Pasar al contenido principal

7 trucos que no sabías que podías hacer con tu microondas

Microondas
Getty Images

Seguramente tengas un microondas en casa. Este electrodoméstico siempre resulta muy útil para calentar la comida rápidamente o poner el café a punto para el desayuno si no tenemos tiempo de templar la leche en un cazo.

Una solución para las prisas y para aprovechar mejor el tiempo que siempre hemos asociado a la gastronomía.

Una herramienta que por lo general siempre se encuentra en la cocina, pero ¿y si te dijéramos que tu microondas tiene otros muchos usos ocultos y que puede servir para mucho más que para calentar un plato de lentejas?

Si sigues confuso, sigue leyendo, porque vas a descubrir un mundo nuevo. Un abanico de posibilidades que te sorprenderá. Con la siguiente lista aprenderás a hacer cosas con tu microondas que nunca imaginaste y, lo mejor de todo, es que pueden resultar muy útiles.

Leer más: Las 6 cosas del McDonald's que jamás comen sus empleados

Desde limpiarlo fácilmente sin bayeta ni jabón, pasando por hacer que tu pan o patatas fritas blandas recuperen “su estado original” hasta conseguir no llorar a la hora de cortar una cebolla.

Descubre otras funciones de tu microondas y sorpréndete con cosas que nunca imaginaste que podrías hacer con él.

#7 — Picar cebolla sin llorar

Picar cebolla
Pixabay

no quieres derramar ni una sola lágrima cuando tengas que cortar una o varias cebollas, con este sencillo truco de microondas podrás dejar el llanto para momentos más dramáticos.

La cebolla es un ingrediente fundamental para elaborar muchos platos gastronómicos, barato y sabroso. El problema es que a veces nos da pereza cortar cebolla, más aún cuando sabemos que nos hará llorar como una magdalena.

Para conseguir que resulte más fácil cortar cebolla sólo tienes que introducirla en el microondas a máxima potencia durante 30 segundos. Pero antes debes cortar los extremos. De esta manera, podrás picar toda la cebolla que quieras sin echar ni una lágrima.

Esta peculiar forma de usar el microondas de forma diferente sirve también para otros condimentos básicos de la cocina mediterránea. Si quieres pelar ajos fácilmente para poder cortarlos más rápido, sólo tienes que calentarlos en el micro durante 15 segundos. Puedes realizar el mismo procedimiento con melocotones y tomates.

Si quieres quitar fácilmente la piel a verduras más grandes, simplemente caliéntalos en el microondas durante un poco más de tiempo que las cebollas.

#6 — Recuperar el punto crujiente del pan y las patatas fritas

Patatas fritas
Pixabay

Cuántas decepciones nos hemos llevado cuando, al echar mano de la bolsa de patatas fritas que estaba abierta al fondo del mueble de la cocina, hemos descubierto que estaban blandas. Más de una las veces que, queriendo disfrutar de un buen bocata a media tarde, hemos encontrado el pan como una goma de blando sobre el cesto repleto de migas.

Nadie pensaría que hay remedio para hacer que las patatas fritas vuelvan a estar crujientes. Pero, ¿qué pasarías si te dijéramos que existe una solución?

Sólo tienes que coger las patatas y envolverlas en una servilleta de papel, introducirlo todo en el microondas y calentarlo entre 10 y 15 segundos. De esta forma, las patatas recuperarán su textura crujiente original (si estaban rancias, al menos tendrán ese fantástico toque que tanto nos gusta).

En el caso de que el pan esté blando, podremos “resucitarlo” y disfrutar de él otra vez en un estado más sabroso simplemente envolviéndolo en un papel de cocina humedecido previamente. Luego, ponemos el pan en el microondas durante 10 segundos a la máxima potencia y disfrutaremos de una hornada digna de, al menos, un buen bocadillo.

    Te puede interesar