7 fallos que se suelen cometer al utilizar la tarjeta de crédito

Los pagos con tarjeta de más de 30 euros requieren autentificación en dos pasos

Getty Images

  • La utilización de las tarjetas de crédito es bastante habitual como forma de pago.
  • A menudo se cometen algunos errores con el uso de este plástico, pero que se pueden solucionar cuando se coge consciencia sobre los mismos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Llevar una vida ordenada también tiene mucho que ver con la manera de tener controladas las finanzas personales.

Los métodos de pago utilizados son un claro ejemplo de cómo hacer frente al presupuesto que tienes cada mes. Una actividad que debe controlarse lo máximo posible para que no trastoque la planificación sobre tus cuentas. 

El dinero se tiene que controlar lo máximo posible. Gastar más de lo que se ingresa es una práctica bastante habitual en muchos de los que aún no han conseguido tener un hábito de ahorro estable. Por eso, la utilización de las tarjetas de crédito de forma correcta es vital para gozar de una buena salud financiera en el futuro. 

Utilizar bien una tarjeta de crédito es uno de los primeros pasos para conseguir la ansiada libertad financiera. Con ello, puedes ahorrar una mayor cantidad de dinero a final de mes, y destinar las cantidades necesarias a ahorrar o invertir. O quizá a las dos cosas. 

Con este telón de fondo, miles de consumidores tienen problemas para controlar los saldos de sus tarjetas de crédito. Si te encuentras entre estos, no desesperes, pues si observas cuáles son los fallos que se cometen a la hora de utilizar la tarjeta de crédito cogerás más consciencia y harás que tu deuda sea más manejable. 

Estos son los 7 fallos más comunes que se suelen cometer al utilizar la tarjeta de crédito

1. Evitar el aplazamiento con el saldo mínimo solo el saldo mínimo

Lugo, la ciudad más barata para hacer la compra online, y Soria, la más cara.
Lugo, la ciudad más barata para hacer la compra online, y Soria, la más cara.
Getty

Es tentador aplicar un aplazamiento de una tarjeta de crédito con el saldo mínimo, que en ocasiones puede rondar de los 15 a los 25 euros. No lo hagas. Los altos tipos de interés que cobran las entidades bancarias pueden limar tus aspiraciones presupuestarias

En su lugar, haz el mayor pago posible –si es total, mejor–y reduce el gasto en otras áreas para que te concentres en pagar la deuda. Podría valer la pena prescindir de extras como el smartphone más nuevo si eso se traduce en que tendrás una mayor solvencia. La intención es estar lo más libre de deudas posible. 

Liberar efectivo adicional te dará un respiro a largo plazo. Ya sea que uses tal liquidez para acelerar los pagos de la deuda, iniciar un fondo de emergencia o invertir para tu jubilación. El poder del interés compuesto comenzará a trabajar a tu favor en lugar de en tu contra.

2. La utilización de una tarjeta de crédito para artículos cotidianos

Funcionalidades de las tarjetas de crédito
Getty Images

Otra trampa en la que puedes caer frecuentemente es usar tus tarjetas de crédito para compras regulares y diarias. A menos que sigas un presupuesto mensual y puedas pagar fácilmente el saldo total de tu tarjeta de crédito cada mes, cargar gastos no discrecionales en una tarjeta de crédito puede ser altamente dañino para tu economía. 

Al mantener las compras comunes como alimentación y facturas de servicios públicos fuera del saldo de tu tarjeta de crédito, darás un paso importante para controlar todos tus gastos. No hay razón para incurrir en el pago de intereses sobre los bienes de primera necesidad. Si puedes pagar a débito o en efectivo, mejor. 

3. Buscar recompensas al usar la tarjeta de crédito

Los pagos con tarjeta de más de 30 euros requieren autentificación en dos pasos

Getty Images

Las recompensas (beneficios) de las tarjetas de crédito generalmente no interesan en comparación con los intereses que se pagan. Por ejemplo, puedes recibir un punto por cada euro que gastes, pero probablemente deberás canjear 5.000 puntos para obtener un descuento de 100 euros por un billete de avión. 

Dado que el interés que se cobra sobre los saldos de cuentas pendientes a menudo excede el 2%, puede que sea una compensación que no merezca la pena.

También debes evitar registrarte para obtener varias tarjetas de crédito, independientemente de las bonificaciones. Eso sí Puedes usar tus tarjetas con más frecuencia una vez que hayas saldado tu deuda y sepas cómo evitar nuevos apalancamientos. 

4. Ignorar la deuda acumulada

Un señor habla por teléfono con una tarjeta de crédito de la mano.

gettyimages

Mucha gente se estresa o se avergüenza tanto por la deuda de la tarjeta de crédito. Eso provoca que deben abrir sus facturas y finjan que no hay problema. Obviamente, es un mal enfoque porque, mientras se ignoran las facturas, los tipos de interés aumentan la deuda progresivamente. 

Además, si no realizas uno o dos pagos, los tipos puede dispararse más alto según los términos del contrato de la tarjeta.

Puedes llamar a tu banco si te sientes abrumado y solicitar renegociar los términos de tu acuerdo. Es posible que puedas reducir los intereses, establecer un plan de pago u obtener la condonación de parte de tu deuda. 

5. Los pagos atrasados

Tarjeta Vivid Money

Vivid Money

No realices pagos atrasados. Hacerlo dañará tu calificación crediticia y también hará que entres en cargos por pagos atrasados en tu cuenta. 

Es probable que tus tarjetas de crédito tengan una fecha de vencimiento regular todos los meses, digamos, el día 15 de cada mes, y rara vez se desvía. Por eso, es importante saber cuándo se carga el importe de la tarjeta en la cuenta

Si tienes problemas para recordar cuándo vence el pago, intente ponerte una alarma en tu teléfono para tenerlo muy presente.

6. Maximizar la línea de crédito de la tarjeta de crédito

Deudas con la tarjeta de crédito
GettyImages

Si no tienes el dinero para hacer pagos, no debería usar la tarjeta de crédito, y tampoco es recomendable que lo agotes. 

Recuerda que las tarjetas de crédito también cobran comisiones por exceder el límite, por lo que, si te atrasas en los pagos, el interés te empujará por encima de esa cota y tendrás que abonar más capital.

7. No entender los términos del acuerdo de la tarjeta

Tarjeta Fuell
Fuell

Los bancos y las tarjetas de crédito proporcionan los términos y las condiciones de las tarjetas específicas que contratas en el momento en el que se completa la solicitud y cuando se emite el plástico. 

Es importante saber cuáles son estos términos y condiciones antes de usar la tarjeta. Si lo haces, te ayudará a tener un mejor control de lo que has contratado y también te servirá de soporte para gestionar mucho mejor tus hábitos de gasto.  

Otros artículos interesantes:

Cuánto dinero deberías ahorrar cada mes si cobras 40.000 euros al año

Cómo salir de tu zona de confort y superar tus miedos con el dinero: la importancia de evitar la espiral negativa

Principales recomendaciones a seguir para reducir los gastos que se tienen en pareja