Los plásticos de un solo uso son el principal contaminante de los océanos: estas 7 empresas españolas están trabajando para evitarlo, creando envases biodegradables e incluso comestibles

Un submarinista recoge residuos plásticos en la costa de Líbano
Reuters
  • El mundo necesita consumir menos plásticos. De lo contrario 1.300 millones de toneladas de este material inundarán los océanos y la tierra en 2040.
  • Ente los principales desechos que componen esta basura están los plásticos de un solo uso: botellas, envoltorios, o envases de alimentos.
  • 7 empresas españolas trabajan en materiales alternativos con el que acabar con esta problemática, ofreciendo soluciones de envasado biodegradables, compostables e incluso comestibles.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los envoltorios de alimentos y bebida de un solo uso componen el grueso de la basura que flota en nuestros océanos

Según revela una investigación española, publicada recientemente en la Nature Sustainability, solo en Europa entre 307 y 925 millones de residuos se liberan anualmente al océano. De estos, el plástico supone hasta el 82% de la basura, compuesta principalmente por botellas, bolsas y envases de comida.

En las últimas décadas, el aumento incesante de los plásticos de un sólo uso ha superado la capacidad de procesado de los sistemas de gestión de residuos, convirtiéndose en toda una amenaza para el medio ambiente.

 Se calcula que 300 millones de toneladas de este material son generadas cada año. Cifras que la pandemia ha podido impulsar. Ahora ten en cuenta que se necesitan en torno a 500 años solo para descomponer una simple botella de agua.

De no atajar el problema, hasta 1.300 millones de toneladas de plástico inundarán los océanos y la tierra en solo dos décadas. Con las consecuencias para los ecosistemas que esto conllevará.

Al abrigo de estas alarmantes cifras, no es de extrañar que por fin en los últimos años hayan surgido medidas encaminadas a impedirlo. 

Ya en 2021 se ha dicho adiós ha muchos productos de un solo uso como las bolsas o las pajitas. Y en  la Unión Europea todos los envases de plástico existentes en 2030 tendrán que ser reutilizables. 

Pero más allá de esto, los usuarios deben concienciarse de la necesidad de reducir, reutiliza y reciclar, como arma para combatir la masa de basura que amenaza al planeta. 

Asimismo los productores deben encontrar las maneras de minimizar su dependencia hacia este material.Sin duda entre los grandes desafíos del sector de la alimentación para encarar un futuro más respetuoso con el planeta está el del envasado alimentario.

Para evitar los desechos plásticos, la solución  pasa por una apuesta real por materiales alternativos y sostenibles

Como los que están desarrollando ya varias empresas españolas dispuestas a revolucionar el mundo del packaging y hacerlo más verde.

Cafés Novell

Una cápsula de café tarda 500 años en descomponerse y en el mundo se estima que se tiran a la basura en torno a 20.000 millones cada año. Suficientes para dar la vuelta a la Tierra 14 veces, según calcula The Guardian.

Desde la empresa española Cafés Novell han diseñado cápsulas compostables de café compatibles con cafeteras Nespresso.

El diseño lanzado en 2017 elimina así el envase flowpack de plástico que conservaba las cápsulas. Este paso reduce hasta un 45% la cantidad de cartón utilizado para el envase, el cual a su vez es 100% reciclable. 

Esto hace que las cápsulas puedan (y deban) depositarse en la fracción orgánica de residuos, desapareciendo en un periodo de entre 12 y 20 semanas.

 "Somos pioneros. Sabemos que hay un par de proyectos más en Europa, uno de una empresa suiza y otro en Reino Unido. Pero somos los primeros en este tipo de cápsulas compatibles Nespresso", aseguró a El Periódico Josep Novell director financiero de Cafés Novell sobre el proyecto para el cual la compañía ha invertido más de 1,5 millones de euros y 4 años de investigación.

Notpla

Con sede en Londres, pero cierta esencia española, (sus fundadores son el francés Pierre-Yves Paslier y el español Rodrigo García González), esta startup tiene por objetivo hacer desaparecer los envases. Al menos tal y como se conocen hasta ahora.

Para ello, Notpla ha creado Ooho, una alternativa al plástico basada en algas que no solo es biodegradable, también comestible. Si se desecha solo tarda unas semanas en descomponerse.

Destinado para contener líquido, este curioso material ya se ha utilizado en Roland Garros y la maratón de Londres. Junto a InnoVentures, el brazo innovador de Pascual, han diseñado Bisplash, un Bifrutas cuyo envoltorio es creado a partir de este material. 

Otras líneas de productos de la startup engloban envases también a partir de algas destinados a sustituir las cajas de cartón. Algo que ya están probando en Londres con Just Eat como partner, según comentó su CEO a COOL.

En abril de 2017, NOtpla logró recaudar hasta 850.000 libras (unos 999.000 euros) en tan solo 3 días en la plataforma de crowdfunding Crowdcube.

En agosto de 2018, obtuvieron inversión del fondo de venture capital Sky Ocean Ventures. Y un año después llevaron a cabo una ronda semilla liderada por Impact VC Astanor Ventures y Lupa Systems.

Fundada en 2014, hasta el momento la compañía ha recibido una inversión total de 6 millones de euros.

Naifactory Lab

Esta startup ha creado una nueva línea de materiales circulares que utilizan como base un producto más que abundante y habitual: el hueso de oliva.

Con este Naifactory Lab ha desarrollado lo que llaman reolivar, un material compostable y fabricado en España fácilmente de moldear a bajas temperaturas

El resultado como explicaron a Business Insider España es una "especie de bioplástico" que utilizan para dar forma a una amplia variedad de objetos de diseño. 

Feltwood

Con sede en Zaragoza esta compañía desarrolla tecnologías para producir materiales industriales ecológicos a partir de restos vegetales agrícolas.

Biodegradables, compostables y con una baja huella de carbono, suponen una alternativa real al plástico, la madera y otros materiales industriales contaminantes y tóxicos.

Feltwood ha logrado captar hasta la fecha una financiación de 1,4 millones de euros. 

Este año fue incluida en el 'top 10' de startups que están encabezando la innovación en la protección ambiental, del Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada.

Oiomo

Esta startup catalana de ecodiseño ha desarrollado una gama de biomateriales capaces de funcionar con maquinaria plástica clásica.

A partir de extractos de algas marinas, azúcares naturales o aceites vegetales no tóxicos para la fauna marina consiguen un material sostenible similar al plástico.

"Hemos desarrollado un tipo de packaging sostenible, que pesa poco y que es fácil de trabajar para conseguir la flexibilidad o rigidez necesarias según las necesidades de las diferentes aplicaciones posible", explica el CEO de Oimo, Albert Marfà en Residuos Profesional

Oimo es una de las empresas beneficiarias de la ayuda Startup Capital de ACCIÓ, otorgada por la agencia para la competitividad empresarial del Departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña. Del programa ha recibido un total de 75.000 euros.

La startup se hacía en 2020 con el primer premio de la VIII Edición del Premio Emprendimiento de la Fundación Caja de Ingenieros, con una dotación de 15.000 euros.

Vicky Foods

La empresa valenciana Vicky Foods está inmersa en un cambio hacia envases compostables para en su marca Dulcesol.

A partir de este verano, la compañía comercializará estos productos en un packaging que incorpora una nueva tecnología que consigue que el material se degrade como si fuera un residuo orgánico más.

Se estima que esta iniciativa se llevará a cabo en más de 150 millones de paquetes de todos sus productos de pan y pastelería lo que se traduce en una reducción de 1.200 toneladas el uso de plástico anual por parte de la marca. 

VEnvirotech

Esta startup biotecnológica utiliza bacterias para transformar residuos orgánicos en bioplásticos Polyhydroxyalcanoato (PHA) similares al polietileno y polipropileno, pero biodegradables, no tóxico y compatibles con el cuerpo humano.

VEnvirotech permite además la gestión de los residuos en el mismo punto donde estos se generan, acabando con la huella de carbono ligada a su transporte.

Fundada en el 2017, con sede en la provincia de Barcelona, VEnvirotech cerró este 2021 una de las mayores rondas del año en el sector biotec al captar una financiación de 11 millones de euros. Los fondos le permitirán a la compañía escalar los proyectos piloto que tiene en empresas como Nestlé, Calidad Pascual y BonÀrea, según información de La Vanguardia.

En total, ya ha captado 15 millones de euros, y han incorporado en su accionariado a family offices como el de la familia Gassó (Gaes) y Giribets 2000. 

Otros artículos interesantes:

El plástico que sí se degrada: crean un polímero que se descompone en solo una semana gracias al sol y al aire

16 productos fabricados a partir del plástico reciclado de los océanos con los que reducir tu impacto en el medio ambiente

El futuro ya está aquí: los 7 proyectos sostenibles que están cambiando el mundo