Pasar al contenido principal

El nuevo dron de combate 'invisible' de Rusia acaba de completar el primer vuelo de su historia

El presidente ruso Vladimir Putin contempla unas maniobras del ejército ruso.
El presidente ruso Vladimir Putin contempla unas maniobras del ejército ruso. Alexei Nikolsky, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP
  • El nuevo e 'invisible' Su-70 Okhotnik-B (Hunter-B), un dron de combate de gran potencia, ha completado su primer vuelo, según ha revelado el Ministerio de Defensa ruso.
  • El primer vuelo duró 20 minutos, durante los cuales el dron voló a una altitud de 600 metros antes de aterrizar con éxito, según han informado los medios de comunicación estatales rusos.
  • Las fotos del Okhotnik aparecieron por primera vez en Internet en enero, y luego se volvió a dejarse ver en una línea de vuelo en imágenes de satélite realizadas en mayo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El nuevo e 'invisible' Su-70 Okhotnik-B (Hunter-B), un dron de combate ruso de gran potencia, ha completado con éxito su primer vuelo, según ha revelado el Ministerio de Defensa ruso.

El primer vuelo, que tuvo lugar en un aeródromo militar durante el pasado fin de semana, duró 20 minutos, según ha informado TASS, una agencia de noticias estatal pública, citando un comunicado de prensa del Ministerio de Defensa. "El vehículo aéreo pilotado por un operario realizó varios círculos alrededor del aeródromo a una altitud de 600 metros y luego aterrizó con éxito", dice el ministerio.

No está claro dónde se llevaron a cabo las pruebas, pero las imágenes de satélite de mayo mostraron al dron sobre la línea de vuelo de un aeródromo cuando el presidente ruso Vladimir Putin visitó el Centro Estatal de Pruebas de Vuelo 929 de Oremburgo en la región de Astracán el pasado 14 de mayo.

Los medios de comunicación estatales rusos anunciaron los planes para el primer vuelo del avión en mayo, revelando que ocurriría en algún momento de julio o agosto. Una fuente de la industria aeronáutica aseguró a TASS que el primer vuelo tendría lugar en la fábrica de aviones de Novosibirsk.

El dron, un producto de la Oficina de Diseño de Sukhoi con forma de ala volante, es bastante grande, pero tiene un rastro de radar bajo, según los medios de comunicación estatales rusos. "El dron está equipado con equipos para actividades de reconocimiento óptico-electrónicas, de radioingeniería y de otro tipo", según informa la agencia TASS.

Leer más: Los soldados del ejército de los Estados Unidos pronto estarán armados con estos revolucionarios drones que caben en la palma de tu mano

Algunos analistas han expresado dudas sobre la capacidad de sigilo del avión teledirigido ruso, sugiriendo que si bien su forma ofrece algunas ventajas, el avión podría ser detectable por detrás debido a la boquilla expuesta del motor, tal vez un defecto del prototipo que se corregirá a medida que Rusia siga adelante con este proyecto. Al parecer, Rusia va a la zaga de los Estados Unidos en tecnología de ocultamiento, incluyendo los materiales recubiertos diseñados para reducir la detección de las aeronaves en los radares.

Las primeras fotos del Okhotnik, también conocido como el Cazador, aparecieron en Internet en enero, cuando se publicaron fotografías que mostraban al vehículo aéreo de combate no tripulado siendo remolcado en lo que el blog The War Zone sospechaba que era probablemente la Planta de Producción de Aviones de Sukhoi en Novosibirsk.

Las fotos de la línea de vuelo que aparecieron en mayo llevaron a los analistas a la conclusión de que el Okhotnik tiene una envergadura de unos 15 metros, lo que lo hace más o menos tan grande como el dron de Tian Ying en China o el dron experimental X-47B en Estados Unidos, según informa The National Interest.

Y además