7 datos que ya se conocen de las vacunas de refuerzo que se suministrarían en 2022

Vacunación con la candidata de Pfizer y BioNTech.

REUTERS/Henry Nicholls

  • La duración de la inmunidad que estimulan las vacunas sigue siendo una incógnita, pero el descenso de los niveles de anticuerpos y las nuevas variantes vaticinan dosis de refuerzo. 
  • Estos son los 7 datos que ya se conocen sobre las inyecciones de refuerzo de las vacunas desarrolladas contra el COVID-19. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Los ensayos de las terceras inyecciones y dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19 continúan, pero España ya planea vacunar con una dosis de refuerzo de las candidatas de ARN mensajero a toda la población en 2022. 

En consonancia, varios expertos creen que la inmunidad que proporcionan las vacunas desarrolladas contra el nuevo coronavirus podría no durar para siempre. Aunque la Agencia Europea del Medicamento sostiene que se necesitan más datos sobre la protección que ofrecen las vacunas para valorar una tercera inoculación contra el COVID-19, según Reuters

Para más, las nuevas variantes del coronavirus SARS-CoV-2 ponen en jaque la respuesta de anticuerpos de las vacunas y las infecciones naturales actuales. Esto se debe a que algunas de las mutaciones presentes en las variantes afectan a la proteína espiga del virus, con la que se adhiere a los receptores de las células humanas. Lo han hecho más contagioso y más viral.

Qué vacunas necesitarían una tercera dosis y por qué

Todas las vacunas autorizadas hasta la fecha y en despliegue en España —las candidatas de Pfizer y BioNTech, Moderna, AstraZeneca y la Universidad de Oxford e incluso la monodosis de Johnosn & Johnson— están estudiando dosis de refuerzo e inyecciones orientadas a las nuevas variantes del virus. 

Estos son 7 de los datos que ya se conocen del avance de los estudios sobre las dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19.

Desconocen cuánto dura la inmunidad que estimulan las vacunas, pero los datos sugieren que las dosis de refuerzo potencian la respuesta inmune

Sanitaria con prueba PCR para detectar COVID-19.

REUTERS/Sarah Meyssonnier

Las vacunas de ARN mensajero (ARNm), las fabricadas por Pfizer y Moderna, mantienen una eficacia de más del 90% hasta 6 meses después de vacunarse, según los datos disponibles hasta la fecha. Aunque los científicos creen que este periodo sea mucho más largo.

De facto, la biotecnológica estima que su vacuna contra el coronavirus podría conferir inmunidad al COVID-19 durante al menos un año

5 factores por los que se siguen desarrollando vacunas contra el COVID-19

"Tenemos que ver cuánto dura la protección. Sabemos que dura al menos 6 meses, pero tendremos que ver. Sin embargo, es muy posible y la gente debe estar preparada para el hecho de que probablemente necesitemos un refuerzo dentro de un año", resalta el Dr. Vivek Murthy, Cirujano General de Estados Unidos, a Wolf Blitzer de CNN.

Con ello, Moderna también se ha adelantado. 

Según los datos de sus estudios, las inyecciones especificas para las variantes, diseñada para la detectada por primera vez en Sudáfrica, es aún más efectiva contra alteraciones más nuevas que ha ido sufriendo el virus. No obstante, estos hallazgos no han sido revisados por pares.

Las dosis de refuerzo podrían ser diferentes cada vez

Vacunan a un hombre con la candidata de Pfizer y BioNTech.

REUTERS/Henry Nicholls

La investigación en curso valora diferentes vías para potenciar las vacunas desarrolladas contra el COVID-19: una tercera dosis de la inyección original, una inyección de un fabricante de vacunas diferente o una vacuna ajustada para apuntar a una variante específica

"Hay diferentes estrategias para lidiar con las variantes. Una es reformular la vacuna y la otra es agregar otro refuerzo con la misma formulación", data el investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud Amesh A. Adalja.

El objetivo de este tipo de inyecciones es aumentar los anticuerpos y las células T —un tipo de glóbulo blanco que es una parte esencial de su sistema inmunológico— lo suficiente como para ayudar a combatir las variantes de la cepa original y dominantes del SARS-CoV-2.

Además, conforme a las valoraciones de expertos como Reynold Panettieri, director del Instituto de Medicina y Ciencia Traslacional de la Universidad de Rutgers (EEUU), también se podría conseguir que las vacunas sean aún más efectivas.

"Es posible que estén intentando ver si pueden lograr que la eficacia se acerque al 100%", revela a Prevention.

3 vías para reforzar las vacunas contra el COVID-19 frente a las variantes: dosis de refuerzo, actualizaciones de las candidatas e inyecciones polivalentes

Dado que algunas de estas variantes pueden poner en jaque la efectividad de las vacunas, algunos fabricantes están orientando las inyecciones a las mutaciones más peligrosas del SARS-CoV-2. Por ejemplo, a la mutación E484K, que afecta a la proteína S con la que el patógeno se adhiere al receptor de la célula humana y potencia el escape del virus a los anticuerpos. 

Pfizer ha sido uno de los fabricantes que ha anunciado que está explorando la posibilidad de una nueva "vacuna de variante específica" que apunte a la sudafricana B.1.351 —además de estudiar una tercera dosis de refuerzo en algunas personas que recibieron su primera inyección hace más de 6 meses—. 

Asimismo, Moderna ha revelado que ha terminado de fabricar una vacuna específica contra B.1.351 para la que ha iniciado un ensayo clínico de fase 1. Con ella, la biotecnológica explorará su uso como una "dosis de refuerzo" para las personas que ya están completamente vacunadas, para ver si puede "aumentar la inmunidad contra las variantes de interés".

Los refuerzos podrían tener que administrarse a los meses o años de las primeras inyecciones

Sala de espera de la vacunación contra el coronavirus
Reuters

Si se necesitará una tercera dosis o dosis de refuerzos anuales es todavía una incógnita, aunque varios expertos consideran que serán imprescindibles para frenar la pandemia de COVID-19.

"Nos estamos preparando para la eventualidad de que necesitemos refuerzos, pero creo que debemos tener cuidado de no dejar que la gente sepa que inevitablemente, cada x cantidad de meses a partir de ahora, todos van a necesitar un refuerzo. Ese no es el caso", ha aclarado el principal epidemiólogo de EEUU al frente de la pandemia de COVID-19, Anthony Fauci.

Tom Frieden, exdirector de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y ahora director de la iniciativa de salud pública global Resolve to Save Lives, también se ha mostrado contrario a este tipo de afirmaciones. 

"Es completamente inapropiado decir que es probable que necesitemos un refuerzo anual, porque no tenemos idea de cuál es la probabilidad", sentencia.

Los recuperados del COVID-19 podrán generar anticuerpos contra el coronavirus durante el resto de su vida aunque hayan pasado una infección leve

Sin embargo, Albert Bourla, CEO de Pfizer, ha adelantado en un evento virtual con Axios, que los datos apoyan la noción de que probablemente habrá una necesidad de un refuerzo entre 8 y 12 meses.

"Eso está por verse y creo que en uno o 2 meses tendremos suficientes datos para hablar de ello con mucha mayor certeza científica", certifica.

Y hasta el director ejecutivo de la única compañía que tiene una vacuna monodosis contra el coronavirus, Alex Gorsky, advierte en CNBC que es probable que se necesite una inyección anual para hacer frente a la infección con el nuevo coronavirus. 

En esta misma línea, el CEO de Moderna, Stephane Bancel, ha confirmado al mismo medio que la compañía podría tener una dosis de refuerzo para su vacuna lista para el otoño, de modo que haya protección adicional preparada para antes de la temporada alta de gripe.

España planea su administración para 2022, pero algunos expertos señalan que podrían no ser necesarias todavía

Un hombre recibe la vacuna de AstraZeneca en Madrid

REUTERS/Sergio Perez

"Todavía no vemos los datos que puedan informar una decisión sobre si se necesitan o no dosis de refuerzo", aclara Kate O'Brien, directora del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), conforme a las declaraciones recogidas por Reuters.

En línea con las declaraciones anteriormente recogidas, Fauci también ha advertido que podrían no necesitarse durante bastante tiempo.

"Estamos haciendo extrapolaciones", añade. 

Según el experto, cuando empiece a disminuir la inmunidad es cuando debería considerarse seriamente la necesidad de inocular inyecciones de refuerzo, informa theGrio.

Los 11 acontecimientos adversos de las vacunas de COVID-19 más notificados en España

"[Una tercera dosis] sería logísticamente difícil a corto plazo", dice el Dr. Adalja, quien agrega que la distribución debería ser más fácil con el tiempo a medida que se disponga de más sistemas y suministros de vacunación.

"La prioridad debe seguir siendo vacunar a las personas con la vacuna original, que tiene un impacto en todas las variantes cuando se trata de lo que importa: una enfermedad grave, hospitalización y muerte", resalta Adalja. 

Se han identificado ya 6 efectos secundarios de las terceras dosis de las vacunas

Una mujer se hace un selfie después de recibir la vacuna contra el COVID-19.
Una mujer se hace un selfie después de recibir la vacuna contra el COVID-19.

CRISTINA QUICLER/Contributor/Getty Images

Algunos voluntarios de los ensayos, sobre todo de Moderna, han reconocido que "se sienten bien" después de recibir una tercera dosis del régimen de 2 inyecciones. Y Adalja y Kathleen Neuzil, catedrática de vacunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, han confirmado a Business Insider que probablemente no provocarán peores efectos secundarios que las vacunas originales.

Un joven que recibió su primera vacuna de COVID-19 hace un año en el ensayo clínico de Moderna acaba de recibir su tercera inyección, y se siente muy bien

Hasta la fecha, se han identificado 6 efectos secundarios de las dosis de refuerzo

  1. Dolor en el lugar de la inyección
  2. Fiebre
  3. Náuseas
  4. Dolores musculares
  5. Artralgia
  6. Fatiga

La mezcla de diferentes tipos de vacunas podría aumentar los efectos secundarios

Sanitaria lee informe de un paciente antes de vacunarle contra el COVID-19.

REUTERS/Carlos Osorio

Otra de las posibles vías que exploran los investigadores para asegurar la protección frente al COVID-19 contempla mezclar diferentes tipos de vacunas. En este caso, las reacciones adversas podrían ser más numerosas o severas.

La evidencia más reciente, conforme a una de las investigaciones divulgadas en The Lancet, certifica que los efectos secundarios después de la combinación de vacunas son de corta duración y no conllevan otros problemas de seguridad.

¿Se pueden mezclar diferentes vacunas contra el COVID-19? 

Sin embargo, los reportes en Reino Unido de quienes han recibido dosis diferentes entre la primera y la segunda inyección de las vacunas de un régimen de 2 inoculaciones, advierten que el mix de vacunas podría aumentar las probabilidades de experimentar efectos secundarios leves

Entre estos síntomas se encuentran los escalofríos, la fiebre, la fatiga y el dolor de cabeza. 

Saltarse las dosis de refuerzo podría dejarte más desprotegido frente al COVID-19 aunque te hayas vacunado

PCR para detectar al coronavirus que provoca el COVID-19.

REUTERS/Annegret Hilse

Tal y como se ha mencionado con anterioridad, las dosis de refuerzo van orientadas a potenciar la respuesta del sistema inmune a la infección con el SARS-CoV-2. No sólo para que las vacunas sean más eficientes, si no para evitar que las nuevas variantes se salten los anticuerpos y lleven a un contagio severo con el COVID-19.

No recibir una inyección extra, en el caso de necesitarla, simplemente llevará a un mayor riesgo de infección y enfermedad. Aunque estos seguirán teniendo más inmunidad que alguien que nunca ha recibido una vacuna. 

13 síntomas silenciosos de las vacunas contra el COVID-19

"Una persona que se salte un refuerzo corre un mayor riesgo de infectarse y contraer la enfermedad del SARS-CoV-2. Pero también se espera que tengan algo de inmunidad parcial y, por lo tanto, que puedan estar protegidos contra la versión más grave de la enfermedad", aclara el Dr. William Moss, profesor y director ejecutivo del Centro Internacional de Acceso a Vacunas de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins a CNN.


LEER TAMBIÉN: 12 signos de COVID-19 prolongado que debes consultar con tu médico

LEER TAMBIÉN: Todo lo que debes saber sobre la vacunación contra el COVID-19 de niños y adolescentes: cuándo se administrarán las dosis y cuáles son los posibles efectos secundarios

LEER TAMBIÉN: 14 objetos cotidianos que te exponen al virus sin darte cuenta, según varios estudios

VER AHORA: La guerra de la que nadie habla: qué está haciendo la Oficina de Patentes y Marcas para impulsar la soberanía industrial española frente a potencias como EEUU o China