Pasar al contenido principal

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría de la gente desconoce

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce

Vicente Cano

Hay por lo menos 8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce y no me refiero a poder viajar gratis gracias a la red de supercargadores o a ir sentado en un coche eléctrico de 500 km de autonomía. Bueno, en realidad, tras probar un Model X y un Model S en las últimas semanas, debo decir que a la autonomía de los Tesla le sucede más o menos lo mismo que a la de cualquier coche. 

Y esto es que no solo depende de cómo sea tu estilo de conducción, sino de las circunstancias climáticas. Ahora, en verano, al llevar el aire acondicionado encendido, el consumo de los coches sube bastante y esto es mucho más perceptible en los que van con baterías, pasa algo menos quizá en los Tesla, pero también sucede: recorres 85 km y la autonomía baja en 100 km. 

Leer más El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará a su paso el aire del centro de Madrid

Pero hasta aquí, todo normal o mejor dicho, lo esperado. Por que las 8 cosas los coches de Tesla que la mayoría de la gente no conoce, quizá te parezcan demasiado anecdóticas en algún caso, pero a los que los conducen todos los días seguramente no.

1. El Autopilot no será un piloto automático, pero viene de perlas

En contra de otras opiniones, tras haberlo probado en un Tesla Model S y en un Model X, debo decir que el modo Autopilot de Tesla me ha parecido muy bueno. Teniendo en cuenta que no es un piloto automático lo que Tesla tiene, por supuesto, sino un asistente de conducción que mantiene al coche en el carril, frena si el de delante hace lo propio y hasta gira, y que todo lo hace con suavidad, es una colosal ayuda para las mañanas en las que vas al trabajo en medio de un atasco.

2. Si conduces un Tesla, dispones de aparcamientos en sitios privilegiados

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce
Aparcamiento de Tesla en la Plaza de Colón, Madrid.

Vicente Cano

Los Tesla son coches de 0 emisiones, y como tales, puedes aparcarlos en la calle en ciudades como Madrid o Barcelona sin pagar el servicio de estacionamiento regulado. Pero además, Tesla tiene al menos un aparcamiento en cada ciudad en la que abre concesionarios al que los propietarios pueden acceder como otros cargadores en destino de la red de Tesla. En algunos, como el de Madrid —que está céntrica en la Plaza de Colón a 100 m de la milla de oro de la capital—, además, puedes cargar el coche gratis también.

3. Si tu Tesla tiene un fallo, se arreglará con un parche de software, seguramente

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce
Actualización disponible en mayo para el Model X.

Vicente Cano

Tesla ofrece actualizaciones gratuitas de por vida sobre sus modelos, estas a veces son nuevas funciones y otras cuestiones que el usuario puede no llegar ni a percibir. La última, la versión 8.1 de su software, por ejemplo, permite que el autogiro esté disponible hasta los 150 km/h. También hubo otra que mejoró el rendimiento de las baterías a baja temperatura. Sin embargo, hay algunos problemas que la marca tiene detectados cómo arreglar con una actualización de software, lo que lo convierte en el único fabricante que hace reparaciones en remoto.

4. Los Tesla son coches eléctricos, pero llevan ruedas de deportivo

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce

Vicente Cano

Es una costumbre que se adquiere tras probar muchos coches: empiezas mirando qué ruedas llevan. En el 99,99% de los coches ecológicos lo que te encuentras son ruedas de baja fricción, con las que se puede llegar a consumir un 0,1 l/100 km menos. Sin embargo, en el caso de los Tesla, los zapatos son de lo mejorcito, como los deportivos o las berlinas de gama más alta, unos Michelin Pilot Supersport que pueden fácilmente pueden costar 250 euros la pieza. Si tienes un Tesla y no quieres gastar en ruedas, ojo con el acelerador. 

5. La tapicería de los asientos es suave, pero no es de cuero

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce

Vicente Cano

Hace un año que Tesla anunció que dejaría de usar piel en sus coches y hoy los que vende ya no implican la muerte de animales, cosa que a los animalistas les encanta conocer. Y después de conducir un Tesla Model X y un Model S en verano, debo decir que tampoco echas de menos la piel natural, el material sustitutivo es igual de suave y bastante fresco y aunque habría que probar qué tal le saldrán las manchas que suelen generar los niños, eso no he llegado a probarlos.

6. Todos los coches de Tesla tienen dos maleteros

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce

Vicente Cano

Como el motor ocupa bastante poco espacio y las baterías están a lo largo del suelo, todos los Tesla tienen dos maleteros, al frontal le llaman frunk, por eso de front y trunk en inglés, y resulta que tiene bastante espacio disponible, sobre todo en el caso del Model X. Lo que todavía no sé es para qué funciona el pequeño botón que hay dentro... para abrirlo no será, supongo.

7. En el interior de un Tesla solo te encontrarás con un botón y no es para nada del otro mundo

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce

Vicente Cano

El interior de los coches de Tesla es minimalista, sobre todo en lo que a botones te refieres. Y como no hay huecos portaobjetos en las puertas —para mí, un fallo importante—, al final, puedes dar por hecho que tampoco hay guantera. Sin embargo, sí la hay, y justo se abre con el único botón que hay en todo el salpicadero de un Tesla.
 

8. Es casi imposible golpear un Tesla al aparcar

8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría desconoce

Vicente Cano

Las últimas versiones de los coches de Tesla pueden aparcarse desde fuera del coche desde la app disponible para gestionarlo con el teléfono. Es un sistema que funciona bien, pero solo es útil para estacionamientos en lugares muy estrechos, pero lo que usas todo el rato cuando conduces un Tesla y te das cuenta de que lo que tiene es un calculador de espacio que te muestra en centímetros la distancia que hay con los obstáculos. Espectacular y extraordinariamente preciso —lo medí con un metro y lo clava—. 

Y además