Pasar al contenido principal

Las 7 normas que tienes que cumplir en cualquier carsharing

car2go
flickr

En la mayoría de empresas de carsharing en España como Car2go, Emov o Zity hay una serie de normas que se deben tener muy presentes a la hora de utilizar estos coches de alquiler por minutos.

Sí, hay normas obvias, como cualquiera que se presente en el código de circulación y que todos seguirían (o deberían)  si el coche fuese suyo. Y otras para las que solo hacen falta “un par de dedos de frente”.

Pero encontramos normas de uso en algunos carsharing que los usuarios muchas veces desconocen, olvidan, o simplemente, acaban haciéndose los locos. Aquí se desgranan 7 normas que todas las empresas de carsharing tienen y que debes cumplir. ¡Muy atento!

1. Asegúrate cuando aparques de que el coche tiene un nivel de autonomía mínimo

Has acabado de usar tu coche y lo aparcas. Tan tranquilamente. Pero, ¿te has fijado en cuánta batería le queda? Cuando acabes de usarlo, desde las compañías de carsharing te piden que te asegures de que el coche cuenta con un nivel de autonomía mínimo. Normalmente este nivel se puede ver en la pantalla del coche y como mínimo debería encontrarse en los 10 kilómetros (o que la batería tenga suficiente capacidad para salir de la zona operativa).

Así, los operarios podrán trasladarlo a la estación de recarga para volver a ponerlo “a punto” para el siguiente usuario.

Leer más: Dentro las oficinas de Zity, el carsharing de Renault en Madrid

2. Jamás trates de recargar la batería del coche por ti mismo

Cargar un coche de alquiler
Flickr

¿Ves que se te está acabando la batería de tu coche de alquiler cuando lo estás usando? Ay, buen samaritano. Jamás lo enchufes por tu cuenta por mucha buena intención que haya tras tu gesto. “Queda expresamente prohibido enchufar el coche a cualquier estación de carga”, dicen todas las empresas de carsharing. Así que mejor estarse quietecito, porque puedes enfrentarte a una sanción importante.

3. Está prohibido fumar o permitir que otros fumen en el vehículo

Querido fumador: tendrás que esperarte un ratito si coges cualquier coche de carsharing. Sí, tanto tú (responsable del coche por alquilarlo) como todas las personas que viajen contigo. Fumar está prohibido en estos coches.

Además tampoco podrás llevar animales contigo, salvo que vayan en un transportín cerrado y colocado en el maletero de una forma completamente segura.

4. Nada de “cochinadas” en el coche: sé limpio

Y hablando de mascotas, de fumar, etc., viene a la mente la suciedad, la higiene necesaria en este tipo de vehículos que usan decenas de personas al día.

Por eso no extraña encontrar dentro de las normas de todas las empresas de alquiler de vehículos que no se puede ensuciar excesivamente el vehículo o dejar cualquier tipo de residuos en el mismo.

Obviamente la suciedad habitual del uso es inevitable pero no dejes papeles de comida, bolsas, tickets… ¡En fin! Piensa siempre en quién vendrá detrás y cómo te gustaría encontrar el coche.

5. Prohibidísimo aparcar en instalaciones privadas (y otros tantos lugares)

Este es uno de los puntos más controvertidos del uso de carsharing. Muchos usuarios han tomado por costumbre hacer alarde del egoísmo y aparcar sus coches de alquiler dentro de un garaje particular para poder acceder a ellos siempre que quieran, privando así al resto.

Y sí, tooooodo esto está expresamente prohibido, así que tenlo muy presente:

  • Aparcar el coche en instalaciones privadas o de empresa.
  • Cualquier otro espacio que tenga una valla o barrera: aunque esté abierta y sea público.
  • En garajes privados, incluso aunque lo paguemos nosotros.
  • En zonas de carga y descarga.
  • En plazas de aparcamiento reservadas a conductores con discapacidad o a otros colectivos.
  • Centros comerciales, supermercados, restaurantes, universidades…
  • Sótanos o cualquier otro lugar bajo techo.
  • En las zonas donde no está permitido aparcar en determinados días o a determinadas horas.
  • Aparcar fuera de la vía pública en descampados o solares.

Leer más: Este es el mapa del uso del coche compartido en Madrid: Centro, Salamanca y Chamberí son los distritos calientes

6. Cuidado con lo que transportas: nada de sustancias inflamables, venenosas o peligrosas

Si usas tu carsharing para ir a la compra, para ir a un centro comercial a comprar según qué cosas, para transportar cosas de una casa a otra, etc., ¡mucho ojo! Piensa que está prohibido utilizar el vehículo para llevar sustancias fácilmente inflamables, venenosas o peligrosas en la medida en que superen de forma considerable las cantidades de uso doméstico.

Tampoco puedes llevar con objetos o sustancias que puedan interferir en la seguridad de la conducción o dañen el interior del coche por su naturaleza, tamaño, forma o peso… Es decir: cuidado con cargar cosas tipo “mudanza”, cajas, botes de pintura y demás que puedan afectarte o molestarte mientras conduces, manchar el coche, estropear la tapicería… ¡En fin!

7. Al volante cero alcohol (literalmente)

Aunque esto es algo que todos deberían tener presente siempre que se ponen frente a un volante, lo cierto es que el código de circulación permite hasta un máximo de 0,25 mg/l en aire espirado. Pero NO en este tipo de vehículos.

Está terminantemente prohibido conducir un coche de alquiler bajo la influencia de alcohol, drogas o medicamentos que menoscaben la capacidad de conducir. Y se aplica una prohibición estricta: 0,0 g/l en sangre o 0,0 mg/l en aire respirado.

Te puede interesar