7 errores que cometes al cocinar fabada asturiana, según los expertos

fabada asturiana

Getty Images

Pocos días de mal tiempo quedan en España, y eso, para muchos es una bendición. Pero para aquellos amantes de los guisos y los platos de cuchara es una noticia de lo más agridulce. 

Por eso quizás te apetezca despedirte del frío por todo lo alto con el plato del invierno por excelencia solo apto para valientes: una buena fabada asturiana, de las de verdad. 

7 errores que cometes al hacer gazpacho, según los expertos

Y como no querrás que ese último sabor a invierno se quede a medias, estos son los 7 errores más comunes que se cometen al cocinar fabada para que no falles en ninguno y puedas disfrutar de una fabada asturiana de primera. 

1. No poner a remojar las fabes

fabes en remojo

Las fabes asturianas se venden secas, es decir, el producto va hidratándose y haciéndose blando cuando absorbe agua. Echarlas secas directamente a tu guiso es un error

Recuerda poner las fabes en remojo con agua fría la noche anterior del cocinado, debes poner bien de agua, ya que irán chupándola poco a poco, con 3-4 dedos por encima bastará. 

2. No desalar las carnes y cortarlas

compango y fabada

Después de seleccionar productos de calidad, desde las fabes hasta el compango. Si te has propuesto seguir la receta tradicional de la fabada entonces deberás comprar las carnes saladas para proceder a desalarlas. 

Simplemente debes dejarlas durante la noche a remojo para quitar el exceso de sal, un paso muy sencillo y que te asegura seguir la receta de siempre, para que quede con todo su sabor y su color rojizo característico.

Consejo: a la hora de introducir las carnes en tu fabada, para no ensuciar el caldo, ¡no cortes la morcilla ni el chorizo! Mejor ponerlas enteras y cortar posteriormente al servir.

3. No usar el agua del remojo

fabada

Si has tenido a tus fabes remojándose durante horas en un agua, no lo desperdicies a la hora de pasarlo a la olla. 

Sí, puedes cometer errores haciendo un huevo frito y estos son los 5 más comunes

Eso sí, antes de dejarlas a remojo en su agua definitiva debes limpiar bien las fabes con un escurridor hasta que les quites sus impurezas y después pasarlas a la olla que será su recipiente definitivo. 

4. Empezar con fuego bajo y sin añadir el compango

fabes

Otro error a la hora de hacer tu fabada, según explica Nacho Manzano, al frente de las cocinas de Casa Marcial en Arriondas, para La Vanguardia, es no comenzar con fuego alto. 

Una vez que las fabes y el agua ya han cogido calor, añade el compango, sin el chorizo, ya que lo añadirás más tarde. Después debes bajar el fuego y dejar que tu fabada vaya cogiendo forma.

5. No ‘asustar’ las fabes

Fabes

Como se explica en el punto anterior, pese a que las fabes comienzan a hacerse a fuego alto, una vez rompen a hervir se bajan a fuego lento (al 3 en cocina de vitrocerámica). Recuerda poner la tapa para favorecer la cocción. Al hacerse lentas te aseguras de que no se rompan. 

Eso sí, no debes desentenderte de tu fabada, vigila que siempre tenga agua, porque irá absorbiendo mucha, cuando falte, añade un vaso de agua fría. Es lo que se conoce como 'asustar' porque les cortas la cocción por un momento.

6. Remover las fabes 

remover fabes

¡Déjalas tranquilas! Debes ir viendo el caldo, y moviéndolo con las asas, pero nunca metiendo la cuchara porque puedes partir las fabes u otros ingredientes. 

Además no te preocupes cuando añadas la sal porque realmente todo lo que le has echado ya es bastante salado, por lo que necesitara poca y se irá integrando sin necesidad de que la remuevas.

7. Saltarse el reposo final

reposo fabes

Es el paso final y uno de los más importantes, y de verdad, es uno de los errores más grandes y más comunes a la hora de facer fabada. En realidad, el reposo es esencial en todos los guisos, pero en la fabada que tiene ese sabor tan potente, aún más. 

Deben reposar una hora más o menos y tapadas, así terminarán de hacerse con el fuego residual. De esta manera te aseguras que se integren todos los sabores. 

Si tienes en cuenta estos detalles, puedes despedirte del frío por todo lo alto porque te va a salir una fabada de 10.

Otros artículos interesantes:

La receta de fabada perfecta, según expertos

7 errores que cometes al hacer tortilla de patatas

7 errores que cometes al hacer gazpacho, según los expertos

Te recomendamos