Cómo actuar ante una  inspección de Hacienda
Getty Images
  • Uno de los principales temores de pymes y autónomos es recibir una carta de Hacienda notificando una inspección tributaria.
  • Los motivos son variados, y aunque muchas veces son inspecciones rutinarias, casi siempre se deben a malas prácticas, deliberadas o no.
  • Conocer los principales motivos por los que Hacienda realiza inspecciones te ayudará a evitar errores en el futuro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de los principales miedos que tienen muchos autónomos es recibir en su correo una carta de Hacienda indicándoles que se va a realizar una inspección de su negocio. Los motivos por los que la Agencia Tributaria suele enviar este tipo de notificaciones son diversos, pero la mayoría de las veces son bien conocidos.

De hecho, en ocasiones, no tiene por qué haber un motivo para realizar una inspección. Se tratan de seguimientos rutinarios para confirmar que un negocio va bien. En cualquier caso, debes conocer las razones por las que Hacienda suele realizar inspecciones, que suelen ser debidas a datos o información que suelen llamar la atención.

Altas en diferentes momentos del tiempo

En ocasiones, la Agencia Tributaria cruza datos con la Seguridad Social para conocer la situación de los autónomos en relación con su alta. Si estos datos no cuadran, puede que Hacienda te haga una inspección para saber si tu negocio encaja dentro de los datos con los que has tramitado el inicio de tu actividad.

Para evitar inspecciones derivadas de este supuesto, lo mejor es tramitar el alta tanto en Hacienda como en la Seguridad Social al mismo tiempo y con la misma información. De hecho, pueden utilizarse trámites como el Documento Único Electrónico (DUE) y acelerar, de esta manera, este trámite.

Leer más: Cómo ser autónomo y asalariado a la vez: todas las claves de la pluriactividad

Descuadres entre los modelos presentados

Cada año, las pymes y los autónomos tienen que presentar un sinfín de modelos tributarios, algunos de ellos varias veces a lo largo del año. En ocasiones, la información enviada en ellos puede no coincidir debido a errores humanos, deliberados o no, lo que puede llamar la atención de la Agencia Tributaria.

Para evitarlo, puedes intentar automatizar este proceso en la medida de lo posible a través de aplicaciones específicas de contabilidad y facturación y, en cualquier caso, revisando toda la información y corrigiéndola en caso de detectar errores.

Devoluciones tributarias excesivas

La liquidación de los impuestos más importantes, sobre todo IVA e IRPF, puede dar lugar a devoluciones que, en ciertos casos, pueden resultar excesivas. En el caso del IVA, que se presenta trimestralmente, la inclusión de demasiados gastos deducibles no afectos a la actividad que den lugar a devoluciones importantes también puede llamar la atención de Hacienda.

En este supuesto, es importante no mentir a Hacienda. Es tentador incluir tus cenas familiares o ese vehículo que compraste para uso particular como si fuese parte de tu actividad, pero nunca debes olvidar que es una práctica fraudulenta.

Declaración de las subvenciones

Aunque hay subvenciones que están exentas de tributación y, por tanto, no deben declararse, existen otras que sí tendremos que declarar. 

Por tanto, es importante saber qué tipo de subvenciones están exentas y cuáles no para evitar que Hacienda pueda poner los ojos sobre nuestro negocio.

No presentar declaraciones

Es importante presentar las declaraciones siempre, salvo que no lleguemos a los límites que obligan a hacerlas. En el caso del IVA, es importante presentar el modelo correspondiente incluso aunque no hayamos obtenido ingresos.

De no ser así, lo más probable es que Hacienda acabe poniendo los ojos sobre nuestro negocio

Leer más: Cómo presentar una declaración complementaria

Dejar sociedades inactivas

Es importante dar de baja una sociedad cuando ya no tenga actividad. Si creamos otra parecida dejando otra sociedad activa con la misma sede social, la misma actividad y la misma sede social, resultará cuanto menos sospechoso, porque puede hacer pensar a Hacienda que constituimos una empresa desde cero para pagar menos.

Evita la ingeniería fiscal 

Aunque las prácticas de ingeniería fiscal están permitidas, siempre y cuando estén dentro de la legalidad, recurrir a complejos sistemas para pagar menos impuestos puede llamar la atención de Hacienda y hacer que, a la mínima que cometamos un error, vaya a por nosotros sin piedad.

Por eso, es importante que evites la ingeniería fiscal. Recuerda que no eres una gran empresa que cuente con un ejército de asesores fiscales a los que poder recurrir en caso de inspección. Lo más fácil es que acabe volviéndose en tu contra.

En cualquier caso, conviene que no te pongas nervioso cuando te hagan una inspección de Hacienda, especialmente si no tienes nada que esconder. Es importante que colabores con la Agencia Tributaria y aportes toda la documentación que tengas a tu disposición para demostrar que tienes todas las cuentas en orden.

LEER TAMBIÉN: Cuánto tarda Hacienda en devolver en dinero de la declaración de la renta 2019

LEER TAMBIÉN: Las ayudas del coronavirus tienen una cara oculta: tributan en la renta y tendrás que pagar impuestos por ellas

LEER TAMBIÉN: Recomendaciones de la Agencia Tributaria para obtener mayor beneficio en tu declaración de la renta 2019

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación