Pasar al contenido principal

7 claves que marcarán la estrategia de Repsol en 2019

Josu Imaz, consejero delegado Repsol
Josu Imaz, consejero delegado Repsol durante la presentación del plan estratégico Repsol
  • Repsol establece fija sus previsiones para el próximo ejercicio, un año en el que pretende ganar cuota de mercado en el sector de la distribución minorista de electricidad, un primer paso para alcanzar los 2,5 millones de clientes en 2025.
  • La petrolera tiene previsto cerrar el próximo ejercicio con un ebitda de 8.000 millones de euros, y el grueso procederá del negocio de Upstream (exploración y producción).
  • En consejero delegado de la compañía, Josu Imaz, subrayó la intención de apuntalar un crecimiento orgánico a lo largo de los próximos años de priorizar el retorno sobre el crecimiento sobre las adquisiciones.

Repsol adelanta sus movimientos para 2019. La compañía ha presentado las previsiones para el próximo año, que se enmarca dentro del plan estratégico de la compañía 2016-2022. Una estrategia con la que pretende adelantar en su carrera en el mercado de energías renovables.

Recientemente, la petrolera ha realizado una fuerte apuesta por el negocio de electricidad con la adquisición de los activos de Viesgo y ha dado un golpe de timón al abrir una nueva división enfocada al mercado minorista de distribución de electricidad y gas.

A continuación te contamos las claves de la estrategia de Repsol para el 2019:

La compañía se marca como objetivo lograr un ebitda de 8.000 millones de euros

La petrolera, que registró un resultado bruto de explotación (ebitda) de 7.513 millones de euros a cierre de 2018, tiene previsto cerrar el próximo ejercicio con un ebitda de 8.000 millones de euros.

De esta cifra, la compañía augura que aproximadamente 4.700 millones de euros provendrán del negocio de Upstream (exploración y producción), mientras que la división de Donwstream (que engloba refino, marketing, lubricantes, GLP, trading y gas y Repsol electricidad y gas)apuntará un ebitda de 3.400 millones de euros.

Aumentar la producción a 720.000 barriles de petróleo diarios

Para el próximo año, la petrolera quiere alcanzar un nivel productivo de 720.000 barriles de Brent al día, en contraste con los 715.000 diarios de cierre de este año.

El repunte provendrá del incremento de la actividad del proyecto en Marcellus (EEUU) y nuevos proyectos petrolíferos que se pondrán en marcha a partir del próximo año como el de Trinidad y Tobago, Bucksin y Akacias.

Continuar reduciendo la deuda neta

La empresa española quiere continuar reduciendo su deuda y calcula que para el próximo año caerá hasta los 2.800 millones de euros, impulsado por un flujo de caja sólido. En 2018, la deuda neta de la compañía se redujo hasta un 45% por las desinversiones realizadas en la participación en Naturgy.

E invertir 3.800 millones de euros

Repsol tiene previsto aumentar sus inversiones para este año hasta los 3.800 millones de euros. De esta partida, 2.400 millones de euros irán destinados al negocio de Upstream mientras que 1.300 millones de euros van para en negocio de downstream, según adelantó Josu Imaz, consejero delegado de la petrolera.

En una estrategia que la empresa espera apuntalar en un crecimiento orgánico

Si hubo algo en lo que puso el énfasis Imaz fue en la intención de apuntalar un crecimiento orgánico a lo largo de los próximos años. El consejero delegado no descartó, sin embargó, realizar la adquisición inorgánicamente de pequeños desarrolladores o la compra de capacidades para impulsar esos proyectos. Y como ejemplo puso la reciente compra de la firma Valdesolar Hive, que desarrolla un proyecto fotovoltaico de 260 MW en Valdecaballeros, (Badajoz).

En cualquier caso, Imaz reiteró que la compañía  priorizará el retorno sobre el crecimiento: “somos prudentes”, afirmó Imaz.

Se ha marcado que el dividendo sea de hasta un euro por acción en 2020

Si con el horizonte 2020 marcado con el plan estratégico la compañía quiere aumentar la retribución al accionista hasta el euro por acción para esa fecha. En 2019 prevé que se sitúe en los 0,95 euros por acción.

La energética se marca como objetivo para 2025: alcanzar los 2,5 millones de clientes

La hoja de ruta a largo plazo pronosticada por Repsol incluye alcanzar una cuota de mercado minorista de electricidad y gas superior al 5% con 2,5 millones de clientes. Fue tras la adquisición de los activos de Viesgo que la compañía alcanzó los 810.000 clientes en España de electricidad y gas, de los cuales 750.000 proceden de la cartera de Viesgo.

Y además