Pasar al contenido principal

7 señales de alerta de salud mental en los niños que debes tener en cuenta durante la pandemia de coronavirus, según los expertos

Boredom is something to look out for.
El aburrimiento es algo a tener en cuenta. McCarthy/Express/Getty Images
  • Todos debemos mantener el distanciamiento social debido al coronavirus, y esto está afectando nuestras rutinas diarias. No obstante, para los niños podría ser un momento traumático.
  • Business Insider ha charlado con varios expertos en salud mental que han identificado algunas señales de aviso que pueden indicar que tu hijo podría no estar llevando bien el confinamiento.
  • Por ejemplo, el aburrimiento, que puede no parecer un gran problema, debe tenerse en cuenta como signo de depresión.
  • Los expertos también aconsejan buscar cambios en los hábitos alimenticios o de sueño.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

En estos momentos tan inciertos, los padres están descubriendo cómo conciliar el trabajo, el cuidado de los niños e incluso la educación en el hogar.

Con tantas cosas como están sucediendo, es fácil que se nos escapen algunas señales, especialmente cuando se trata de reconocer signos de estrés y problemas de salud mental.

Karen Gross, que se dedica a ofrecer ayuda psicológica, le dijo a Insider que el COVID-19 y las órdenes de confinamiento están provocando síntomas de trauma en los niños, como la desregulación: "Arrebatos de ira, hostilidad, arrojar cosas, gritar, etc". No obstante, también hay otros signos más sutiles de problemas de salud mental.

Insider ha hablado con varios expertos, incluyendo consejeros, terapeutas y médicos, sobre aquellos comportamientos a los que los padres deben prestar más atención.

Estas 7 señales podrían indicar que tu hijo puede estar teniendo problemas para sobrellevar la pandemia.

Leer más: El piano es una de las mejores actividades para los niños

Dificultad para concentrarse.

If your child is having difficulty concentrating, it might be a red flag.
Kids trying to do work.

Lars Baron/Getty Images

"Puedes notar que los niños tienen una capacidad de atención muy corta si los sacamos de su entorno escolar, que ofrece más estímulos", comenta a Insider Shae Vian, psicóloga y fundadora de Learndojo. "Pueden tener dificultades para concentrarse o hacer los deberes, a menudo abandonando la tarea o mostrando signos de que no pueden escuchar o llevar a cabo las instrucciones".

La Dra. Carole Lieberman, psiquiatra, añadió: "Intenta que tu hijo exprese sus sentimientos y hazle preguntas que lo hagan pensar. Propón artes y manualidades, juegos de mesa o bailes en familia, por ejemplo".

De hecho, cualquier cambio en el humor o en sus costumbres podría ser un síntoma de otra cosa.

Any change in normal behaviors or patterns could be a symptom of other conditions.
A tantrum.

Tim Graham/Getty Images

Si bien a este consejo puede faltarle algo de concreción, procura estar al tanto de cualquier cosa fuera de lo común.

"Algunos signos que deben buscarse en los niños pequeños pueden ser tan sutiles como estar más callados o retraídos de lo habitual o que lo expresen con gestos, como un marcado aumento de los berrinches o desafiar a los padres", explica a Insider la consejera de salud mental Jennifer Daffon.

"Los padres pueden ver a sus hijos experimentar una baja tolerancia a la frustración, un mayor conflicto con los hermanos y cambios de humor mayores. También es común que se resistan cuando se trata de hacer ciertos deberes, ya que algunos niños no se sienten cómodos con el aprendizaje a distancia y hacen que los padres asuman un papel que está reservado para el colegio".

Es habitual que los niños vuelvan a hacer cosas como orinarse en la cama o tener berrinches cuando están estresados.

It's common for children to regress to earlier behaviors like bed-wetting or tantrums when they're under stress.
A child runs at home.

fizkes/Shutterstock

Varios expertos mencionan la regresión como una posible señal de advertencia. "Sentirse asustado se refleja en la ansiedad de un niño, como esconderse debajo de las sábanas o volver al comportamiento desde una edad más temprana, por ejemplo, orinándose en la cama", cuenta la Dra. Lieberman a Insider.

La terapeuta Kelly Oriard añade: "El estrés puede causar regresión en los niños, es algo que cabe esperar".

Ella sugiere permitir y apoyarle, a menos que la regresión dé un giro y se vuelva más extrema.

Los problemas con el insomnio y los patrones anormales de sueño también pueden sugerir un problema mayor.

Issues with insomnia and abnormal sleeping patterns could also suggest a larger issue.
Insomnia.

New Africa/Shutterstock

La Dra. Ajita Robinson, terapeuta, identificó "la dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido y la baja calidad del sueño" como posibles señales de alerta. "Estamos viendo que jóvenes y adultos se ven afectados por horarios de sueño interrumpidos y por estar, en términos generales, durmiendo mal", dijo.

Michelle Nietert, consejera profesional, comentó: "Si no duermen una noche, sucede esto. Si pierden horas de sueño todas las noches, es el momento buscar ayuda".

El aburrimiento puede ser un síntoma de depresión.

Boredom can be a symptom of depression.
Boredom.

McCarthy/Express/Getty Images

Un aumento marcado en el aburrimiento puede ser un signo de problemas más graves, según los expertos.

"El aburrimiento puede ser un síntoma de depresión, así que debemos tomarlo en serio. Podría significar que tu hijo necesita más actividades o que sucede algo más", explicó a Insider Tammy Baghdassarian, directora ejecutiva de Keystone Treatment.

Permanece atento a los cambios en los patrones de alimentación.

Look out for changes in eating patterns, too.
A picky eater.

Steve Liss/The LIFE Images Collection/Getty Images

La Dra. Nekeshia Hammond señaló el "comer muy poco o demasiado" como una advertencia a la que los padres deben estar atentos.

Healthline aportó algunas sugerencias para ayudar a alentar a los niños a comer, como limitar las distracciones, servir porciones apropiadas, eliminar el estrés en el momento de la comida, reducir los aperitivos e involucrar a los niños en la preparación de comidas.

El comportamiento antisocial también puede suponer una señal de un problema más grave.

Anti-social behavior could be another sign of a larger issue.
They need more human interaction.

Antonio Guillem/Shutterstock

"Quizás suelen ser muy sociables, y ahora no quieren hablar con sus amigos o salir de su habitación, o bien pueden parecer distraídos, más tranquilos de lo habitual o combativos y discutidores", indica Baghdassarian.

Gross añadió: "El aislamiento puede derivar en la separación del compromiso, la falta de voluntad para participar en eventos familiares y quedarse en la habitación y no jugar con los demás".

Por supuesto, todas nuestras interacciones sociales son limitadas, ya que estamos confinados en nuestros hogares. Pero muchos expertos han señalado la necesidad de intentar que tus hijos interactúen virtualmente con sus amigos y familiares.

Y además