Pasar al contenido principal

7 trucos tremendamente sencillos para ahorrar en tu próxima compra en el supermercado

Compra en el supermercado
Pixabay

Si eres de los que les gusta  gastar menos dinero cuando vas al supermercado, toma nota porque te vamos a contar algunos trucos para hacer la compra sin dejarte el sueldo. Aunque no lo creas, con un poco de previsión y prestando atención a pequeños detalles conseguirás ahorrar en la cesta de la compra mucho más de lo que te imaginas.

La premisa de partida más importante es la organización. Si tanto tu nevera como tu despensa están ordenadas, te resultará más sencillo saber cuáles son los alimentos que hace falta reponer y cuáles no. En esta misma línea, otra práctica recomendable es que elabores un menú semanal: si tienes claro qué vais a desayunar, comer y cenar cada uno de los días de la semana, será más fácil saber qué ingredientes son necesarios

Además, es importante que tengas presente que en las tiendas todo está especialmente pensado y estudiado para que compres más. Evita las tentaciones y los antojos pasajeros e intenta ceñirte a adquirir solo lo que necesitas de verdad. Sigue los consejos para ahorrar en el supermercado que te dejamos a continuación y verás cómo lo nota tu bolsillo al pasar por caja.

1. Haz una lista de la compra

Ir al supermercado con una lista de la compra no es ninguna tontería: te ayudará a sabes qué es lo que verdaderamente necesitas y, si no te desvías de ella, llenarás tu carrito únicamente con los productos que te hacen falta, no con los que se te van antojando.

Si no quieres apuntar lo que necesitas en un papel, tienes a tu disposición infinidad de aplicaciones para hacer listas de la compra para iOS y Android, como Bring! o Out of milk.

2. Compra formatos grandes

compra en el supermercado
Hacer la compra no tiene por que salir tan caro Scott Olson/Getty Images

Los formatos grandes de los productos suelen denominarse "formato ahorro" o "pack ahorro" por una razón: al llevarte una cantidad mayor, te permiten comprar por menos dinero del que invertirías eligiendo otros envases o lotes más pequeños. 

Eso sí, si no sois muchas personas en casa, procura no hacerte con demasiados productos que caduquen pronto y se puedan estropear, ya que de lo contrario corres el riesgo de que se pongan malos antes de poder consumirlos. 

3. No olvides llevar tus bolsas

En la actualidad, la mayoría de los establecimientos cobran dinero por las bolsas de plástico. Por lo tanto, si estás pensando en ahorrar, una buena forma de arañar unos céntimos es llevar tu propias bolsas de casa. Además de gastar menos, reutilizando las bolsas de plástico también contribuyes a cuidar del medio ambiente, así que puedes matar dos pájaros de un tiro.

4. No hagas la compra con hambre

Tanto si haces la compra yendo al supermercado como si la haces a través de Internet, nunca te pongas a llenar tu carrito si tienes hambre. A medida que vayas viendo los productos, tus ganas de comer te harán coger muchos alimentos que no añadirías en caso de tener el estómago lleno, especialmente los caprichos con más calorías o azúcares. 

5. Compra productos de temporada

Cajas de fresas en un comercio
Reuters/Stefano Rellandini

Otro truco que no debes olvidar para ahorrar en el supermercado es comprar productos de temporada. Si no tienes muy claro cuáles son las frutas, verduras u otros alimentos de temporada, pregunta a los dependientes y pide consejo para sustituir los artículos que tenías pensado llevar. Además de gastar menos dinero al pasar por caja, también ganarás en sabor, ya que estos productos están más buenos que los que se cultivan en invernaderos.

6. Busca ofertas y utiliza cupones descuento

Todos los establecimientos tienen promociones, descuentos y ofertas, y si estás atento tendrás la posibilidad de ahorrar bastante. Echa un vistazo a los folletos que te lleguen a tu buzón, haz un repaso de las páginas web de los principales supermercados, utiliza los cupones descuento e inscríbete en los planes de fidelización de las grandes superficies.

Cuando hagas tu lista de la compra, ten en cuenta estas promociones y haz listados diferenciados por establecimiento, agrupando los productos que son más baratos en cada sitio. Aunque estar atento a las ofertas supone un esfuerzo, verás cómo lo nota tu bolsillo.

7. No compres alimentos procesados

Para ahorrar en la cesta de la compra, otro truco que tienes que tener en cuenta es no comprar alimentos procesados: verduras cortadas, peladas o cocidas, así como platos precocinados o preparados, te saldrán más caros que si adquieres los ingredientes por separado.

Además, la comida estará mucho más rica si la cocinas tú mismo con alimentos frescos. 

Te puede interesar