7 fondos españoles, entre los 70 inversores internacionales que reclaman a Amazon que respete los derechos sindicales de sus trabajadores en EEUU

Trabajador de Amazon

REUTERS/Brendan McDermid

  • 70 inversores de Amazon piden por carta a la compañía que no impida sindicarse a sus trabajadores en EEUU, ante las presiones a la plantilla de uno de sus centros en Alabama.
  • 7 de esos 70 inversores son fondos españoles, incluyendo al fondo de pensiones de los empleados de Telefónica España, el de los trabajadores de CaixaBank, los de los afiliados de CCOO y UGT o la gestora VidaCaixa, entre otros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En los últimos años, Amazon ha redoblado sus esfuerzos para evitar que se sindiquen sus trabajadores en EEUU, lo que provocado una oleada de escándalos que incluyen el uso de software de vigilancia o contratar a la agencia de detectives Pinkerton para espiar a su plantilla en Polonia y, supuestamente, también en los centros de distribución estadounidenses.

Sin embargo, la campaña de la compañía para evitar la sindicación de la plantilla en su centro de Bessemer (Alabama), que se convertiría en el primero de la compañía en EEUU en elegir representantes de los trabajadores, ha generado consecuencias inesperadas para el gigante del comercio electrónico. Así, 70 inversores de Amazon han enviado una carta a la compañía esta semana exigiendo que ponga fin a sus prácticas contra los derechos de sus trabajadores.

La carta reclama a Amazon que cese "toda comunicación antisindical, incluidas las declaraciones públicas, las reuniones obligatorias, los mensajes de texto, los sitios web, las pancartas publicitarias in situ y cualquier otra forma de contacto con los trabajadores en relación con su libertad sindical", recordando que la compañía está incumpliendo sus principios de respeto a los derechos humanos, que figuran en su propia web, como destaca Financial Times.

Los inversores críticos de Amazon representan 6 billones de dólares en activos

Los inversores que reclaman a Amazon que ponga fin a sus prácticas antisindicales en EEUU representan activos combinados valorados en torno a 6 billones de dólares (unos 4,9 billones de euros), según el sindicato internacional UNI Global Union, o 20.000 millones de dólares (sobre 16.500 millones de euros) en acciones de la compañía, según Financial Times.

Desde UNI Global Union destacan a Business Insider España que, como parte de su trabajo para defender la consideración de los derechos laborales y los principios de inversión responsable, han estado informando "a los inversores sobre los riesgos de los derechos laborales en Amazon durante varios años", al igual que ha sucedido ante el conflicto laboral en su centro en Alabama, en el que "ayudamos a movilizar el apoyo para la iniciativa del inversor", aseguran.

Entre los firmantes de la carta se incluyen fondos de todo el mundo, desde la gestora canadiense BMO Global Asset Management, el fondo de pensiones de la Iglesia de Inglaterra, el de los profesores de Dinamarca, el del sindicato británico Unison, los interventores de la ciudad y el estado de Nueva York, los suecos Öhman, Skandia y Folsam o el francés La Banque Postale, entre otros.

Los trabajadores de Amazon de toda Europa protestarán por las condiciones laborales "inhumanas" de los almacenes durante el Black Friday

Y, entre esos otros, hay 7 fondos españoles: Fonditel B, el Fondo de Pensiones de Empleados de Telefónica España, el Fondo de Pensiones para afiliados de CCOO, la mutualidad de previsión social guipuzcoana Geroa Pentsioak EPSV de Empleo, el Plan de Pensiones de Empleados de CaixaBank, el Plan de Pensiones de UGT y la gestora VidaCaixa. Business Insider España ha contactado con sus responsables y portavoces para conocer cómo se fraguó su apoyo a esta iniciativa.;

"En el caso de Alabama, que es donde se está planteando el conflicto", destaca Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, "se produce un intento de obstaculizar la iniciativa de los trabajadores de constituirse como sindicato dentro de la empresa y tener con ello las capacidades legales de negociación que les reconoce la legislación estadounidense".

Bravo explica que la regulación sindical en EEUU es diferente a la española, dado que requiere "una actuación expresa por parte de una parte relevante de la plantilla en el centro de trabajo". Así, ante la situación en Bessemer, los sindicatos estadounidenses han lanzado una petición que ha provocado que se articule "una campaña internacional que han promovido algunos fondos nórdicos, pero se están adhiriendo fondos de todo el mundo".

Coordinación internacional para la inversión socialmente responsable

El secretario de CCOO asegura que esta es una práctica habitual desde 1999, cuando "se constituyó en la Confederación Sindical Internacional, en la que estamos los sindicatos de todo el mundo, un comité específico para coordinar las actuaciones en los fondos de pensiones de empleo, en los que hay participación de los trabajadores en la gestión", un tipo de fondo que señala que tiene más peso en los países anglosajones que en España, donde son más importantes los sistemas públicos de pensiones.

Dentro de esa red, Carlos Bravo destaca que los fondos de empleo "promovemos la inversión socialmente responsable" y el activismo accionarial, que detalla que se puede llevar a cabo "vendiendo activos y con políticas de exclusión, pero desde hace muchos años se está también utilizando el método de la influencia sobre los gestores para eliminar las prácticas que no son aceptables, en este caso prácticas antisindicales".

Los trabajadores de Amazon vuelven a la huelga y denuncian sanciones por ir al baño en el trabajo

Esa influencia se ejerce, según Bravo, a través de los Principios para la Inversión Responsable de la ONU, señalando además la legislación que se está probando en la Unión Europea para la obligación de informar sobre la política de implicación de los fondos como accionistas en las empresas, que en su caso, se concreta en una posición activa "defendiendo los principios generales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los derechos humanos, el derecho a sindicación y eliminar elementos de discriminación".

Por su parte, Andrés Herrero, responsable de la Unidad de Previsión Social de UGT y secretario del Plan de Pensiones de UGT, también destaca su papel en la supervisión del desarrollo de la inversión socialmente responsable "que creemos necesario en los fondos de pensiones de los trabajadores, porque articula salario", un factor que afirma que se está fomentando también desde la legislación comunitaria.

Herrero critica que se "están poniendo barreras de entrada a los sindicatos" y afirma que UGT ha denunciado recientemente una situación similar en España, señalando que en una reunión interna de los directivos de Glovo y Deliveroo "hablando de la organización de los trabajadores, promovieron la asociación en determinadas asociaciones vinculadas a ellos", criticando además a UGT por defender la laboralización de sus repartidores.

El secretario del Plan de Pensiones de UGT critica que Amazon está estableciendo barreras indirectas, "de persuasión", para evitar que sus trabajadores se asocien y destaca que "nuestra fuente de información es el Comité sobre el Capital de los Trabajadores (CWC), una red internacional de grandes fondos de pensiones de Reino Unido, Canadá, que tienen grandes recursos y consultores que canalizan estas cuestiones y nos alertan de ellas".

Andrés Herrero explica que ese activismo inversor "para nosotros es cerrar el círculo", reclamando como fondo "lo que pedimos a nivel nacional". Además, detalla que su fondo aglutina a los afiliados que quieran participar "y que contribuyen con lo que pueden", a diferencia de los fondos de empleo "en los que sí se articula salario". 

Fondos de pensiones de sindicatos y trabajadores de empresas, y también una gestora

Esos fondos de pensiones de empleo cuentan con una comisión de control en el que está representada la empresa y los trabajadores, como explican a Business Insider España ambos responsables, señalado que sus sindicatos tienen presencia en la presidencia y las comisiones de control de los fondos de Telefónica, CaixaBank o Geroa Pentsioak, que también han firmado la carta contra las prácticas antisindicales de Amazon.

Caso aparte es la gestora VidaCaixa, que destaca a Business Insider España que "establecer diálogos en las compañías donde invertimos es un hecho que se produce regularmente como inversores a largo plazo y como un ejercicio de propiedad activa de nuestras inversiones", destacando que "Amazon es una compañía importante, que tiene una posición muy relevante a los mercados financieros y por tanto, es susceptible de inversión en nuestras carteras internacionales".

Respecto a su posición respecto a la denuncia de las políticas laborales de Amazon, la gestora afirma que "como inversores a largo plazo, cuando identificamos que hay algo a mejorar por parte de las compañías donde invertimos, tratamos de influir de manera individual o colectiva, para revertir o mejorar la situación denunciada", en este caso, reclamando la libertad de afiliación de los empleados de Amazon en una de sus plantas.

No obstante, desde VidaCaixa precisan que "entendemos que no es un hecho estructural de Amazon, que no nos hace cambiar nuestra opinión global de la compañía, pero sí queríamos poner de manifiesto este hecho, del mismo modo que defendemos que se respeten uno de los principios generales de la OIT que forman parte de los criterios que incorporamos en nuestras políticas de sostenibilidad".

Otros artículos interesantes:

Amazon estaría usando espías de Pinkerton para rastrear a los trabajadores de los almacenes y evitar la sindicalización, según supuestos documentos internos de la compañía

Inspección de Trabajo da de alta de oficio a casi 3.000 repartidores de Amazon tras la denuncia de los sindicatos

Amazon ha estado espiando los grupos privados en Facebook de trabajadores en España, Estados Unidos y Reino Unido para controlar sus planes de organizar "huelgas o protestas"

Te recomendamos

Y además