8 características de la cocina italiana de verdad que no tienen nada que ver con cómo se cocina en España

tortellini

Getty Images

La cocina italiana es una de las mas reconocidas y amadas a nivel mundial, pero del mismo modo que es acogida por todos, también se va desvirtuando su esencia original. 

En España, por ejemplo, se cometen algunas atrocidades como poner nata a la carbonara, que es la más común, cocinar demasiado la pasta o poner muchísimos ingredientes a las pizzas, cosas que nada tienen que ver con cómo se cocina en Italia. 

Cómo conservar los diferentes tipos de queso para que duren más tiempo

Estas son las características de la cocina italiana original (y que, a veces, se hacen mal en España):

1. Usar hierbas frescas

Es cierto que cuando cocinas en casa comida italiana lo más sencillo es tener especias secas o en polvo porque se mantienen mejor, pero una verdadera pizza italiana no llevaría el orégano seco como se hace España. 

En Italia, se apuesta por las hierbas frescas que aportan grandes aromas y sabores sin entorpecer a otros, la más típica la albahaca que también se utiliza en pastas. 

2. Pocos ingredientes

Los verdaderos platos italianos depositan su confianza en pocos ingredientes, no hay más que ver el ejemplo de la pizza margarita: tomate, mozzarella fresca y albahaca.

Lo que es España sería una pizza aburrida, allí es uno de los clásicos best sellers. En vez de recargar el plato con muchos ingredientes se intenta potenciar el sabor de unos pocos que sean de gran calidad y en su mayoría naturales. 

3. No hay exceso de ajo

Pese a que en la cocina italiana hay un uso muy extendido del ajo, no se usa para que se sea el sabor principal y se cuida mucho que equilibre la receta. 

Ni qué decir tiene que en ningún lugar que se precie en Italia te van a poner el famoso pan de ajo gratinado como entrante, como se hace aquí en algunos restaurantes. Sí que se prepara el pan de ajo, pero dista bastante de nuestra reinterpretación.

4. ¿Qué es el pepperoni?

Si no lo has pedido, al menos, habrás leído este ingrediente en alguna carta de un restaurante, aunque probablemente no fuera italiano de verdad. 

Este pepperoni que tú conoces como una especie de chorizo picante, pero en italiano se refiere al plural de la papalabra peperone (pimiento). Así que sí, tal y como te estabas oliendo el pepperoni es un invento estadounidense como muchos otros (la piña en la pizza).

5. El cocinado en el tamaño adecuado

Hacer pasta es casi como un ritual y debe tener todos sus componentes en orden, cada uno con la importancia que merece. Y las cacerolas y sartenes de calidad son imprescindibles cuando cocinas comida italiana no iba a ser menos. 

Las herramientas de cocina son imprescindibles para la calidad de los platos y en el cocinado de la pasta más, ya que en italia se termina de cocinar la pasta dentro de la propia sartén, esto quiere decir que debe caber ahí dentro sin problema. 

Además, cuando se hierve la pasta también debería estar en un recipiente adecuado para esa cantidad, para evitar que no se pegue. Porque no, el chorrito de aceite de oliva que le ponemos los españoles no sirve para nada.

6. La pasta al dente

En España lo que se considera al dente ni siquiera lo es, se toma la pasta bastante blanda en comparación a cómo se hace en Italia. 

Aún así, un consejo del chef Chad Huff del restaurante Marisi, es que no cuezas la pasta hasta el final en la olla, sino que la dejes al 90%, y después se terminará de hacer en la sartén cuando la pases con la salsa. 

7. El agua de cocción es ese ingrediente secreto

En cualquier salsa el agua de cocción es imprescindible ya que puede ayudarte a corregir o dar textura a tu plato. Por ejemplo, es un ingrediente principal de la salsa carbonara. 

No vale otro tipo de agua ya que durante la cocción la pasta va soltando ese almidón que es el responsable de que la salsa quede tan suave. No es necesario poner mucha agua ya que podría aguaría el plato, con un poco que ayuda a remover y ligar la sala es suficiente. 

8. No todas las pastas llevan queso

Por favor, esto es algo importante: no tienes que ponerle queso a una pasta que objetivamente no necesita queso. Ocurre mucho con los platos de pasta de marisco o pescado. 

Si antes se hablaba de ese minimalismo tan característico de la cocina italiana, no se puede embadurnar todo con queso rallado y más, si en este caso, es fuerte como un parmesano o un pecorino. Deja que los sabores protagonistas y los alimentos de calidad destaquen.

Otros artículos interesantes:

La mejor receta de pasta boloñesa, según expertos

Las mayores atrocidades que cometes con la comida italiana, según los italianos: ni siquiera la pizza con piña es el mayor pecado

Te recomendamos