7 errores que cometes al intentar llevar un 'estilo vida saludable'

mujer tomando un batido

Getty Images 

Es la era del estilo de vida saludable. Vives absolutamente bombardeado por ello, y pese a que está genial, porque promueve una forma de vivir lo más adecuada a las necesidades del ser humano posibles, a veces, el significado se pierde por el camino. 

Por qué comer lento ayuda a mejorar tu digestión, explicado por una nutricionista

Según el espacio que dedica el Ministerio de Sanidad, un estilo de vida saludable englobaría: 

  • Realizar actividad física y huir del sedentarismo
  • Prevención del tabaquismo
  • Llevar una alimentación saludable
  • Cuidar y prevenir el consumo de alcohol
  • Garantizar la seguridad frente a lesiones no intencionales
  • Garantizar el bienestar emocional

Es decir, todas deben confluir. El discurso actual entorno al concepto de estilo de vida saludable se estanca en la práctica de ejercicio y la nutrición, pero para que ellos, que son pilares fundamentales, den sus frutos, también se deben cuidar de todos los demás.

A veces, centrarte en un solo objetivo hace que, sin querer cometas errores en tu intento por llevar un estilo de vida saludable, por ello, esta es una lista con los 7 errores más comunes que podrías estar cometiendo:

1. No fijarte un objetivo

Es mucho más difícil seguir un camino si ni siquiera sabes dónde está su meta o final. Por eso es tan importante fijar bien el objetivo. 

No siempre tiene que ser, pérdida o ganancia de peso, ganancia muscular... Es principal debería ser ganar en salud, sentirte fuerte, con vitalidad y poder realizar las actividades cotidianas sin esfuerzo.  Sea cual sea tu objetivo, fíjalo. Por supuesto variará con el tiempo, pero no pierdas el foco. 

Tu yo del futuro te lo agradecerá. 

2. Dejar de comer

No existe un estilo de vida saludable donde se deje de comer. Es imposible. Alimentarse es la manera de ingerir nutrientes y mantener sanas todas las células y procesos del cuerpo humano. 

Por ello, lo correcto sería comer mejor, informarse bien y perder peso (si este es tu objetivo) de manera sana y extendida en el tiempo, para que la buena alimentación se convierta en un hábito y no en un puente en tu vida. 

Afirmaciones erróneas sobre nutrición que te están limitando a la hora de conseguir tus objetivos, explicadas por expertos

Además, es importante destacar que, antes de juzgar si eres o estás sano o no por la forma o medidas de tu cuerpo, analices si comes sano, si haces deporte, si caminas lo suficiente. 

Hay personas con estilos de vida muy saludables que no tienen lo que se conoce como cuerpos normativos o delgados. Que el aspecto físico no determine tu salud es importante.

3.Hacer deporte sin cabeza

Meterte a una clase de ciclo, más tarde a la de step y salir a correr no va a hacer que adelgaces más rápido, de hecho, a veces es contraproducente.

Lo primero porque no está demostrado que hacer mucho ejercicio de tipo cardiovascular sea mejor para perder peso y porque hacerlo de manera excesiva y sin cabeza ni es sano a nivel psicológico ni físico.

Además, cuando practicas deporte las hormonas que se encarga de activar los mecanismos del apetito empiezan a mandar señales. 

Es como un: "he gastado energía, reponme energía". Si has practicado deporte de manera ineficiente y después recargas con comida de más (por esa llamada de atención de tu cuerpo que necesita reponerse) en vez de adelgazar estarás ingiriendo más de lo que necesitas. 

4. Comer productos light que son más sanos

No, los productos light no son más sanos, simplemente aportan menos calorías y en la mayoría de ocasiones, también aportan menos nutrientes. 

Además, es importante saber que estos productos son mucho menos saciantes que los alimentos naturales o en su estado natural, como los yogures por ejemplo. 

¿Qué quiere decir? Que quizás un yogur natural tenga más calorías, pero te mantendrá saciado por más tiempo, sin pasar hambre y aportando más nutrientes que uno bajo en grasa o light

5. Pesarse o medirse constantemente

Como se hablaba con anterioridad poner el foco en un cambio meramente estético ya es un error de base, pero si además te obsesiona, es absolutamente perjudicial para tu salud. 

En un estilo de vida saludable debe primar la salud emocional para poder abarcar la física. Más bien van de la mano. Una mala relación con la comida o con tu propio cuerpo hará que te rindas mucho antes que si abordas tu objetivo desde la comprensión y la amabilidad. 

Ser amable contigo mismo es ser consciente de que los resultados a largo plazo no se ven en un mes, ni en 2, los resultados que duran en el tiempo también lo requieren en todo su proceso. Confía en lo que haces y ayúdate con profesionales

6. Comer demasiada cantidad de comida saludable o real food

Es importante diferenciar comer sano, con tener una relación sana con la comida y ambas deben ir en la misma línea.

Comer sano es fundamental para llevar un estilo de vida saludable y eso no excluye tomar una pizza con amigos cuando sales a cenar. 

Además, comer mucha cantidad, por encima de tus requerimientos nutricionales, de comida sana, natural, real food o cualquiera de sus nombre modernos puede ser contraproducente para alcanzar tus objetivos, la comida sana también puede engordar (porque tiene calorías) o ser perjudicial para tu salud, sobre todo emocional, si no sabes relacionarte con ella.

Otros artículos interesantes:

Qué es la alimentación consciente y por qué es buena para tu salud

Afirmaciones erróneas sobre nutrición que te están limitando a la hora de conseguir tus objetivos, explicadas por expertos

Cómo organizar los táper de la semana con 3 consejos básicos, según una nutricionista con más de 49.000 seguidores en Instagram

Te recomendamos