7 trucos para hacer la ensaladilla rusa perfecta

Ensaladilla rusa perfecta

Getty Images

¿Que la ensaladilla rusa es tan sencilla que no puede tener trucos? Te equivocas, o no te ha pasado que,  vas con prisa, vuelcas unas verduras precocinadas en un bol, mezclado con una lata de atún, mayonesa industrial y al lío. Es una ensaladilla rusa, sí pero, sin mimo, no sabe cómo debería. 

Si tú también te encuentras en ese momento de búsqueda sobre cómo hacer una ensaladilla rusa perfecta, en el blog Gastronomistas, han dado con la clave. 

Estos son los 7 pasos que no pueden faltar en tu cocinado para dar con la ensaladilla rusa de tus sueños:

1. La patata, lo más importante

Patatas hervidas

Getty Images

Es la base, así que hay que prestarle especial atención para hacer la ensaladilla rusa perfecta. Tiene que ser apta para cocer y debes evitar que esté verde, porque lo último que necesita una ensaladilla de calidad, es que su patata quede dura. Desde Gastronomistas recomiendan las variedades Kennebec o la Monalisa.

2. Bien de mayonesa

Mayonesa casera

Getty Images

Haz siempre el doble de mayonesa. La ensaladilla rusa tiene que quedar jugosa y eso, se consigue con una mayonesa que ligue bien todos los ingredientes. Además, reserva siempre un poco más para el momento de servir, y añade una cucharada extra cuando vayas a comerla. Éxito asegurado. 

Importante: ¡Tiene que ser casera! Hecha con un huevo a temperatura ambiente y tres cuartas partes de aceite de girasol y una de oliva. 

3. Las verduritas: mejor al vapor

Verduras al vapor

Getty Images

Si buscas la perfección vas a tener que ser riguroso cortando verduras, porque cuando lo haces de manera desigual, algunas quedan duras y otras blandas. Eso no puede ocurrir. Además mejor hacerlas al vapor. 

Vigila el punto de cada una, recuerda que la zanahoria y la patata van casi a la par, pero que los guisantes necesitan menos tiempo. 

4. Ponle encurtidos

Pepinillos

Getty Images

Es una recomendación personal que proponen en el blog: ponerle pepinillos en rodajas, cortados muy finos. "El toque avinagrado contribuye a aligerar un plato que, para que engañarnos, es potente y puede resultar incluso un poco pesado. Con este añadido, la receta gana".

5. El atún: de calidad

Ensaladilla rusa

Pinterest

A veces, por pensar que es una ensaladilla echamos lo primero que tenemos, pero... ¿Queda igual? No. Una buena táctica suele ser poner en la ensaladilla un buen atún de lata y poner un trozo generoso de ventresca o de bonito del norte coronando la ración en el momento de servir. (Como en la imagen.)

6. Picos o regañas

Panecillos

Getty Images

Una ensaladilla rusa no es "la ensaladilla rusa" sin unos buenos picos jerezanos o unas regañás. Eso sí, no los pongas encima para evitar que se ablanden. Ponlos aparte cuando ya vayas a servir la ensaladilla.

7. Sírvela con cucharón

Ensaladilla rusa

Getty Images

Es el toque final para hacer la ensaladilla rusa perfecta es servirla "al desprecio", como dicen en Sevilla, cuna de la ensaladilla. No hacen falta moldes, ni figuras geométricas. La ensaladilla se sirve como toda la vida.

Otros artículos interesantes:

Cómo cocinar recetas de carbohidratos más saludables: la pasta recalentada engorda menos que caliente

2 recetas rápidas y sanas para guardar en un táper, según Lidl

Cocina en segundos decenas de recetas con este grill para microondas que arrasa en Amazon y que cuesta menos de 30 euros