Pasar al contenido principal

Los accidentes del 737 Max arrastran a Boeing a sus primeras pérdidas anuales desde 1997

Un grupo de aviones Boeing 737 Max permanecen retenidos en el aeropuerto de Seattle (EEUU)

Reuters

  • Boeing presenta unas pérdidas de 636 millones de dólares (en torno a 577 millones de euros) en 2019, las primeras que registra desde 1997.
  • En el cuarto trimestre del año pasado, ha obtenido unas pérdidas de 1.010 millones de dólares (unos 916 millones de euros), frente al beneficio de más de 3.400 millones de dólares (algo más de 3.000 millones de euros) que consiguió hace 12 meses.
  • Los ingresos de Boeing en 2019 se han reducido un 24% interanual hasta los 76.500 millones de dólares (sobre 69.500 millones de euros), aunque en el cuarto trimestre cayeron un 37%, situándose en 17.900 millones de dólares (cerca de 16.250 millones de euros).
  • La compañía atribuye este resultado a la crisis del 737 Max, el modelo que permanece bloqueado en más de 50 países tras sufrir 2 accidentes mortales en 2018 y 2019.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras 22 años consecutivos registrando beneficios interanuales positivos, Boeing ha presentado sus primeras pérdidas en 2019. Así, la empresa aeroespacial ha perdido el año pasado 636 millones de dólares (en torno a 577 millones de euros), que contrastan con el beneficio de 10.460 millones de dólares (sobre 9.500 millones de euros).

Estas son las primeras pérdidas anuales que registra Boeing desde 1997 y las cuartas en sus 104 años de historia. Sin embargo, los resultados de los trimestres anteriores ya han ido anticipando el desplome en las cuentas del gigante estadounidense de la aeronáutica, que ha llegado a registrar en el segundo trimestre las mayores pérdidas de su historia

Leer más: La UE, Reino Unido, China y otros países han decidido dejar en tierra al Boeing 737 Max 8 tras el accidente de Etiopía: aquí tienes la lista completa de países y aerolíneas

En lo que respecta al cuarto trimestre del año pasado, Boeing ha obtenido unas pérdidas de 1.010 millones de dólares (unos 916 millones de euros), frente al beneficio de más de 3.400 millones de dólares (algo más de 3.000 millones de euros) que consiguió hace 12 meses.

El presidente y CEO de Boeing, David Calhoun, que lleva menos de un mes en el cargo, ha atribuido este resultado a la crisis del modelo 737 Max, cuyo uso ha sido bloqueado por la UE y más de 50 países tras haber sufrido 2 accidentes graves en 2018 y 2019 que costaron la vida a más de 340 personas.

En un comunicado, Calhoun ha reconocido que su compañía tiene "mucho trabajo por delante" y ha asegurado que están centrados en conseguir que el 737 Max vuelva a operar "de manera segura y restaurando el largo historial de confianza que la marca Boeing ostenta entre el público". Además, el CEO de Boeing, ha destacado la fortaleza de su cartera general de negocios como un factor clave para contar con la liquidez necesaria para "continuar el proceso de recuperación exhaustivo y disciplinado".

El impacto de la crisis del 737 Max, que Boeing ha estimado en un total de 19.000 millones de dólares (sobre 17.200 millones de euros), se refleja  en los resultados de fabricación de aviones, tras entregar en 2019 un 53% menos de aparatos que en 2018, pasando de 806 a 380. Esto ha supuesto unas pérdidas en este segmento de 6.650 millones de dólares (algo más de 6.000 millones de euros) frente a las ganancias de 7.800 millones de dólares (sobre 7.000 millones de euros) de 2018.

Leer más: La respuesta de Boeing ante la crisis del 737 Max ha confundido y asustado tanto a la gente que hace difícil creer sus disculpas, según consideran los expertos

Por otra parte, Boeing ha cifrado en 2.600 millones de dólares (unos 2.360 millones de euros) el coste de compensar a los pasajeros afectados por la prohibición de vuelo del 737 Max en la UE, EEUU y unos 50 países. Además, el importe de producir este modelo se ha incrementado en 2.600 millones durante 2019 y la compañía acumula ya 400 aviones 737 Max en EEUU a la espera de ser entregados a sus clientes.

De cara a 2020, tras haber suspendido temporalmente la producción del 737 Max a principios de año, Boeing espera que el coste derivado de esta crisis se eleve en 4.000 millones de dólares (en torno a 3.600 millones de euros). David Calhoun ha señalado que esta suspensión concluirá en 2 o 3 meses, sin esperar a recibir la autorización para volver a operar por parte de los reguladores de EEUU y los demás países que han prohibido al 737 Max sobrevolar su espacio aéreo.

Y además