Cómo acabar con el moho en casa para siempre, según los expertos

Moho en las paredes

Getty Images

El moho aparece en las casas cuando hay un exceso de humedad en el ambiente. Es muy común que ocurra en el baño, por su condición húmeda a consecuencia de la ducha, pero también se producen por filtraciones de lluvia en interior de las paredes. 

Según Sanysec, expertos antihumedades, existen diferentes tipos de mohos que pueden aparecer en las paredes, que son diferentes a, por ejemplo, el moho que puedes encontrar en los alimentos. 

Cómo deshacerte del moho negro que se forma en las zonas de mayor humedad de la casa

Sorprendentemente, existen mohos de muchos colores, pero el peor es el negro ya que es tóxico:

  • Moho rosa: Es un tipo de moho que suele aparecer en los baños, con más frecuencia en el WC, en la ducha y entre las juntas de azulejos y cerámicas.
  • Moho blanco: Este es algo difícil de identificar porque cuando se acumula se parece a una capa de polvo blanco con textura de algodón. Se puede encontrar en los suelos, la madera o las paredes, entre otros lugares. Es peligroso ya que puede provocar irritación ocular, infecciones en las vías respiratorias o problemas asociados a dolores de cabeza.
  • Moho negro: Es de color negro con tonos verdosos y tiene una capa algo viscosa porque en su parte superior va a acumulando humedad. Se trata de un tipo de hongo tóxico y que puede causar problemas graves de salud.
  • Moho Aspergillus: Tranquilo, este tipo es poco frecuente que aparezca en tu vivienda. Lo más habitual es que se forme y se acumule en zonas de construcción, derrumbes o en lugares donde se produce mucha acumulación de abono.
  • Moho Alternaria: Su lugar favorito para crecer es la cocina, especialmente en las zonas oscuras y escondidas. Hay estudios que asocian este tipo de moho con el desarrollo de episodios de asma en personas vulnerables, como ancianos o niños.
  • Moho Penicillium: Se trata del tipo de moho que crece cerca de objetos viejos y que estén aislados, como libros, muebles o alfombras. Tiene un color que varía entre el verde y el azul.
  • Moho Cladosporium: Este moho de color verde con tonalidades marrones suele crecer en maderas viejas, aunque también cuero, plástico, papel y otro tipo de tejidos.

Por suerte, hay formas muy eficaces y baratas de combatir este problema. Por lo que apunta estos consejos y productos para deshacerte del moho para siempre:

1. Limpiadores anti-moho

producto anti moho

Si solo detectas manchas de moho es posible que con un producto específico sea suficiente. Si no sale bien con un trapo puedes frotar con un cepillo de cerdas, explica el blog de Leroy Merlin.

A veces los limpiadores, pese a que matan el moho, no son blanqueantes por lo que se recomienda ayudar la limpieza con lejía. Recuerda que si la zona donde está moho está deteriorada a causa de la humedad, lo recomendable es raspar con la ayuda de una espátula para desprender el yeso en mal estado.

Después aplica un plaste antihumedad para reparar los desperfectos extendiendo previamente una imprimación fijadora, explican en el blog.

2. Pintura anti-humedad

Ejemplo de pintura anti humedad

Una opción muy interesante para prevenir la aparición de moho o que después de tratarlo no vuelva a aparecer, es la pintura plástica anti-humedad. Este tipo de pinturas pueden emplearse incluso sobre soportes que no estén absolutamente secos.

Otra opción en pinturas, si la humedad que ha generado el hongo tiene su origen en la condensación, es optar por una pintura anti-moho. Al ser de color blanco camufla las manchas y además evita que el moho vuelva a salir.

3. Amoníaco

amoníaco

Como recurso casero para eliminar el moho el amoníaco puede ser un gran aliado. En la revista El Mueble recomiendan probar con una mezcla de agua y amoníaco, evitando las superficies enceradas. 

Simplemente deja actuar la mezcla unos 10-15 minutos y frota los restos y lo más importante, seca muy bien la zona para evitar que reaparezca. 

4. Vinagre

vinagre blanco

Otro consejo casero que puede ir muy bien contra el moho es el vinagre blanco, que es un antifúngico natural, eso sí, no funciona con todos los tipos de moho. 

Aplícalo sobre la zona afectada, ya sea una pared, la ventana o los azulejos del baño, déjalo actuar unos minutos y enjuaga bien la zona con un paño o cepillo y después seca bien.

5. Alcohol y agua oxigenada

Alcohol

Según la revista El Mueble el alcohol etílico al 80% o más y el agua oxigenada al 3%, e incluso el carbonato de sodio al 5% también pueden ser buenos antifúngicos.

Prueba con ellos para el moho de las paredes o zonas afectadas aplicándolos del mismo modo que los otros productos.

6. Deshumidificador para armarios

deshumidicador

Previamente, ya se había explicado en Business Insider España que la conjunción entre oscuridad y humedad es sinónimo de aparición de moho. 

Una buena opción para prevenirlo y que nunca más aparezca moho en tu hogar es ayudarte con un deshumidificador. No tienen olor y se encargará de absorber toda la humedad.

7. Recurre a un experto

desinfectante profesional

Cuando el moho es persistente, has probado otros métodos y nada puede combatirlo, es el momento de recurrir a los expertos. 

Lo primero que explican en Eco Aisla, es que un profesional sabrá identificar dónde proviene el moho: de una fuga interna de las cañerías, de una gran cantidad de humedad que se ha absorbido en la pared... 

Normalmente los procesos de limpieza de moho y humedades requieren un proceso de secado, limpieza e impermeabilización. 

Después, una vez reparada y controlada la fuga, hay que dejar pasar un tiempo prudencial para ventilar y secar internamente la pared reparada, para después cerrarla y pintarla con los productos adecuados.

¡Tras el tratamiento el moho de tu casa desaparecerá para siempre!

Otros artículos interesantes:

Cómo deshacerte del moho negro que se forma en las zonas de mayor humedad de la casa

¿Qué alimentos se pueden comer con moho? Estas son las 3 excepciones, según la OCU

Cómo prevenir y eliminar el moho del cuarto de baño con productos al alcance de cualquiera

Te recomendamos