia pudo haber profesionales sin un nivel totalmente adecuado de protección", explica el informe. Asimismo, 8 de cada 9 encuestados revela que disponía de procedimientos de actuación concretos para el coronavirus. 

Solo la mitad de los sanitarios con epi

El estudio profundiza en la diferencia entre equipamientos. Un 57,3% afirma que podía acceder "siempre o frecuentemente" a mascarillas FFP1; un 89,5% a guantes; un 95% a jabón y un 91,5% a gel hidroalcohólico.

Por su parte, equipos más avanzados como los epi, solo la mitad (en torno al 50%) considera que podía acceder "siempre o frecuentemente"; el mismo porcentaje que sobre productos como mascarillas FFP2, FFP3 o gafas y batas desechables. 

Un 12,3% de los contagiados sanitarios se reincorporó a su puesto sin que se le hubiera practicado un test de detección. De este porcentaje, el 6,1% requirió ingreso hospitalario, mientras que un 0,4% pasó a la unidad de cuidados intensivos

Entre las principales conclusiones, el estudio revela que los profesionales infectados sitúan la gestión de la cadena de contagios, el uso y la disponibilidad de equipos y la efectividad de medidas como la falta de lavado de manos como los principales factores relacionados con el contagio. 

 

Artículo original de Economía Digital

Y además