Pasar al contenido principal

7 duras lecciones que aprendí cuando me mudé a la otra punta de Estados Unidos

7 tough lessons I learned when I moved across the country
attilio pregnolato/Shutterstock
  • Trasladarse puede ser duro para cualquiera, especialmente cuando te mudas a través de todo el país
  • Pese a la actitud positiva, mudarse de la costa Este a la Oeste no es tan fácil como el autor Charyn Pfeuffer ha anticipado
  • Desde la actitud, a la forma de vestir a la jerga, aquí las siete duras lecciones que aprendí cuando me mudé de Filadelfia a San Francisco.

Siempre he tenido una vena impetuosa. También soy una persona muy motivada. En el año 2000 hice un pacto conmigo misma: si podía mantenerme financieramente tras un año como freelance a tiempo completo, me mudaría de Filadelfia a San Francisco.

Había visitado la Costa Oeste exactamente una vez, pero dejó una huella increíble en mi corazón. Me pareció que, si podía desarrollar una carrera exitosa como freelance, podría trabajar desde cualquier lado. Así que, cuando ya había pasado un año, cogí mi fiable Toyota Tercel y me dirigí al oeste.

Tenía unos cuantos amigos viviendo en el área de la Bahía de San Francisco, mucho trabajo, y pude cerrar el alquiler de un apartamento antes de mi llegada. Con los elementos esenciales solucionados, pensé que sería una transición sencilla. Pese a mi actitud positiva, las cosas no fueron exactamente como las había planeado. 

Leer más: Este sencillo truco evitará que pierdas tu pasaporte cuando viajas, según una azafata de British Airways

Aquí siete duras lecciones que aprendí cuando me arrastré 2.976 millas al oeste. 

 

1. Las actitudes en la Costa Este y en la Costa Oeste son muy distintas

(RE) chico coche
La actitud de la Costa Oeste es muy distinta a las de la Costa Este oneinchpunch/Shutterstock

Mi manera de decir las cosas tal y como son (también conocida como mi Filadelfia interior) no tuvo el mas cálido de los recibimientos. De hecho, durante mis primeras semanas, sin saberlo, hice llorar a una señora por darle una opinión franca y sincera. Solicitada, mira tú. 

Venía de un lugar amable y constructivo pero, según parece, ella no quería la verdad. Que "a nadie le guste herir los sentimientos de los demás" es una actitud que me encontré muchas veces en la Costa Oeste. 

 

2. La moda es muy distinta

(RE)Chica moda
Los tacones no son una opción en San Francisco 2M media/Shutterstock

No soy especialista en moda, pero puedo ponerme con ello si es necesario. También, admito que tengo un estilo. Cuando me mudé a San Francisco, dediqué una noche de viernes en Jimmy Choo para repensar mis prioridades sobre la moda. Las colinas y los tacones no se llevan bien, pronto me uní a la moda para exteriores.

 

3. Habrá sentimientos incómodos

(RE) Señora casas
Al principio me preguntaba si había cometido un error. Daniel Vine Photography/Shutterstock

Puedes tener toda la confianza del mundo, pero mudarte a la otra punta del país te hará salir de tu zona de confort. Estar en una nueva ciudad y vivir en un espacio nuevo, sin importar lo mucho que te guste, puede ser desconcertante. Me perdí más de una vez y, como resultado, llegué tarde. Odio llegar tarde.

No tenía a mi círculo de amigos y vecinos del lugar que cultivé durante años. No tener esa seguridad me asustó. Al principio, me parecía que la distancia era enorme y me pregunté si habría cometido un error.

El optimismo llega muy lejos pero las cosas pocas veces salen exactamente como las habías imaginado (te mudes a través del país o no). Hace que la vida sea más fácil cuando te sientas a trabajar con sentimientos incómodos y te ayuda a ir con la corriente. Las cosas irán, con el tiempo, al ritmo correcto.

 

4. La paciencia es la clave

(re) tráfico
Mudarse al otro lado del país requiere mucha paciencia Daniel Vine Photography/Shutterstock

Hay una curva de aprendizaje con cualquier traslado, especialmente al otro lado del país o uno que implique una ciudad y cultura totalmente nuevas. Puede ser enloquecedor ponerse rápidamente al día con el estilo de vida local, pero si puedes reducir la velocidad y abrazar todos los escenarios nuevos como las nuevas reglas para aparcar, de programas de reciclaje y los retrasos del transporte público (¡Hola, tránsito rápido del área de Bahía!), hará que la transición sea más sencilla.  

5. Es difícil dejar lugares familiares

(re) viajera tren
Dejar tu hogar puede ser duro interested/Shutterstock

Me sentía en casa y tenía miles de amigos en Filadelfia. No fue, para nada, una decisión fácil mudarme. Aún así, no pensé por ni un segundo que tendría problemas en hacer amigos en San Francisco. Estaba equivocada. 

A Filadelfia no se le llama "la ciudad del amor fraternal" por nada. Fue una manera de darme cuenta que tenía que empezar de cero. Puse en marcha mi estrategia A  para hacer amigos, empecé a hacer voluntariados semanales, a dar clases de tambor japonés Taiko y a ir a un montón de conciertos y eventos culturales. Hice algunos amigos, pero llevó tiempo y esfuerzo.

 

6. Necesitas menos cosas de las que necesitas

(re) mudanza
Una mudanza es una buena excusa para hacer limpieza de las cosas que tienes

Mudarse es una buena excusa para deshacerse de pertenencias, y una mudanza a través del país es una buena razón para dejar cosas atrás. Por mucho que me quise agarrar a cosas de esas que se llaman de valor personal, no necesitaba llevarme ni la mitad y terminé dandole la mayoría a la beneficencia cuando llegué. 

Haz tu vida más fácil y averigua qué es un tesoro y qué es basura antes de hacer tu mudanza. Repite después de mi y pregúntate a ti mismo: ¿este objeto es realmente necesario? 

7. Los de la Costa Este maldicen mucho más que los de la Costa Oeste

(re) chica coche atasco
Hay diferencias en la forma de hablar entre la Costa Este y la Costa Oeste perfectlab/Shutterstock

Siempre he tenido una boca torpe, pero se hizo más evidente cuando me mudé a la Costa Oeste. Si no estoy hablando con mi boca, es con mis manos, y normalmente con ambos. No voy a disculparme por comunicarme de la forma en que lo hago, pero no es la norma en la Costa Oeste, definitivamente. 

 

Te puede interesar