¿Estás intentando perder tripa? Aquí 7 aspectos que los nutricionistas recomiendan tener en cuenta

mujer haciendo ejercicio, caminar
  • Es posible que entre tus propósitos de año nuevo esté apostar por tu físico y perder algo de tripa.
  • Si es así, algunas consideraciones previas sobre alimentos y ejercicios pueden hacerte más fácil crear una estrategia efectiva contra la grasa abdominal, según los expertos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Lograr una mejor condición física es un objetivo que muchos se hacen en enero.

Con la llegada del nuevo año, también aparecen los intentos por lograr una mejor versión de uno mismo. Y junto a un mejor inglés y menos horas de móvil, el de conseguir un mejor físico suele ser un propósito frecuente.

Si te has propuesto perder tripa, enhorabuena. La obesidad abdominal puede poner en riesgo tu salud, así que combatirla es un buen objetivo.

No obstante, para que perder grasa abdominal sea más fácil, hay algunos aspectos previos sobre dieta y ejercicio que deberías tener en cuenta, aseguran los nutricionistas en Eat This.

Por ejemplo, algunos factores que no dependen de ti, como la genética, pueden hacerte más propenso  a la grasa abdominal, ya que influyen en cómo tu cuerpo almacena el sobrante de energía, explica al medio la nutricionista Cory Ruth.

Señales que indican que necesitas perder grasa abdominal

A continuación otras consideraciones que también pueden ayudarte a reducir tu tripa.

Hacer abdominales no servirá de mucho

5 errores que todo el mundo comete al hacer abdominales

Los científicos llevan tiempo sospechando que los abdominales no reducen el volumen de la cintura ni la grasa del vientre. Tampoco son la mejor manera de fortalecer esa parte del cuerpo y mantenerla flexible y fuerte a largo plazo.

Es más, según apuntó la entrenadora personal de Shakira, Anna Kaiser, puede ser incluso contraproducente en tu búsqueda de un vientre plano Hacerlos mal  te "dará una forma redondeada a la parte inferior del vientre", señaló.

Algunos ejercicios más útiles para un vientre plano incluyen, flexiones de piernas, giros rusos o "La V" entre otros.

Presta atención a los alimentos que impactan en el nivel de azúcar en sangre

Arroz

El arroz blanco, y otros hidratos refinados, aumenta los niveles de azúcar en sangre, potenciado el riesgo de enfermedades como la diabetes.

Además esto puede favorecer la acumulació nde grasa en torno a tu abdomen, según apunta Ruth.

"Los niveles elevados de insulina fomentan una mayor acumulación de grasa alrededor de la barriga", apunta. 

Incluir más proteínas y fibra así como optar por carbohidratos complejos, consumidos con moderación puede ayudar a cambiar este equilibrio, según la experta.

Procura comer fibra

comer fibra, cereales y fruta

Si no incluyes mucha fibra en tu dieta es posible que tengas más perjuicios que un deficiente tránsito intestinal.

Este componente de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales cuida tu intestino, pero también puede proteger frente a la diabetes y la obesidad abdominal.

"Comer una dieta rica en fibra es esencial para nuestra salud en general y, a menudo, es la pieza que falta cuando se trata de perder peso", afirma al medio la dietista Roxana Ehsani portavoz de los medios nacionales de la Academia de Nutrición y Dietética de EEUU.

La evidencia ha encontrado que por cada consumo de 10 gramos de fibra soluble, la tasa de acumulación de grasa abdominal puede disminuir en torno en un 3,73%.

Diversas formas pueden contribuir a ello, ya que la fibra, favorece la saciedad por más tiempo, añade volumen al tracto digestivo para lograr movimientos intestinales regulares y brinda una liberación constante de energía, sin picos de azúcar.

Beber agua puede hacerte más fácil la pérdida de peso

Grupo de chicas bebiendo agua y tomando barritas energéticas

Darle a tu cuerpo el agua que necesita es básico para su correcto funcionamiento. Pero además, este sencillo hábito puede ayudarte en lo relativo al peso.

Según algunas investigaciones un poco de agua antes de comer puede contribuir a reducir la sensación de hambre.

Por ejemplo, un estudio publicado en Obesity, analizó las consecuencias de beber agua 30 minutos antes de las comidas sobre un grupo de pacientes con obesidad.

Los hallazgos encontraron que los pacientes lograron perder de media 1,3 kilos más que aquellos que no tuvieron que beber antes de comer. Lo cual también se notará en tu cintura.

No te olvides de incluir proteínas en tu dieta

aguacate

La proteína tarda más en digerirse, mantiene estable el nivel de azúcar en sangre y proporciona una sensación de saciedad que hace que sea menos probable que comas en exceso, enfatiza Ehsani.

Todo ello contribuirá a combatir la grasa abdominal.

El pescado, los lácteos o los huevos son una buena fuente de este nutriente, pero también puedes encontrarlas en alimentos vegetales como las legumbres, los frutos secos  o el tofu.

El alcohol puede complicar que tu abdomen se aplane

Los tipos de cerveza con menos calorías que puedes encontrar en España

Supongo que sabes que el alcohol no aporta ningún nutriente pero sí un buen número de calorías. Tampoco quita el hambre, por lo que esto puede allanar el camino hacia la ganancia de peso.

"Las bebidas alcohólicas pueden aumentar la grasa abdominal o dificultar la pérdida si las consumes en exceso", sugiere Amber Pankonin, MS, dietista registrada y propietaria del blog de alimentación Stirlist.

"También es importante tener en cuenta los alimentos que a menudo se combinan con alcohol, como los fritos. Por lo tanto, considera que las opciones de bebidas también podría influir en tus comidas", añade.

Lleva un estilo de vida saludable que prime el descanso y minimice el estrés

Gente feliz

Tanto el sueño deficiente como altos niveles de estrés en el cuerpo pueden influir negativamente en tu silueta.

La ciencia ha encontrado que aquellas personas que duermen menos de lo recomendado tienden a pesar más. Mientras que un estado de nerviosismo desaforado puede hacerte comer por impulso y afectar a tu metabolismo como consecuencia de mayores niveles de la hormona cortisol.

"Funciona porque la inflamación y el estrés a menudo van de la mano. Cuando los niveles de estrés son altos, esto puede hacer crecer los niveles de cortisol, lo que puede aumentar el apetito", indica Pankonin.

Otros artículos interesantes:

Cómo tomar café solo para que te ayude a perder peso

Los abdominales no sirven para nada según expertos en fitness: 9 ejercicios alternativos para fortalecer tu abdomen

La dieta Zero Belly con la que perder tripa en 2 semanas: todo lo que debes saber antes de empezar a hacerla

Te recomendamos