7 aspectos claves para escoger un buen dentista

dentista

Saber escoger un buen dentista es fundamental para llevar a cabo un tratamiento de calidad, que por otro lado seguramente no resulte barato.

Aunque no todo es cuestión de precio. Un profesional odontólogo será capaz de abordar los complejos problemas dentales que  sin poner en riesgo tu salud y logrando un resultado óptimo.

Aunque esto se de por sentado, no siempre es así. Son numerosos los casos de intrusismo profesional que se dan en el campo de la Odontología. Recientemente un juzgado penal de Tenerife condenó a una protésico e higienista dental por realizar funciones propias de un dentista sin poseer el correspondiente título académico.

"Los protésicos dentales no pueden manipular la boca de los pacientes, ya que su función es la de fabricar las prótesis dentales, siempre por prescripción del dentista, a quien le corresponde su colocación y adaptación", evidenció al respecto en Infosalus, el presidente del Consejo General de Dentistas de España, Óscar Castro Reino.

Lo que realmente le sucede a tus dientes cuando dejas una caries sin tratar

De ahí que desde la Organización Colegial como desde otros colegios, clínicas y grupos sanitarios se creen cada cierto tiempo campañas destinadas a concienciar a los pacientes sobre la necesidad de acudir a clínicas dentales de confianza.

Para evitar posibles engaños o riesgos para tu salud, aquí se recogen los 7 aspectos fundamentales a valorar para escoger un buen dentista, que recomiendan los expertos.

1. Fundamental, comprobar que tu dentista está colegiado

Dos dentistas trabajando en la clínica dental Alfonso Souto, antes de que se declarara el estado de emergencia

El profesional que te atiende en una clínica odontológica debe ser licenciado en Odontología o médico especialista en estomatología, señalan desde el Consejo General de Dentistas de España

Es la manera más efectiva de evitar intrusismos en la profesión, y los riesgos asociados a la salud pública que conlleva ponerse en manos de alguien que no es verdaderamente un especialista.

Para ello puedes preguntarle directamente al profesional. O consultar en el colegio de dentistas de tu provincia. En este te confirmarán oficialmente la colegiación del dentista que te va a tratar. Y si se da un caso de intrusismo laboral el propio Colegio tomará las medidas necesarias.

Además, los higienistas y auxiliares deben estar también siempre tituladas.

Y como información extra, saber que sólo el dentista y el higienista dental están capacitados para trabajar directamente en la boca del paciente. Los auxiliares dan un soporte y apoyo a los dentistas, advierten desde Sanitas.

2. Debes recibir información previa sobre el tratamiento y debería ser dada por el propio odontólogo

Un dentista en su consulta con una paciente.

Antes de iniciar cualquier tratamiento necesitas una explicación clara y completa. Esta información debe incluir: diagnóstico claro, pautas sobre qué es lo que van a realizar, duración, pruebas necesarias y mantenimiento posterior, puntualizan desde Sanitas. 

También deberán comentarte posibles alternativas si las hubiera. Todo ello explicado por el odontólogo.

"Sólo un dentista debidamente titulado y colegiado pueden diagnosticar con los medios clínicos y radiológicos que considere necesario tu patología dental, explicarte con esos mismos registros en qué va consistir tu tratamiento dental y, por supuesto, realizarlo",  enfatizan asimismo desde Clínica Casher.

3. Las medidas de higiene y esterilización son un factor básico

dentista

Un punto básico para saber cómo elegir un dentista es asegurarte de que la clínica cumple unas medidas de higiene y esterilización básicas.

Como enumera el Consejo General de Dentistas de España entre estas se incluyen el uso de guantes, el baño desinfectante del material, lavado manual del instrumental, y la esterilización en autoclave o control biológico. 

"Siempre puedes preguntar a tu dentista cuáles de estas medidas lleva a cabo", aconsejan.

4. Un especialista puede ser útil para tratamientos muy concretos

aparato, ortodoncia,

Además de ser licenciados, puede ser recomendable, que el profesional tenga formación complementaria o un máster. Sobre todo cuando necesitas algo más que empastar o sacar una muela.

Aunque la titulación oficial en España es única (Odontología) y permite realizar tratamientos de todas las áreas. Acudir a un especialista (higienistas dentales, odontopediatras, endodoncistas, implantólogos...) puede asegurarte experiencia previa en la intervención que necesitas.

5. Los materiales y la tecnología usadas deben ser de calidad

Dentista en consulta.

Es esencial que la clínica cuente con tecnología que permita realizar un tratamiento adecuado. Y esto también incluye la mayor comodidad para el paciente y las mejores condiciones para el profesional.

Los materiales empleados deben cumplir los estándares de calidad exigidos y venir de fabricantes y proveedores sometidos a controles. 

En este aspecto se incluyen los composites (empastes), implantes, brackets, así como los materiales de prótesis usados por los laboratorios de prótesis concertados por las clínicas dentales, como coronas o carillas. Todos ellos deberían contar con certificado de calidad.

6. Nunca deberías escoger un dentista por el precio

dentista

Los dentistas son caros, por lo que es de esperar que el precio juegue un papel importante a la hora de escoger entre uno y otro. Pero no deberías ser el único o el factor más decisivo.

Como advierten los expertos bajo ofertas muy llamativas pueden esconderse materiales y tecnología de baja calidad. O que el tratamiento no incluya todos los aspectos necesarios.

7. Busca una clínica cercana donde cuiden el trato al paciente

Acudir al dentista

Tanto el Consejo como desde Sanitas señalan la cercanía y el buen trato como aspectos esenciales para elegir un buen dentista

"Un punto importante a la hora de elegir dentista es que te asesore sobre el cuidado bucodental, que sea cercano y transmita confianza".

Que la ubicación de la clínica esté cerca de tu casa o lugar de trabajo, facilitará las cosas.

 Hay que tener en cuenta que algunos tratamientos necesitan varias citas y pueden alargarse en el tiempo. La cercanía facilita  las revisiones posteriores y además poder acudir a la clínica con cierta rapidez, por si necesitaras trato urgente.


Otros artículos interesantes:

Hábitos para cuidar la salud tus dientes y encías si por el coronavirus has dejado de ir al dentista

13 cosas que haces todos los días y que están dañando tus dientes

4 gadgets para tener una buena salud dental sin tener que ir al dentista

Te recomendamos