Un 70% de los puntos de carga de coches eléctricos instalados en la Unión Europea están concentrados en 3 países: los fabricantes llaman a la acción para evitar una Europa de dos velocidades

Coche eléctrico

Reuters

  • Países Bajos, Francia y Alemania concentran el 70% de los 225.000 puntos de carga instalados en la Unión Europea.
  • España ocupa el séptimo lugar con unos 7.425 puntos, el 3,3% del total.
  • Los fabricantes europeos alertan del riesgo de una Europa de dos velocidades en la descarbonización del transporte si no se invierte en infraestructuras.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El 70% de los 225.000 puntos de carga de coches eléctricos que están disponibles en la Unión Europea se concentran en tan solo tres países: Países Bajos (66.665 cargadores), Francia (45.751) y Alemania (44.538), según cálculos de la asociación europea de fabricantes de automóviles (ACEA, por sus siglas en inglés), que ha lanzado un mensaje a los gobiernos europeos para que aceleren el despliegue de puntos de recarga.

"Cualquiera que quiera comprar un coche eléctrico o de pila de combustible depende de tener una red de carga o de repostaje, esté en casa, en el trabajo o en la carretera. Ha llegado el tiempo de que los gobiernos de Europa den velocidad a la carrera por una movilidad más verde", señaló el director general de ACEA, Eric-Mark Huitema, en un comunicado.

Los fabricantes de automóviles recuerdan que para cubrir el objetivo de reducción del 50% de emisiones de CO₂ de los vehículos en 2030 serán necesarios 6 millones de puntos de carga eléctricos, lo que requerirá un importante esfuerzo respecto a los 225.000 disponibles actualmente.

Según el análisis de los fabricantes, realizado a partir de los datos del Observatorio Europeo de Combustibles Alternativos, estos 3 países concentran el 70% de los puntos de carga pese a suponer apenas el 23% de la superficie de la UE. Sin embargo, el 77% del territorio de la Unión apenas cuenta con menos de un tercio de los cargadores instalados.

Facilitar la carga en casa es un paso clave para impulsar el coche eléctrico, según un estudio de la startup española Wallbox

Tanto es así, que los fabricantes europeos ya hablan de una "carretera de dos vías" o una Europa de dos velocidades, entre los países económicamente más fuertes como Alemania, que acumula el 19,9% de los cargadores de todo el territorio de la Unión, y los más débiles, entre los que ubica a España. "Países con una importante superficie pero un PIB más bajo, como Polonia (0,8% de los cargadores) o España (3,3%) podrían quedarse atrás", asegura el comunicado de la ACEA.

Cargadores de coches eléctricos en la UE por país, según la ACEA
Cargadores de coches eléctricos en la UE por país, según la ACEA

ACEA

España es, según los datos de los fabricantes europeos, el séptimo país de la UE por la proporción del total de puntos de carga instalados, ya que tiene el 3,3%, lo que supondría unos 7.425 puntos de carga. Esto ubica a España por detrás de Países Bajos, Francia, Alemania, Italia, Suecia, Bélgica y Austria, aunque por superficie es el 12,5% de la UE, el segundo país de la Unión solo por detrás de Francia.

Según la base de datos de puntos de recarga de Electromaps, propiedad del fabricante español Wallbox, en España hay unos 7.814 puntos de carga entre todos los tipos de infraestructuras, lo que supone unos 20.604 conectores. La patronal de fabricantes de coches Anfac amplía esa cifra a 8.500 puntos y reclama que se amplíen a más de 45.000 antes del final de año 2022.

Entre las compañías energéticas que ya han anunciado despliegues de puntos de recarga en España están Naturgy (1.100 cargadores), Iberdrola (150.000 entre hogares, empresas y vía pública), Endesa (108.000 entre públicos y privados), Repsol (1.000) y EDP (200)

LEER TAMBIÉN: La empresa española de cargadores de coches eléctricos Wallbox saldrá a la Bolsa de Nueva York mediante una SPAC, una operación con la que espera obtener 330 millones de dólares

LEER TAMBIÉN: 2026 será el año en el que se igualará el coste de producir un coche eléctrico con el de combustión, según un reciente estudio

LEER TAMBIÉN: La factura medioambiental del coche eléctrico de la que no se habla: el impacto climático de sus materiales es mayor porque tienen más peso, debido a las baterías

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID